<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Feb 6, 2020 1:50:00 PM

Aprende a llevar una buena relación con tu hija adolescente

La relación entre una madre y una hija es muy especial, pero puede convertirse en un desafío durante la etapa de adolescencia, pues el cerebro adolescente experimenta muchos cambios

Existe una afluencia de hormonas de estrógeno, por la cual se reconectan las áreas de procesamiento emocional. Este proceso químico en el cerebro de tu hija adolescente puede hacerla más propensa a discusiones, mal humor, tristeza, ira o a cultivar deseos de distanciarse a medida que adquiere una identidad social.

Las adolescentes están tratando de averiguar a dónde pertenecen, en términos de sus pares, y de qué modo son únicas en ese grupo. Dado que consumen gran parte de su energía y concentración en ello, muchas veces parecen irritables cuando alguien se entromete en sus procesos de pensamiento.

Es comprensible que esto pueda representar un momento difícil para una relación madre-hija. A veces, buscar ayuda profesional del asesoramiento puede ser muy beneficioso para suavizar las discusiones que conducen a comentarios particularmente hirientes hechos por ambas partes. 

También existen otras estrategias para hacer frente a este período y asegurar que una relación sana y feliz perdure hasta la edad adulta para las dos.

Haz lo posible por comprender la postura de tu hija antes de discutir

El contexto y la perspectiva pueden ser de ayuda para resolver incluso los desacuerdos más complicados. La queja más común entre las hijas es que se sienten innecesaria y excesivamente criticadas por sus madres,  que intentan criarlas de manera exigente cuando ellas buscan ser independientes.

La queja más repetida entre madres es que las hijas se niegan a escuchar sus consejos y, en cambio, toman malas decisiones y no pasan tiempo con ellas. Estos comentarios muestran que subyace amor en ambas. Las madres pueden disfrutar de tiempo de calidad con las hijas, pero debe ser en sus términos, otorgándoles las decisiones en cualquier actividad para mostrar que valoran su independencia.

Contenido relacionado: Lo que toda niña necesita de su madre durante la adolescencia

Mantén expectativas realistas y compártelas de manera regular

Una vez que aprecies el punto de vista de tu hija, modera consecuentemente tus expectativas en consecuencia. No establezcas metas elevadas, sino que fija reglas y expectativas realistas y comunícalas con regularidad

Estimula a tu hija a compartirte sus explicaciones o razonamientos sobre las reglas, y estableciendo cuáles no se negociarán, pero manifiéstale en donde puede haber flexibilidad. Tratarla como un adulto en ciernes le demostrará que respetas sus puntos de vista, dentro de lo razonable.

Crea una relación de confianza: esto requiere más trabajo de tu parte 

Mientras que algunos asesores dicen que no debes ser la "mejor amiga" de tu adolescente, y esto es de algún modo cierto, tampoco te convendrá aislarla tanto que ella sienta miedo de revelarte información importante. Necesitan, por lo menos, construir una relación de confianza para que busque acercarse a ti.

Contenido relacionado: 5 errores que los padres hacen con hijas adolescentes y preadolescentes

A menudo, la meta más difícil para ti será mantener tu propio control y reaccionar a sus noticias de manera neutral en caso de que sean problemáticas. Lidera con el ejemplo y enséñale a responder a los problemas negativos, hazle confiar en que realmente se recuperará. Puedes explicarle con calma por qué desapruebas su comportamiento, una vez que hayas sido clara con que estás aquí para apoyarla.

Construye una relación de confianza, con compromiso de ambos lados.

Descarga la siguiente guía, que contiene algunos consejos útiles para que los padres puedan mejorar su relación y su comunicación con hijas adolescentes. Podrás encontrar cómo fijar reglas adecuadas, darles suficiente libertad no sin preocuparte por su bienestar y cómo es mejor monitorear sus actividades.

Guía para padres de adolescentes >

También podría interesarte:

Escrito por Colegio Paseo