<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Dec 16, 2019 9:17:00 PM

Padres y maestras, pilares para una educación de calidad

Ser padre e involucrarse con la dimensión académica de una hija puede resultar una experiencia abrumadora: toda la jerga de los maestros y los programas escolares, más las toneladas de datos que llegan con los resultados de exámenes y demás calificaciones, sin mencionar los interminables recordatorios y formularios para firmar.

¡No sería de extrañar que te sintieras un tanto perdido y confundido!

Podrías pensar que apenas has logrado mantener la cabeza fuera del agua al intentar manejar los asuntos de la escuela de tu hija. La buena noticia es que no estás solo. Muchos padres también se sienten exactamente de la misma manera.

¡La mejor noticia es que cuentas un aliado y un sistema de respaldo integrados! Establecer una conexión positiva con la maestra de tu hija puede tener un impacto significativo en sus resultados escolares. Como beneficio adicional, ¡tu hija también percibirá dicho impacto en el hogar!

¿Por qué los padres deberían hacer equipo con las maestras?

Podría parecer que escuela y hogar son dos ámbitos separados. Se superponen mediante la tarea diaria o en eventos escolares, pero, de otro modo, existen separadamente. En un mundo ideal, esto debería ser diferente. ¡Desde el hogar y desde la escuela se debería trabajar en conjunto para que tu hija tenga éxito!

Cuando padres y maestras hablan o se envían correos electrónicos regularmente, todos buscan los mismos objetivos. Esto significa que están listos para actuar con rapidez en caso de que haya preocupaciones serias.

Trabajar en equipo con la maestra de tu hija también implica que los padres contarán con un recurso adicional. Es más fácil comprender los resultados de exámenes u otros asuntos escolares al serte posible mandar un correo electrónico amigable o tener una reunión rápida.

¡Formar un equipo sólido de padres y maestras será la mejor estrategia para ayudarle a tu hija a ser exitosa en la escuela!

Contenido relacionado: La escuela, institución que ayudará a definir el éxito personal y profesional de tu hija

¿Cómo pueden conectarse padres y maestras?

Todo comienza con una comunicación abierta, profesional, respetuosa y regular.

Cuando inicie el ciclo escolar, envíale un correo electrónico breve a la maestra. Expresa tu entusiasmo o tu perspectiva positiva acerca del nuevo año escolar. Pregunta en qué puedes brindar apoyo. Comparte uno o dos enunciados sobre tu hija, como consejos o trucos óptimos que maestras anteriores hayan usado con ella.

Acostúmbrate a enviar un correo electrónico con un tono amigable varias veces al mes. Hazle saber a la maestra que consideras su arduo trabajo. Muéstrale alguna lección o proyecto que tu hija haya completado recientemente. Comenta alguna lectura o lección que ella esté disfrutando.

Mantener esta rutina de comunicación positiva hará que se vuelva más fácil abordar situaciones difíciles.

¿Qué sucede cuando sucede algo "malo"?

Cuando te veas en la necesidad de preguntarle a la maestra sobre algo más preocupante, como calificaciones bajas o problemas de comportamiento, explícalo breve y profesionalmente. Apégate a los hechos y no te pongas emocional respecto al mensaje. Si tu inquietud es mayor, solicita una reunión para que hablen juntos.

Contenido relacionado: Cómo hacer que tu hija tenga buenos modales en la escuela

Ya has creado una conexión positiva con la maestra, por lo que te será más sencillo sostener conversaciones honestas. Los padres que han establecido una buena relación de trabajo en la escuela a menudo descubren que obtienen más información o atención de la maestra.

Las maestras que sienten apoyo e interés de parte de las familias de sus alumnas se encuentran más dispuestas a ser flexibles u ofrecer mayor asistencia.

¿Cómo ayuda esto a mi hija?

Las maestras tratan directamente con tu hija durante una buena parte de sus horas de vigilia. Notan pequeños cambios en el estado de ánimo o en el desempeño académico. Será conveniente que la maestra se sienta cómoda al acudir contigo para comentarte sus observaciones, incluso cuando lo que haya percibido no sea motivo de júbilo.

Cuando una maestra puede expresarse con franqueza hacia los padres sobre situaciones no tan buenas, ello servirá a todos para que se propongan soluciones y planes más rápidamente. La maestra se sentirá en confianza para ofrecer más opciones especiales o compartir servicio adicional de apoyo.

Los padres que fomentan relaciones respetuosas con las maestras se sienten más seguros en torno al ámbito escolar. Estarán dispuestos a mantenerse firmes o a probar tácticas nuevas porque han hablado abiertamente con la maestra sobre sus opciones. Así, por medio de la cooperación activa entre hogar y escuela, será más probable que tu hija tenga acceso a los servicios o recursos que necesite.

Elegir la mejor escuela para que tu hija estudie no será una tarea fácil, pues querrás lo mejor para su futuro, además de que pasará algunos años allí. El siguiente checklist te da la oportunidad de considerar y evaluar los aspectos más importantes para que dicha elección te resulte más sencilla.

Nueva llamada a la acción

padres-y-maestras

También podría interesarte:

Categorías: Colegio Paseo Esmeralda