<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Apr 15, 2019 5:27:37 PM

¿Cómo enseñarle a tu hija el valor de la justicia?

Con demasiada frecuencia, la justicia y la equidad se malinterpretan, se subestiman o francamente se ignoran. Pero también son elementos centrales de una sociedad próspera y justa.

Sin justicia, dejamos atrás a las personas que podrían no hallarse con las mismas ventajas que muchos de nosotros tenemos. Y por eso es vital que les enseñemos a nuestras hijas a ser justas desde una edad temprana, para que la cultura que creen como adultas sea una que brinde a todos la oportunidad de prosperar.

Pero inculcar a nuestras hijas el concepto de justicia no es fácil. Las dos palabras favoritas de una niña son "no" y "yo", ninguna de las cuales es propicia para una idea así. Y debido a su reducida atención, no es demasiado sencillo sentarlas y explicarles un concepto tan abstracto.

Te dejamos 3 formas en que puedes enseñarle a tu hija la noción de justicia para que tenga una mejor oportunidad de convertirse en una persona justa, equitativa y amable.

1.- Predicar con el ejemplo

Todo comienza contigo. Al menos por el momento, tú eres la mayor influencia en la vida de tu hija. A pesar de lo que puedas pensar, te observa constantemente, e integra tu comportamiento y tus valores dentro de su propia vida. Si deseas que tu hija sea justa, tendrás que ser modelo de justicia para ella.

Esto significa que debes ser justo con las demás personas. Implica ser justo con los extraños, con los camareros, con el personal del hotel, con cualquiera sin importar su posición en la vida. Si tu hija aprende que sólo debe ser justa con cierto tipo de personas, no habrá aprendido a serlo.

Este paso esencial es también el más difícil: ser justo no es fácil. Pero vale la pena el esfuerzo, si ello conlleva que tú y tu hija lleguen a hacer del mundo un mejor lugar al tratar a las personas con el respeto y la dignidad que merecen, como seres humanos.

2.- Practicar el refuerzo positivo

Al estarle enseñando a tu hija sobre la justicia es probable que empiece a darse cuenta de lo que es la injusticia.

En cualquier caso, siempre que tu hija muestre un comportamiento justo, reconócelo. Asegúrate de que sepa que admiras dicha actitud y que eso te hace feliz.

Establecer un vínculo entre equidad y positividad es increíblemente importante. Es fácil caer en la trampa de creer que la equidad va ligada a la pérdida, y que significa "no obtendré lo que quiero". Pero esto es desatender el panorama general, cuando las personas son justas en sus relaciones mutuas todos son beneficiados: la sociedad florece y nadie se queda atrás.

Así que alienta y elogia el comportamiento justo de tu hija: una niña que se resiste al "yo", se compromete con el "nosotros". Para ellas, eso es todo un logro. Reconócelo a través de un refuerzo positivo, y la ayudarás a continuar por este difícil camino.

 3.- Alentar la empatía

Enseña a tus hijas a empatizar. Asegúrate de que conozcan el valor inherente de un ser humano, de que reparen en que todas las demás personas con que se relacionan tienen vidas interiores tan ricas y detalladas, y en ocasiones dolorosas, como propias. Cuando una hija aprende a comenzar a pensar fuera de sus propios deseos, la justicia florece.

Una de las mejores maneras de fomentar la empatía es alentar a tu hija a leer. Los libros nos permiten vivir dentro de la mente de alguien que no somos nosotros: podemos ver los pensamientos de un protagonista, sentir sus sentimientos y soñar sus sueños.

Otra gran manera de alentarla a empatizar es llevándola contigo como voluntaria. Ver a la gente ayudar es una experiencia increíble, y si tu hija participa, tanto mejor. Ten cuidado de no forzarla, ya que esto puede conducir al resentimiento. Sin embargo, permitir que observe los efectos de la amabilidad y la empatía puede aproximarla a ser mejor persona.

Finalmente, cuidar de una mascota puede enseñar empatía como ninguna otra cosa. Cuando las niñas, al menos en parte, se vuelven responsables del bienestar de un ser relativamente indefenso, que vive y respira, que depende de ellos, surge un sentimiento de empatía. Las niñas son retiradas de una mentalidad absorta en sí mismas y se enfocan en el bien ajeno: las necesidades de la mascota. Esto es invaluable. Puede ser difícil sacar a tu hija de un egocentrismo, pero es muy posible lograrlo. Fomenta tanto la empatía como la equidad.

Para comprender la justicia, tu hija requiere observar el panorama general, que sea capaz de entender los efectos que uno puede llegar a tener en las vidas de los demás. Cuando comiencen a valorar el lugar de la justicia dentro de sus propias vidas, así como en la sociedad en general, estarán más capacitadas para causar un impacto positivo en un mundo que lo necesita urgentemente.

Propiciar un mundo más justo es algo que inicia contigo y con lo que les enseñas a tus hijas: después de todo, será suyo algún día. Haz todo lo posible por que tus ideas sean buenas para todos sus habitantes.

En el Paseo Esmeralda conocemos la importancia de que nuestras alumnas aprecien el valor de la justicia a lo largo de su proceso educativo. Así, logramos formar personas íntegras, con libertad y criterio, tanto capaces como comprometidas con la sociedad. Entra y conoce más sobre nosotros, sobre nuestros valores y nuestra misión.

NOSOTROS >

Temas relacionados:

Resultado de imagen para justicia

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda