<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Oct 7, 2020 3:19:37 PM

7 normas de convivencia en casa para las niñas

La idea de fijar normas de convivencia en el hogar o reglas familiares podría sonar a tiranía, lo último que los padres quieren para sus hijas. Pero cuando se establecen adecuadamente, les aportan estructura y previsibilidad a las niñas

Cuando los miembros de la familia comprenden la existencia y el propósito de las normas, las niñas sienten mayor seguridad y el estrés de todos disminuye. 

Las normas en casa deben ser claras. Más que eso, para propiciar el buen comportamiento, los padres deben explicarlas y aplicarlas con suficiente claridad. Cíñete a la claridad y apreciarás resultados. A continuación, te compartimos 7 normas de convivencia en casa:

1. No interrumpir 

Las niñas suelen creer dos cosas. Una, que los padres siempre están disponibles. Y dos, que sus necesidades son primordiales. A menudo, estas tendencias se acentúan cuando uno está hablando por teléfono o realizando una llamada de zoom y una hija interrumpe. 

Cuando esto suceda, di: "Espera un segundo". Luego, con total sinceridad: "Muchas gracias por haberme esperado". Sé sincera y cariñosa con tu hija. Esta regla podría tardar un poco en tener resultados significativos, pero promueve la paciencia y el control de impulsos

Contenido relacionado: 10 reglas para tener una comunicación familiar más efectiva en casa

2. Pedir permiso (si algo no te pertenece)

Quizá todos nos hemos dado cuenta de que es común para las niñas ser un tanto más inconscientes de la propiedad ajena. Un simple: "¿Puedo tomar prestado tu espejo?", es una lección en límites. Pero como las niñas aún ceden con frecuencia a sus impulsos, quizá no entiendan de inmediato.

Aún así, esta será una buena enseñanza, porque en última instancia se trata de que aprendan de consentimiento.

3. Considerar soluciones cuando surjan problemas 

Es natural que ocurran accidentes. En lugar de preguntarle a una hija: "¿Por qué sigues haciendo eso?", la reacción más adecuada es: “Vaya, mira qué hiciste. ¿Qué podemos hacer a continuación?". Esto evitará que los padres reaccionen con enojo y estresen a las niñas. Además las niñas también aprenderán de soluciones.

Por medio de esta norma, le exigirás a tu hija que se vuelva ingeniosa e imaginativa. Aunque su solución no siempre sea la indicada, aprenderá a colaborar y a resolver problemas, dos habilidades que tienen grandes beneficios a largo plazo.

4. Limpiar el desorden 

Las niñas nunca anhelan recoger desorden y poner las cosas en su lugar, pero al hacerlo asumirán responsabilidad por su desorden. Esta es una norma bastante sencilla, hasta que deja de practicarse. Cuando ello suceda, hazle saber a tu hija que no podrás complacer alguna petición hasta que limpie su desorden. 

Aunque pueda haber gritos al principio, tal vez te percates de que estas tácticas no funcionan. Más bien, se volverá un hábito cuando empiece a experimentar la independencia y el autoestima que el orden conlleva.

5. Reflexionar sobre nuestras acciones

Esta norma pretende abordar el control de impulsos. Cuando, por ejemplo, tu hija se moleste de más contigo o actúe de manera inapropiada para protestar, en lugar de responderle con: "¿Qué diablos?", simplemente pregúntale con toda naturalidad: "¿Por qué has decidido actuar así?" 

Uno no busca extinguir sus emociones o hacerla sentir mal. Sólo está impulsándola a darse cuenta de que tiene opciones, algo de lo que muchas niñas no se percatan de inmediato. Esta táctica también les ayuda a las niñas a comprender sus sentimientos y ampliar su vocabulario emocional.

6. Completar primero las tareas del hogar

Así se manejan las cosas en este mundo. Primero se hace lo difícil, luego se obtiene la recompensa. El objetivo general consiste en que criemos personas felices y competentes. No todo debe ser agradable o divertido en la vida. Pero debe hacerse. Da instrucciones, permite que las consulten de nuevo y luego retírate.

Contenido relacionado: ¿Cómo estimular a tu hija a cooperar con las tareas del hogar?

7. Calmarse antes de hablar

Esta es una norma de convivencia que abarca todo. No podremos discutir nada si nos hallamos histéricos. Necesitamos tener el control de nuestras emociones, así que tomémonos una fracción de segundo para pausar antes de decir o hacer algo. Las niñas podrán aprenderlo mejor a través del juego, como de “congelados”.

La finalidad de estas reglas es que la convivencia en casa y el ambiente familiar sean más armónicos, por un lado, y que nuestras hijas aprendan habilidades emocionales indispensables para la vida. Aunque la diversión es importante para las niñas, también lo es que aprendan de límites desde pequeñas.

Conoce más acerca de la Escuela para Padres del Colegio Paseo, cuyo objetivo principal es orientar y apoyar a los padres de familia para que puedan ser mejores educadores y mejores seres humanos. Entra aquí y descubre lo que podemos ofrecerte:

Escuela para Padres >

También podría interesarte:

Categorías: Colegio Paseo, Escuela para padres

Escrito por Colegio Paseo