<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Nov 14, 2018 11:02:00 AM

7 formas de ayudar a tu hija a controlar sus emociones durante la adolescencia

La montaña rusa emocional que acompaña a la adolescencia puede ser un viaje turbulento. Para los padres, las reacciones exageradas de su hija pueden parecer desproporcionadas y la agitación constante puede ser frustrante pero ten la seguridad de que esta fase es normal y que poco a poco cambiarán las cosas.

A veces, el deseo de una adolescente de convertir un problema menor en una gran crisis puede deberse a la etapa biológica que está atravesando o un deseo de obtener atención. Una vez que aprenden a ser asertivas y la importancia de la inteligencia emocional, es más sencillo que puedan comunicarse y convertir esas emociones en palabras y acciones.

Estas 7 estrategias pueden ayudarte a guiarla para que sus emociones no afecten esta etapa que puede llegar a ser muy emocionante.

1. Escucha reflexivamente

Evita saltar a conclusiones a primera instancia, para resolver el problema de inmediato. Dar consejos no solicitados solo empeorará la situación. Escucha de manera reflexiva para demostrar que estás tratando de entender los hechos sobre la situación. Después, si la situación lo permite; dale consejos y hazle ver que también pasaste por algo similar y que puedes guiarla, sin embargo muchas veces solo escucharla y dejar que se desahogue puede ayudarla mucho.

2. Valida los sentimientos de tu hija

Incluso si no crees que el último problema de tu hija constituya una crisis, evita decirle que está exagerando o minimizar su situación. En su lugar, valida sus sentimientos diciendo algo como: "Puedo ver que estás realmente enojada por lo que sucedió en el almuerzo de hoy".

Ayúdala a identificar sus sentimientos y luego dile algo que valide que está bien sentirse así, pero que debe de manejar esas emociones y controlar la situación para llegar a una solución. Una adolescente que se siente escuchada y en confianza la llevará a encontrar maneras de acercarse contigo.

3. Mantén la calma

Ya sea que tu hija esté completamente asustada, estresada o enojada es esencial que te mantengas tranquilo. Combinar el nivel de emoción gritando o expresando frustración empeorará la situación.

Evita participar en una discusión. Si tu hija grita o se comporta de manera irrespetuosa, dile que estás dispuesta a hablar sobre eso, pero que cuando pueda hacerlo de manera apropiada, pueden continuar con la plática. Sugiérele que salga a respirar o caminar un poco y calmarse.

4. Enséñale a regular sus emociones

Explícale que está bien sentirse enojada, preocupada y triste, pero deja en claro que los sentimientos intensos no justifican el mal comportamiento. Enséñale a controlar sus emociones para que no sea al revés. Pasa tiempo enseñándole habilidades de manejo de la ira y habilidades de regulación de emociones para que pueda encontrar formas saludables de lidiar con sus sentimientos.

5. Fomenta la resolución de problemas

Puedes enseñar habilidades de resolución de problemas mediante una lluvia de ideas para llegar a la solución juntos. Por ejemplo, si está convencida de que nunca pasará su secundaria porque no pasó una examen, discute qué puede hacer para aumentar la probabilidad de que pueda pasar. Habla sobre sus elecciones y los pasos que puede tomar.

6. Aumenta sus habilidades de comunicación

Una adolescente que no está segura de cómo iniciar una conversación puede sumergirse en el drama como una forma de llamar la atención. De manera similar, alguien que no está segura de cómo lidiar con la soledad hará lo mismo. Toma nota de sus déficits. Debes estar dispuesta a enseñarle nuevas habilidades de comunicación, habilidades de resolución de conflictos y habilidades de manejo de sus emociones.

Enséñale que ser asertiva, le ayudará a defender lo que cree y piensa, siendo empática y sin lastimar o juzgar a los demás. Poco a poco, esto la llevará a desarrollar inteligencia emocional y a manejar las situaciones de manera óptima y que el resultado siempre será mejor.

7. Fomentar la gratitud

Las reacciones dramáticas a menudo provienen de una sensación de injusticia, real o imaginaria. Fomentar un sentido de gratitud ayudará a concentrarse en lo que tiene, en lugar de exigir que se merece algo mejor. Enseña a tu hija a notar todas las cosas positivas que suceden en su vida y probablemente cada vez sea más consciente sobre lo que vale la pena defender y que dejar pasar.

En el Paseo sabemos la importancia del desarrollo que se tiene en esta etapa, tanto académico como emocional, por eso contamos con un modelo educativo personalizado, además de promover la comunicación con los padres de familia para un mejor desarrollo y resolución de problemas de nuestras alumnas.

contolar-emociones2

Categorías: Colegio Paseo Esmeralda, Consejos para padres, Secundaria