<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Dec 9, 2019 9:16:00 PM

6 consejos para que tu hija sea resistente ante la presión social

A medida que las niñas crecen, la presión de sus compañeras será capaz de interferir con su desempeño en la escuela. ¿Por qué? Porque desde que cumplen 7 años, las niñas comienzan a preocuparse cada vez más por lo que sus amigas y demás compañeras piensan de ellas, y menos por cómo las consideran sus padres u otros adultos.

Los niñas que desean obtener la aprobación de sus compañeras y volverse más populares, a menudo participarán en comportamientos riesgosos como hacer trampa en clase, robar en tiendas, fumar, consumir alcohol, etc., todo lo cual puede enviarlos hacia una espiral en descenso y alejarlas de enfocarse en su educación, que debería ser lo más importante en este momento.

Aquí hay siete maneras de ayudarle a tu hija a resistir la presión de grupo y mantenerse en el camino correcto.

Contenido relacionado: 5 mejores libros de crianza para padres de adolescentes

1. No reacciones de forma exagerada

Cuando tu hija hable contigo sobre lo que están haciendo sus amigas, es posible que escuches cosas que te molesten. Pero si reaccionas de forma exagerada o empiezas a sermonearla, tu hija no querrá volver a mencionarte estos problemas.

Mantén la calma lo más que puedas, sin gritar, sin culpar, sin dar explicaciones largas. En su lugar, utiliza tales momentos para llevar a tu hija a reflexionar acerca de las consecuencias de comportamientos riesgosos. Aquí una pregunta ejemplar que puedes emplear: “¿Me pregunto si tu amiga se percata de que podría ser detenida por hurto?”

2. Habla sobre lo que haría una verdadera amiga

Ayuda a tu hija a entender que una amiga que se encuentra presionándola para que realice actividades peligrosas, dañinas o ilegales no es una gran amiga, ya que una verdadera siempre buscará lo mejor para ella y su bienestar.

Contenido relacionado: Las amigas de una adolescente son una poderosa influencia

3. Habla sobre lo que realmente implica la independencia

A esta edad, tu hija querrá más independencia. Señálale que si este es objetivo suyo, no debe permitir que otras compañeras decidan lo que debe hacer, ¡pues ello no es independencia! Ésta consiste en que ella sea capaz de elegir por cuenta propia lo que su voluntad encontrara mejor para ella y, desde luego, en afrontar las consecuencias.

4. Ínstala a sobreponerse al juego de roles

Pregúntale a tu hija qué le gustaría poder decirle a sus amigas para no tener que preocuparse en caso de que les comunicara "No". Luego sugiérele formas en que pueda decírselo. Mantén tu consejo breve y ve al grano. Recuérdale que le será más fácil explicarles cosas simples que pueda decir tranquilamente y sin sentir tensión.

5. Da tu propio ejemplo al decir "No"

Cuando tu hija te escuche establecer límites de forma clara, firme y sin que tengas que explicarte, esto la ayudará a saber que está bien actuar del mismo modo. Cuando digas: "No, eso no está bien para mí", le estarás enseñando a tu hija el mismo lenguaje que podrá usar cuando alguien intente convencerla de efectuar algo que no debería o preferiría no hacer.

6. Haz que piense bien sus acciones

Pídele a tu hija que considere cada comportamiento arriesgado y que enumere lo que podría suceder de dar semejante paso. Por ejemplo:

• Ser mala con otra niña: La hará sentir triste, avergonzada o incluso la llevará a concebirse de una manera autodestructiva.

• Agrupar y acosar a otro niño: Hará que tu hijo se sienta "poderosa" en el momento, pero hará que se sienta mal después, cuando otras niñas y maestras la consideren como una persona desagradable.

• Romper las reglas o portarse mal en clase: Podría ser llamada a la oficina de dirección e incluso ser enviada a casa desde la escuela. También podría perder privilegios y enfrentar otras consecuencias en el hogar.

• Robar en tiendas: Podría ser descubierta y enfrentar problemas con los encargados de seguridad del lugar.

• Hacer algo peligroso (saltar de un muro): Podría lastimarse o dañar propiedad pública y ser multada.

Trate de tener conversaciones regulares acerca de la presión social con tu hija. Habla con ella sobre qué hacer cuando sus amigas quisieran que llevara a cabo algo que no le convendría hacer. Enséñale a pensar en sus acciones antes de actuar y sufrir consecuencias inesperadas.

En el Colegio Paseo Esmeralda tenemos un compromiso con nuestros padres de familia para secundar la formación intelectual, social y física de las alumnas. Por ello contamos con asesoría educativa, en que una preceptora, en coordinación con los padres, atiende a las alumnas de manera personalizada para guiarlas en su proceso de maduración y en su proyecto de vida. Conoce más:

ASESORÍA EDUCATIVA>

adolescente-presion-social

También podría interesarte:

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda