<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Jun 19, 2019 8:05:14 PM

5 consejos para enseñar a tu hija a manejar la frustración y la ira

La frustración y la ira pueden convertirse rápidamente en desafío, falta de respeto, agresión y rabietas si tu hija no sabe cómo lidiar con sus emociones. Cuando no se controla la agresión en la infancia, como en peleas y en burlas, se relaciona con problemas académicos, rechazos de compañeros y mala salud mental durante la edad adulta.

Si tu hija tiene problemas para dominar su temperamento, estas cinco estrategias pueden enseñarle a manejar su enojo:

1.- Diferenciar entre sentimientos y comportamiento

La ira es una emoción normal y saludable. Pero muchas niñas luchan por entender la diferencia entre sentimientos de enojo y comportamiento agresivo. Enseña a tu hija a etiquetar sus emociones, para que pueda verbalizar la ira, la frustración y la decepción.

Debes enseñarle que está bien sentirse enojada, pero no está bien golpear a alguien por ello. Ayúdala a ver que posee el control de sus acciones al sentirse así. A veces, el comportamiento agresivo se deriva de una variedad de sentimientos incómodos, como tristeza o vergüenza. Habla sobre ellos a menudo y con el tiempo tu hija aprenderá a reconocerlos mejor.

2. Modelar habilidades apropiadas para el manejo de la ira

La mejor manera de enseñarle a tu hija a lidiar con la ira es mostrándole cómo manejas tus emociones al sentirte enojado. Si tu hija te observa y pierdes la paciencia, probablemente hará lo mismo. Pero si te ve lidiar con ellas de una manera más amable y gentil, también se dará cuenta.

Aunque es importante proteger a tu hija de muchos problemas de adultos, es saludable enseñarle cómo manejas el enojo. Evidencia los momentos en que te sientas frustrado para que tu hija entienda que los adultos a veces también se enojan. Asume la responsabilidad de tu comportamiento si pierdes la calma frente a tus hijas. Discúlpate y discute lo que deberías haber hecho en su lugar.

3.- Establecer reglas respecto a la ira

La mayoría de las familias tienen reglas familiares no oficiales sobre qué comportamiento es aceptable y cuál no lo es al tratarse de ira. A algunas familias no les importa que se cierren las puertas y se levanten voces, mientras que otras tienen menos tolerancia hacia tales comportamientos. Establece reglas escritas para el hogar que describan tus expectativas. Las reglas en torno a la ira deben centrarse en comportarse respetuosamente hacia los demás.

Trata con áreas como la agresión física, los insultos y la destrucción de objetos para que tu hija entienda que no puede tirar cosas, romperlas o arremeter verbalmente o físicamente cuando esté enojada.

Contenido relacionado: Riesgos de criar una niña tirana y 6 formas de educarla para que no sea así

4.- Enseñar habilidades de afrontamiento saludables

Las niñas necesitan conocer las formas adecuadas para lidiar con su ira. En lugar de que le digas “no le pegues a tu hermano”, explícale qué puede hacer al sentirse frustrada, por ejemplo, puedes proponerle “la próxima vez usa tus palabras” o “aléjate de él cuando te sientas enojada”.

También puedes preguntar: “¿qué podrías hacer en lugar de golpear?” para ayudar a tu hija a identificar estrategias que le sean útiles. Puedes crear un kit de calma que use cuando esté molesta. Llena una caja con elementos que la ayuden a calmarse, como un libro para colorear y crayones, loción que huela bien o música relajante. Atraer sus sentidos puede aquietar su mente y su cuerpo.

Ejemplifica el tiempo de espera como herramienta para calmar a tu hija. Enséñale que puede ponerse en espera antes de meterse en problemas. Retirarse de la situación y tomarse unos minutos para sí misma puede ayudarla a tranquilizarse. Fomenta habilidades de resolución de problemas para que tu hija reconozca que es posible resolver problemas sin recurrir a la agresión. Habla sobre las formas de lidiar con conflictos de manera pacífica.

5.- Ofrecer premios cuando sea necesario

Muéstrale a tu hija consecuencias positivas de seguir las reglas sobre el manejo de ira y otras negativas cuando las rompa. Consecuencias positivas, como un sistema de recompensa o uno de economía de fichas, pueden motivar a una niña a usar sus habilidades para controlar la ira al hallarse molesta.

Opta por resoluciones inmediatas si tu hija se vuelve agresiva. Algunas efectivas pueden incluir tiempo de espera, pérdida de privilegios o pago de una restitución al realizar tareas adicionales o prestar un juguete a la víctima.

Busca ayuda en caso de ser necesario. Es normal que las niñas luchen por controlar su ira a veces. Pero, con tu guía, las habilidades de tu hija deberían mejorar. Si está batallando para controlar su ira, o si sus problemas de ira están empeorando, busca ayuda profesional.

Las emociones juegan un papel muy importante en el comportamiento de nuestras hijas, por lo que resulta crucial enseñarles a identificarlas. En el Paseo contamos con una educación personalizada que nos permite educar a cada una de nuestras alumnas de acuerdo con su forma de ser, esto nos facilita enseñarles y ayudarles a identificar sus emociones y a controlarlas. Entra y descarga nuestro modelo educativo.

Modelo Educativo Paseo Esmeralda

Resultado de imagen para ira y frustración niñas

 

Temas relacionados:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda

Escrito por Colegio Paseo