<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Apr 15, 2019 6:14:00 PM

El método Loci para mejorar la memoria de tu hija.

Hay momentos en que aprender se siente como si fuera algo muy sencillo. A veces, por el contrario, podrías sentir que es muy difícil, por lo que cualquier cosa nueva que memorizaras ya sería una ganancia. En ocasiones, sin embargo, resulta útil buscar una ruta alternativa a través del camino. Construir un “palacio de la memoria” podría ser una de esas herramientas a considerar. Puede que sea la herramienta que tu hija necesita.

Antes cuando no se tenía el tiempo suficiente para escribir demasiado, las personas tenían que emplear diferentes técnicas para recordar cosas importantes. Una de las técnicas que utilizaron fue el llamado “palacio de la memoria” o, bien, el método de Loci. En esta técnica, las personas idean inmensos palacios imaginarios en su mente, y los llenan con las cosas que desean comprometer en la memoria. Mientras caminan por las habitaciones, mentalmente, deben recordar todo lo que han colocado allí.

Se dice que Cicerón usó esta técnica para memorizar largos discursos. Los monjes la usaban para memorizar pasajes de las escrituras. Se supone que que se originó con el poeta griego Simónides, que había asistido a un banquete. Cuando salió de la sala, trágicamente, ésta se derrumbó detrás de él. Al recordar dónde había estado sentada la gente durante el banquete, en los días siguientes, pudo recordar la ubicación o el lugar de cada persona para el beneficio de sus seres queridos.

Hoy hablaremos sobre cómo enseñarle a tu hija a construir un mini palacio de memoria. Es una técnica de aprendizaje extremadamente efectiva que cualquiera puede aprender a usar.

Comienza por escoger el palacio.

El mejor lugar para comenzar es uno que la niña conozca bien. Su casa, o su habitación, pueden funcionar bien. Aunque decididamente no sea (al menos en nuestro caso) un palacio, por conocerlo tendrá la mejor oportunidad de apoderarse de los recuerdos.

Enséñale cómo acceder a su memoria visual.

Haz preguntas como "¿cuántas ventanas hay en tu habitación?", o ¿cuántas puertas hay en tu casa?". Incítala a pensar en cómo se ven para que pueda recordar. Para conocer las respuestas a estas preguntas, tendrán} que recorrer mentalmente la habitación o la casa. Explícale que está usando su memoria visual para observar esas cosas.

Empieza a colocar objetos.

Dile que jugará por un tiempo, en su mente, usando esta memoria visual. Proporciónale una imagen de lo que quieres que recuerden. Utiliza tarjetas de memoria de datos matemáticos simples, pero dicha técnica es fácilmente expandible a otras asignaturas: puedes elegir cualquier cantidad de cosas que deban asignarse a la memoria.

Pídele que tome una foto de un objeto con sus ojos y luego que lo pegue o coloque en un lugar específico de su habitación. Sugiérele que lo pegue frente al cajón de su cama, o que lo escriba mentalmente en su cabecera.

Asegúrate de que pueda verlo allí, incluso después de retirar la tarjeta, preguntándole qué se encuentra pegado en la parte delantera de su cama. Si no está allí, pídele que lo escriba o que realice una mejor fotografía.

Luego, prosigue y pega algunas cosas más en la habitación.

Al fondo de la puerta. En el techo, en el armario. Escribe las cosas en el marcador en la pared al lado de la lámpara o debajo de la almohada. Esto requiere trabajo mental, pero para algunas niñas se sentirá como un juego. 

Adjunta cada elemento que deba ser recordado específicamente a algún objeto en la habitación.

Promueve que recuerde.

A lo largo del día, pídele que recuerde los diferentes elementos pegados o escritos en su habitación o en la casa. “Mira la parte trasera de tu puerta, ¿cuánto es 7 × 3?” u “observa tu cajón: ¿cuánto es 8 × 3?” Espera a que se concentren, accedan a esa memoria visual y recuerden la respuesta.

La recuperación es importante cada vez que hagan esto, mejorarán el acceso a dicha información y se volverá más disponible.

El Método de Loci es una técnica extremadamente poderosa que se ha utilizado durante siglos, y es responsable de increíbles actos de memoria, tanto en términos de calidad como de cantidad.

Si bien tu hija puede comenzar con una escala pequeña, con su dormitorio o su casa, tal técnica ciertamente puede ampliarse e incrementarse a medida que crezca. Esta introducción está dirigida específicamente a una aplicación temprana y básica de la técnica. Hay formas mucho más complicadas del método, y puede expandirse para recordar discursos, pasajes de literatura o escritura, e incluso idiomas extranjeros completos. Muchos de nuestros campeones contemporáneos de memoria utilizan una forma ampliada de esta técnica en competiciones.

No podemos aprender por nuestras hijas, pero podemos enseñarles técnicas como éstas, u otras comprobadas que pueden implementar para usar sus cerebros con habilidad.

La memoria es una herramienta muy importante para el desarrollo de aprendizaje de tu hija. Hay cosas que simplemente deben recordarse con frecuencia, por lo que esta técnica le ayudará mucho a retener mejor la información y a poder procesarla de una mejor manera. Si te interesa que tu hija tenga éxito en la escuela, te dejamos 5 claves, que así como el método Loci, le facilitarán descubrir nuevas habilidades y tener mejores resultados. Entra y descárgalo.

5 claves para que tu hija tenga éxito en la escuela

Temas relacionados:

potenciar-la-memoria-de-los-ninos_articulo_landscape

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda