<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Aug 27, 2019 2:51:00 PM

Cómo hacer que tu hija tenga buenos modales en la escuela

Con decenas de niñas inquietas reunidas bajo un mismo techo, no es de extrañar que las escuelas sean lugares donde a menudo se olviden los buenos modales. Pedimos a los expertos en educación que compartan consejos para que las niñas mantengan sus modales en todo momento durante el día escolar.

Si bien es posible que tus hijas ya estén familiarizadas con sutilezas básicas, como decir "por favor" o cubrirse la boca al estornudar, el patio de la escuela eleva la vara de las expectativas de comportamiento. Las niñas pasan aproximadamente un tercio de su día en la escuela, por lo que es importante que los modales no se den por sentado cuando los padres se hallen ausentes.

Los buenos modales le proporcionan a una niña la confianza para enfrentar cualquier cosa y sentirse cómoda. Aquí, abordamos la clase de comportamiento que debes promover en tu hija y los modales que debe practicar en la primaria con el objetivo de que se encuentre preparada para la vida después de la escuela.

Comportamiento deseable en la escuela

Si bien las reglas varían según la maestra, ciertos modales siguen siendo los mismos independientemente de la configuración de la clase. Estos modales se extienden más allá de decir "por favor" y "gracias" a los demás. Al interactuar con las maestras, las niñas deben escuchar con atención, levantar la mano antes de participar durante las lecciones, hacer contacto visual y ser educadas al hablar.

Los niñas también deben tratar bien a sus compañeras al escucharlas cuando hablen, al considerar su espacio personal y sus pertenencias, y al cubrirse la boca al toser. Respetar el aula, un espacio comunitario destinado a ser disfrutado por todas, es otra forma de practicar buenos modales; las niñas pueden hacer esto manteniendo el espacio ordenado.

Para todo quehacer existen comportamientos igualmente importantes que las niñas deben mantener: no mentir, no hacer trampa (pero confesar si te atrapan), no gritar, no interrumpir, no poner los ojos en blanco, no burlarse de las demás por ser diferentes (en vestimenta o habla). Independientemente de las reglas específicas de la clase, es esencial que las niñas las sigan por respeto mutuo y a su maestra.

Contenido relacionado: 9 razones por las que no hay que mentir a los padres ni a las amigas

Comportamiento deseable respecto a la tecnología

Cuando de tecnología se trata, lo primero y lo principal consiste en enseñar a las niñas que la tecnología es un privilegio, no un derecho. Lo segundo es ayudarlas a practicar el autocontrol: no permitas que tu hija utilice algún dispositivo electrónico en lugar de pasar tiempo con una persona. Es de mala educación dividir la atención.

Al comunicarse a través de la tecnología, las niñas nunca deben escribir nada (en el teléfono, en correo electrónico o en sitios de redes sociales) que no dirían a la cara de alguien. Si tu hija tiene la capacidad de usar tecnología, enséñale desde edad muy temprana, que cualquier cosa que publique puede ser vista por cualquier persona en cualquier momento y puede permanecer allí permanentemente.

Cómo puedes inculcar buenos modales

Practica la "regla de oro" de la paternidad. Como padre o madre, es tu responsabilidad conocer las reglas del aula y de la escuela. Sin importar pautas específicas, ayuda a tu hija a practicar buenos modales al dar el ejemplo. Las palabras son buenas, pero deben respaldarse con acciones.

Nunca te muestres demasiado ocupado para mostrar buenos modales. Tómate el tiempo para ser un vecino confiable, no chismorrear sobre los demás, respetar las opiniones de tu hija, estar presente en la mesa y dejar tu teléfono inteligente en otra habitación. Siempre sé el tipo de persona que quieres que sea tu hija.

Establece expectativas claras. Explica claramente tus expectativas sobre buenos modales y ayuda a tu hija a practicarlas hasta que desarrolle un buen hábito. Reconoce sus modales y dale recordatorios amables sobre cómo mejorarlos. Refuerza los buenos modales hasta que se conviertan en una segunda naturaleza.

Identifica áreas problemáticas. Sostén conversaciones casuales con tu hija para hablar sobre lo que sucede en la escuela. Pregúntale cómo ciertas situaciones la hacen sentir a ella y a sus compañeras. Si no puedes lograr que confíe en ti, intenta chatear durante otra actividad, tal vez cuando juegue a la pelota. Es sorprendente cómo las niñas se abren cuando sienten que no están siendo juzgadas.

Es determinante que la niñas aprendan a comportarse con modales no sólo en casa y con la familia, sino también en la escuela, que es como su segundo hogar. Si es que, como padre, buscas que tu hija pueda desarrollarse en todos los ámbitos de la vida y con personas ajenas a la familia, debe aprender a respetar y tolerar a los demás, así como mostrar que puede ganarse su respeto.

Para que tu hija pueda aprovechar al máximo su experiencia académica y su convivencia con las demás compañeras en la escuela, es indispensable que sepa manejar buenos modales ahí también. Si te interesa obtener más consejos para que tu hija tenga éxito en la escuela, da click en el siguiente link:

5 claves para que tu hija tenga éxito en la escuela

manners girls-1

También puede interesarte:

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda

Escrito por Colegio Paseo