<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda May 21, 2019 12:18:50 AM

4 maneras para motivar a tu hija adolescente a hacer ejercicio

Ninguna adolescente está condenada a tener sobrepeso. Un estudio realizado en 2010 demostró que incluso las adolescentes con obesidad relacionada con los genes pueden superarla al hacer ejercicio durante 60 minutos al día. Para las adolescentes que estudian, vale la pena hacer ejercicio con regularidad, pues da como resultados grasa corporal inferior, un índice de masa corporal inferior (IMC) y una cintura más pequeña.

Además de que ayuda a las adolescentes a tener una salud más óptima y a generar hábitos, el ejercicio promueve una mejor confianza y desarrolla nuevas habilidades que las motivará a perfeccionarse y alcanzar la mejor versión de sí mismas.

Sin embargo, una hora de ejercicio al día puede parecer mucho. Si tu adolescente no es físicamente activa o es consciente de su cuerpo, podría sentirse abrumada. Ahí es donde tú puedes entrar. Puedes alentar a tu hija a moverse y ejercitarse hasta 60 minutos de ejercicio al día. La clave consiste en comenzar poco a poco y proporcionar algunos modelos de roles y soporte en el camino.

Aquí hay cuatro consejos que ayudarán a tu hija a hacer ejercicio y mantenerse motivada para que pueda sentir los beneficios.

  1. Avanzar lentamente.

Las niñas no acostumbradas a hacer ejercicio pueden estar dispuestas a tolerar un poco de actividad física. Así que comienza con pasos pequeños, como caminar 10 minutos todos los días después de la escuela. (Si la idea de hacer ejercicio todos los días parece excesiva, comiencen a caminar cada dos días). Agregue un minuto más de caminata cada vez, y hagan un seguimiento de su progreso.

Contenido relacionado: Cómo inculcarle fuerza de voluntad a tu hija adolescente

Establecer metas pequeñas como ésta es relevante para las niñas. Contar la suma de minutos puede ayudar a aumentar su motivación. También puede ofrecerle recompensas por acumular más minutos.

Los pequeños éxitos también mejorarán la confianza de tu hija y la estimularán a hacer del ejercicio una parte de su vida. Felicítala por cualquier paso positivo que tome para ser más saludable.

  1. Disminuir el tiempo en los dispositivos.

Todo el tiempo que tu hija pasa frente a un televisor o una computadora es un momento en que no está activa. La Academia Americana de Pediatría recomienda no más de dos horas al día de ver televisión o estar en dispositivos móviles. Así que trabajen juntas para establecer reglas de la casa en tiempo de pantalla.

Contenido relacionado: ¿Cómo controlar el uso de tablets y dispositivos móviles en tus hijas?

 
  1. Hacer ejercicios agradables.

El mejor programa de ejercicios es el que tu hija realmente hará. ¿Tu hija disfruta de la naturaleza y los animales? Visiten clubes al aire libre locales u organizaciones que patrocinen actividades al aire libre como acampar, hacer caminatas y observar aves. Si a tu hija le gustan las artes marciales, el baile o la gimnasia, busquen clases que le interesen, ya sea en la escuela o en el centro comunitario local. Incluso las actividades como el teatro pueden sacar a las adolescentes de sus sillas y de sus camas.

Recuerda, cualquier movimiento que se aleje de estar sentada cuenta. Eso incluye tareas dentro y fuera de la casa. Programa una hora de aseo doméstico o solicita la ayuda de tu hija para recortar los arbustos o hacer una limpieza voluntaria en el parque local.

  1. Considerar el entrenamiento con pesas.

El entrenamiento de fuerza o de resistencia puede ser una buena actividad para las adolescentes que aún no se familiarizan con el ejercicio aeróbico. Un estudio de 2009 mostró que hacer ejercicios de resistencia tres días a la semana puede reducir significativamente la grasa corporal y aumentar los músculos, la fuerza y el poder en las niñas.

No es necesario unirse a un gimnasio para realizar entrenamiento de fuerza. Tu hija puede hacer flexiones y abdominales, levantar pesas o hacer ejercicios con bandas de resistencia en casa por poco o ningún costo. Sólo asegúrate de hablar con su médico antes de que tu hija inicie un régimen de entrenamiento de fuerza.

Si a tu hija adolescente le gusta ver deportes, es posible que también disfrute jugarlos. Las adolescentes pueden beneficiarse de unirse a un equipo deportivo que se agrupe por habilidad en vez de por edad. Si le disgusta o incomoda la idea de los deportes competitivos, fomenta un deporte como andar en bicicleta o correr.

Al final, recuerda que desarrollar un estilo de vida activo y saludable no es una carrera. Es más probable que tu hija quiera tenerlo dando un paso factible a la vez. Como padre, tu ejemplo y estímulo pueden ayudarla a hacerlo.

Contenido relacionado: 7 habilidades de gestión del tiempo para los adolescentes

En el Paseo fomentamos el deporte en nuestras alumnas, que las ayuda a desarrollar valores como disciplina, respeto, puntualidad, fortaleza y  compañerismo. Algunas de las actividades que ofrecemos son: básquetbol, jazz-porras, violín, piano, flauta transversal, y coro. Entra y conoce más sobre las actividades que tenemos para tu hija.

DEPORTE, ARTE Y CULTURA >

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda