<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Nov 18, 2019 10:47:00 PM

5 estrategias para promover un uso moderado de la tecnología en casa

Los dispositivos que nos conectan, nos entretienen, nos brindan información, nos indican a dónde ir, nos mantienen organizados y nos facilitan ciertas acciones a distancia desde casi cualquier lugar, se han convertido en parte integral de nuestra vida diaria.

Pero cuando se trata de nuestros hijas y sus hábitos de uso de dispositivos, a menudo lamentamos el rol que éstos juegan. Estas pantallas también nos hacen preguntarnos cuánto es lo adecuado y cómo podemos mantener la situación bajo control. Mediante las siguientes cinco estrategias podremos garantizar que nuestras hijas se convertirán en usuarias seguras, inteligentes y equilibradas.

1. Identifica el propósito del uso de tecnología.

Cuando a los padres les preocupa esto, deben profundizar un poco más y conocer qué más, de hecho, podrían estarse preguntando en realidad. Necesitamos saber cómo cada niña emplea su tiempo individual frente a la pantalla.

¿Siguen haciendo las cosas que siempre habían disfrutado antes de tener acceso a una pantalla? ¿Son capaces de guardar la pantalla sin tener que pelear? ¿Qué tipo de cosas hacen con ella? ¿La experiencia es positiva? ¿Están aprendiendo algo? ¿Están interactuando o simplemente consumen medios? Estas son preguntas que debemos revisar constantemente durante sus años de adolescencia.

2. Considera los hábitos futuros que se encuentran formando

Al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que están cultivando buenos hábitos desde el principio y adquiriendo, a la par, habilidades y comportamientos necesarios para controlar su tiempo frente a la pantalla. Para ayudar a formar dichos hábitos, continuamos con algunas medidas que puedes implementar para mantener bajo control este tiempo, esto es, sin que tus hijas recurran a “berrinches tecnológicos”.

3. Modela comportamientos deseables para usar dispositivos

Sabemos que nuestras hijas aprenden mucho más al observar lo que hacemos, en lugar de al escuchar lo que decimos.

Entonces, ¿cómo te afecta el uso de tecnología? ¿Ignoras a los demás por usarla? ¿Te has quedado dormida con un teléfono o una tablet sobre la frente? ¿Eres capaz de concentrarte en ciertas tareas sin distraerte con sonidos de notificaciones? ¿Te das tiempo sin dispositivos para disfrutar de la familia, de amigos y de actividades que te mantengan saludable y equilibrada?

Contenido relacionado: ¿Cómo controlar el uso de tablets y dispositivos móviles en tus hijas?

4. Establece reglas sencillas para la familia

Respecto a la tecnología, las reglas a menudo cambian a medida que nuestras hijas maduran. Pero podemos establecer algunas reglas universales para toda la familia basadas en valores familiares y en lo que más nos importa. Puede ser que no permitamos usar teléfonos por la noche. O que evitemos la tecnología después de cierto momento del día. O dejar los dispositivos en un lugar antes de la comida.

Buscar tener algunas comidas donde la familia conviva junta es crucial. Tus hijas necesitan este tiempo para hablar, conectarse con la familia y tener un descanso de los dispositivos. Así que elabora tus reglas a tiempo y síguelas.

Contenido relacionado: 6 consejos para fortalecer las relaciones padre-hija

5. Promueve una cultura equilibrada de juego

A diferencia de leer un libro o jugar un juego, a menudo no hay término para lo que sucede con un dispositivo. Siempre hay algo más que ver o hacer, otro nivel por alcanzar u otro espacio que diseñar.

Por lo tanto, debemos proporcionar muchas otras formas para que nuestras hijas se entretengan, se informen y se conecten con los demás. Esto puede implicar que tengamos que salir físicamente y jugar con ellas en lugar de simplemente decirles que salgan. Puede significar que tengamos que insistir en visitas a lugares donde no puedan usarse los dispositivos.

Las niñas todavía buscan correr, saltar y jugar, sólo requieren de que se les recuerde y se animen a hacerlo todavía más que ayer. Al propiciar otras formas de aprender, jugar e interactuar en la vida de nuestras hijas, desde edad temprana, les estaremos ayudando a que estos hábitos se conviertan en parte de su vida diaria, hábitos que a su vez se convertirán en comportamientos.

Entonces, aunque a menudo creamos que los dispositivos acaparan toda la atención, estas estrategias dependen de nosotros. Tenemos que ser propositivos y mostrarles el camino. Tenemos que considerar lo que estamos modelando en términos de nuestro propio uso de tecnología y nuestro propio estilo de vida. Necesitamos ayudarlas a formar comportamientos correctos.

Existen muchos beneficios maravillosos que acompañan a estos dispositivos, por lo que garantizar que los empleemos de manera positiva y que tengamos el control sobre los mismos contribuirá, en gran medida, a asegurar que todos cosechemos tales beneficios.

El modelo educativo del Colegio Paseo está enfocado en el desarrollo integral de cada una de nuestras alumnas en torno a cuatro dimensiones, nuestro objetivo es que, además de adquirir conocimientos y obtener habilidades elementales, cultiven hábitos y virtudes, como la del orden, que les ayuden a convertirse en excelentes personas y se complementen con la educación en casa. Conoce más:

Modelo Educativo Paseo Esmeralda

tecnologia-uso-moderado

También podría interesarte:

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda

Escrito por Colegio Paseo