<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Nov 25, 2019 10:58:00 PM

Por qué ser positivo te ayudará en la crianza

Decir "no" es una parte del trabajo de ser padre.

Con algunos grupos de edad (sí, grupos tan dispares como niñas de dos años y adolescentes de catorce años) podría parecer que el “no” debe quedarse en grabación automática. Es agotador, sin mencionar que resulta decepcionante a nivel personal rechazar continuamente las solicitudes de una niña.

Antes de tener hijas, uno probablemente se haya jurado que no sería esa persona que siempre dice que no. Pero el “no” está bien, siempre y cuando uno sea capaz de decir que sí también.

El “no” nace de buenas intenciones (deseas que las niñas se mantengan seguras, por lo que “No, no puedes quedarte afuera tan tarde” es razonable dentro de las circunstancias correctas).

El “no” también nace de enseñar a las niñas a encajar (“No puedes encerrarte en tu habitación mientras tenemos familiares y amigos aquí”). El “no” surge de la fuerza de voluntad (dije que no a tu solicitud ayer, y así hoy, y mañana del mismo modo), pero puede desvirtuarse debido a tener que utilizarlo una y otra vez..

Sin embargo, hay poder en decir que sí. El “sí”, de hecho, le da legitimidad a tus nos. Si nunca pronuncias “sí”, entonces “no” se volverá agotador cuando lo escuchen las niñas. El “sí” es capaz de desarrollar muchas cualidades deseables en las niñas y promover una autonomía considerable siempre que se empleé con sabiduría.

Contenido relacionado: Padres de familia: El pilar más importante en la educación

A continuación te mostramos cómo:

El “sí, cuando...” promueve responsabilidad

Un sentido de responsabilidad personal es un rasgo maravilloso a ser cultivado en niñas y jóvenes. Una manera simple de promover responsabilidad es agregando una condición a tu “sí”. Añadirle 'cuando' a la oración enseña a las niñas que las cosas buenas de la vida generalmente vienen acompañadas de alguna condición.

“Sí, puedes quedarte afuera hasta que anochezca cuando me demuestres que sabes comportarte de manera responsable al jugar con tus amigas”.

O “Sí, puedes jugar con tus juguetes cuando hayas guardado los últimos que sacaste para jugar”.

Contenido relacionado: La virtud del orden

"Sí, si..." motiva a emprender buenas tomas de decisiones

Las niñas independientes pueden tomar sus propias decisiones y también sobrellevar las consecuencias de sus decisiones. Aliéntalas a tomar sus propias decisiones con la palabra ‘si’ agregada prudentemente a cualquier sí que responda a solicitudes suyas.

“Sí, puedes salir a jugar si crees poder llegar a casa a tiempo”.

“Sí, puedes tener el juguete que quieres si estás dispuesto a pagarlo”.

Debes asegurarte de que las niñas se atengan a las consecuencias de cualquier mala decisión suya para que esta estrategia surta efecto.

“Sí, y...” conlleva una mentalidad generosa.

En esta era de consumo constante, puede ser desafiante inculcarles un sentido de generosidad a las niñas. Conviene alentar a los padres, tanto como sea posible, a adoptar una mentalidad generosa, desde que tus hijas están en edad temprana, para que las niñas piensen en términos de cómo pueden contribuir al bienestar de los demás. Agregar un 'y' a tu sí le enseñará a pensar en “nosotros” y no en “yo”.

“Sí, puedes ir a la casa de tu amiga y puedes dejar a tu hermana pequeño en la casa de su tía, de camino”.

“Sí, puedes comer pastel y también puedes cortarle un pedazo a tu madre”.

Usa sabiamente tu habilidad de crianza

Ser padre te coloca, quieras o no, en una posición de poder. Se vuelve fácil usar dicho poder para decir que no. Es más difícil, pero más efectivo a largo plazo, no obstante, buscar un equilibrio entre decir “no” y decir “sí”, y al hacerlo, las niñas desarrollarán mayor autonomía como consecuencia.

Accede al blog del Colegio Paseo para encontrar un gran variedad de consejos que te ayudarán a guiarte sobre cómo puedes mejorar la crianza de tus hijas, propiciar buenos hábitos de estudio, reforzar la comunicación en la familia, entre muchas otras cosas. Entra al siguiente enlace:

BLOG >

positividad-ninas-1

También podría interesarte:

 

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda