<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda May 6, 2020 2:34:00 PM

Cómo ayudarle a tu hija adolescente a controlar sus emociones en este período de contingencia

Mientras decenas de millones debemos seguir refugiándonos en el hogar, incluso las adolescentes más apacibles se sienten frustradas y ansiosas. Extrañan sus vidas anteriores. No les interesan las clases en línea y ya no quieren seguir las pautas de cuarentena. ¿Y quién podría culparlas?

Vivir en reclusión puede producir un gran hastío. A muchas adolescentes ya les ha resultado interminable este período. Quieren salir y conectarse con sus amigas. El contacto en línea simplemente no parece ser suficiente.

Ahora que las familias deben estar confinadas, los padres se hallan en la posición peculiar de equilibrar la seriedad del nuevo coronavirus con el ánimo de interacción social de sus hijas. Un gran número de adolescentes han experimentando una tremenda pérdida, y la tristeza es una respuesta natural a ello.

Como padres, es importante validar sus emociones y reconocer que las adolescentes no siempre comunican tristeza del modo esperado. A veces otro tipo de reacciones enmascaran su vulnerabilidad. El objetivo no es hacerlas evitar sus estrategias de defensa, sino preguntarnos qué otros sentimientos podrían ocultar.

Contenido relacionado: Aprende a llevar una buena relación con tu hija adolescente

Alentamos a los padres a validar sus sentimientos con empatía y a  recordarles que esta cuarentena será temporal. Además, como padres, debemos gestionar las expectativas de nuestras hijas adolescentes y no hacer promesas que no llegarán a ser realidad.

El riesgo asociado con el COVID-19 y el impacto que ha tenido en nuestra vida diaria es verdaderamente aterrador. Debemos reconocer la pérdida que sienten las jóvenes en este momento, que van desde la convivencia con sus amigas hasta la cancelación de eventos importantes. 

Si los padres suelen restringir el tiempo frente a la pantalla, puede ser conveniente relajar esas reglas para que las hijas puedan utilizar sus dispositivos y conectarse con amigas.

En algunas situaciones, las hijas pueden estar preocupadas por el futuro y por cómo será. Cuando las clases se reanuden en el otoño, ¿serán en línea? ¿Habrá actividades de verano disponibles si la economía no reabre? ¿Y qué hay de la universidad?

Su preocupación es comprensible. Pueden emplear técnicas de mindfulness, centrándose en el momento presente y no en el pasado o el futuro, para reducir la ansiedad y la depresión. Cuando nuestra mente se enfoca en esas cosas, es útil pensar en cómo podemos controlar nuestras vidas.

Establecer hábitos y rituales diarios también puede ayudar a las adolescentes a lidiar con los sentimientos de impotencia. Hagan ejercicio o caminen, el movimiento y la actividad pueden aliviar el estrés.

Los padres y las adolescentes deben ser creativos mientras permanecen en el hogar. Algunas jóvenes usan Zoom y Google Meet para recrear algunos eventos importantes. O ayuda a que tu hija encuentre maneras de celebrar estos eventos cuando termine el aislamiento.

La estructura y la previsibilidad les ayudarán con el paso del tiempo y les darán algo que esperar

Ayuda a tu hija a lidiar con la decepción durante la etapa COVID-19

Es completamente normal que las adolescentes se sientan ansiosas durante este momento de gran incertidumbre. El mejor enfoque en torno a la ansiedad es identificarla y desarrollar herramientas para manejarla.

Aquí hay algunas sugerencias que los padres pueden seguir para ayudar a sus hijas a lidiar con la ansiedad y la decepción.

Contenido relacionado: Lo que toda niña necesita de su madre durante la adolescencia

  • Proporciona a tu hija información precisa de fuentes oficiales o confiables.
  • Minimiza la cantidad de tiempo que se expone a noticias y redes sociales con respecto a COVID-19.
  • Sé paciente y tolerante con ella y permite que se desahogue sin necesariamente darle consejos o decirle qué debe hacer o cómo deba sentirse. Anímala a hablar contigo pero también dale espacio. 

Utiliza estas herramientas cuando la ansiedad de tu hija adolescente parezca estar aumentando.

  • Ejercicios de respiración
  • Actividad física
  • Meditación
  • Redacción de diario
  • Dibujo
  • Uso de aplicaciones en su teléfono o iPad para distraerse o ayudar con la meditación
  • Cocinar / hornear
  • Salir a caminar al aire libre
  • Practicar mindfulness. Ayúdala a enfocarse en el presente, y a no enfrascarse en el futuro o el pasado. Debe concentrarse en todo lo que vea, oiga, sienta y huela ahora.
  • Establece una estructura o una rutina con tu hija si es posible. Asegúrate de que participe en su planificación. Además, procura que haya actividades divertidas integradas en este plan del día a día.
  • Consulta con tu hija sus progresos académicos. Ten cuidado de no hacer que parezca que estás sólo revisando si está haciendo sus tareas escolares. En lugar de eso, concéntrate en cómo se siente acerca de la escuela en el hogar y qué dificultades está teniendo. Escúchala con empatía y compasión.
  • Ínstala a que se conecte remotamente con sus amigas.

Recuerda, ante todo, validar los sentimientos de tu hija adolescente. Trata de no descartar o minimizarlos. Y platica con ella cuanto sea necesario, pero también respétala si lo que pide es espacio. 

En caso de que te interese conocer algunos consejos muy útiles para comprender a tu hija adolescente y poder educarla de una manera óptima tanto para ti como para ella, te compartimos la siguiente guía para padres de adolescentes. La puedes descargar en el siguiente enlace:

 

Guía para que los padres sobrevivan los años de adolescencia

 

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda