<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 55 3197 3684 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo May 21, 2021 4:05:00 PM

¿Cómo promover la educación en derechos humanos desde la niñez?

Antes de mencionar actividades, primero debemos abordar la cuestión de si las niñas pueden comprender el concepto de derechos humanos y en qué medida. Una educación sólida en derechos humanos para ellas implicaría que los padres tendrían cierta responsabilidad en inculcar este tema de una manera efectiva.

En la Declaración Universal de Derechos Humanos (Naciones Unidas 1948), que se aplica a nivel mundial, se establece que los estados tienen el deber de garantizar que uno de los objetivos de la educación (así sea a nivel escolar) consista en fortalecer el respeto y la comprensión de los derechos humanos y las libertades.

Pero, ¿qué prácticas pueden llevar a cabo los padres que promuevan habilidades específicas y modelen las actitudes de personas aún en la infancia? Los derechos humanos son conceptos abstractos con implicaciones prácticas cotidianas.

Esto apunta, no obstante, a que toda niña que ha comenzado una educación formal y mantiene relaciones sociales elementales ya es capaz de aprender los principios detrás de los derechos humanos.

Es posible que niñas más pequeñas no puedan captar semánticamente aún conceptos como dignidad, independencia o incluso libertad, pero sí pueden entenderlos en la práctica; por ejemplo, los principios rudimentarios de lo que es justo y lo que no.

Esto puede lograrse mediante actividades prácticas. A medida que las niñas crecen, podrán comprender definiciones y textos más formales que expliquen la naturaleza de los derechos humanos.

Actividades didácticas sobre derechos humanos para niñas

Volvamos a nuestra principal preocupación: ¿cómo enseñar derechos humanos a las niñas?

Además de encontrar recursos didácticos de alta calidad que consoliden sus conocimientos y les aporten lecciones memorables, las actividades prácticas podrían ser una manera poderosa de educar en derechos humanos a las niñas a través de la experiencia.

Éstas que compartimos a continuación pueden llevarse a cabo tanto en la escuela como en casa, con ayuda de los padres:

  • ¿Juego limpio? (niñas de 6 y 7 años)

Tal como sugiere el nombre, esta actividad tiene como objetivo que las niñas aprendan sobre la equidad y la justicia. Busca ilustraciones en el internet (dibujos o fotografías) en las que se muestren situaciones equitativas e inequitativas, y justas e injustas, de preferencia en un entorno social -aptas para su edad, desde luego.

Contenido relacionado: ¿Cómo enseñarle a tu hija el valor de la justicia?

Indícale a tu hija que observe detenidamente cada ilustración con el fin de que analice y describa por qué la situación presentada es justa o injusta. Contribuye con tu conocimiento para explicarle más a profundidad

  • Los derechos de los niños en sociedad (de 6 y 7 años)

Se trata de una actividad flexible que puede realizarse de diferentes formas, pero la idea principal es siempre la misma: enseñarles a las niñas sobre la importancia de los derechos humanos en la sociedad.

Un modo sencillo de llevarla a cabo es ayudándole a tu hija a identificar y nombrar los derechos humanos más fáciles de comprender para ella. Después, pídele que piense cuáles de éstos son importantes en un entorno social, como en la escuela o en un centro de convivencia.

La no discriminación (igualdad de trato), la seguridad y el derecho a la educación son algunos de los derechos más comúnmente nombrados. Discutan qué prácticas y reglas pueden garantizar que todos los niños disfruten de estos derechos.

Además, solicita ejemplos en los que no se respeten esos derechos y cómo pueden evitarse esas situaciones en el futuro. Finalmente, pueden discutir cómo se siente una persona cuando se violan sus derechos humanos, en un ejercicio de empatía.

  • Los derechos humanos en nuestro entorno (de 7 a 11 años)

Hemos mencionado que los derechos humanos son construcciones abstractas que las niñas podrían tener dificultades para comprender si no los reconocen en situaciones cotidianas. Para ayudar a tu hija a lograr esto, puedes pedirle que observe a las personas en la calle o a otros niños mientras caminan con sus padres.

Debe identificar algunas situaciones (tres, por ejemplo) en las que haya visto a personas disfrutar, negar o exigir sus derechos humanos básicos. Más tarde, pueden comentarlas. Procura darle ejemplos para que comprenda lo que buscan.

De forma alternativa, pueden encontrar imágenes de diferentes situaciones de la vida cotidiana. Dile a tu hija, entonces, que reconozca lo que está sucediendo y qué derechos se están disfrutando, negando o demandando.

  • Defender a los demás (de 7 a 11 años)

Desafortunadamente, muchas veces no es suficiente conocer nuestros derechos. Las niñas deben aprender que a medida que crecen deben saber cómo hacer frente a ciertas injusticias, tanto cuando esas injusticias son hacia ellas como hacia otras personas.

Los derechos humanos no significan nada si no los respetamos y les pedimos a otras personas que los respeten.

Primero, pídele a tu hija que proponga formas de hacer de un entorno social (escuela, parque, calle, hospital, etc.) un lugar más seguro y cómo podría protegerse a quienes no pueden protegerse a sí mismos. Esto también es útil para distinguir entre las reacciones agresivas y la búsqueda de soluciones a largo plazo.

Además, dile que escriba algo que la asuste o la haga sentir incómoda. Discutan estas cuestiones juntos y busquen soluciones. Trata de coincidir en puntos en común para que se dé cuenta de cómo podrían implementarse algunas de sus ideas.

Contenido relacionado: 3 recomendaciones para fomentar la conciencia social en tu hija

Conclusión

Los derechos humanos son un tema fundamental que los padres deben tener cuidado de no pasar por alto, aunque puedan ligarse a otros temas más generales.

Son muchas las implicaciones que generalmente surgen más adelante en la vida como consecuencia indirecta de las personas que no respetan los derechos humanos de otras.

Cada vez más, en varios países se les asigna mucha responsabilidad a los maestros y los padres que educan en el hogar, lo cual es más desafiante de lo que parece. Confiamos en que este artículo contiene contexto suficiente para abordar este problema.

Parte de nuestro objetivo en la primaria del Colegio Paseo es que nuestras alumnas construyan las bases para desarrollar buenos hábitos y valores. Agenda una cita con nosotros y resuelve cualquier duda sobre nuestra formación:

Haz tu cita AQUÍ >

También podría interesarte:

Categorías: Colegio Paseo Esmeralda, Aprendizaje de niños

Escrito por Colegio Paseo