<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Esmeralda Nov 11, 2019 10:32:00 PM

3 formas de que tu hija desarrolle madurez emocional

Estudios sobre niñas desafiantes muestran que tienden a carecer de una inteligencia emocional significativa. La falta de inteligencia emocional es básicamente falta de madurez emocional. Daniel Goleman popularizó el concepto de inteligencia emocional, que implica la capacidad de comprender, usar y regular nuestras emociones, factores determinantes para el éxito y nuestra felicidad.

La inteligencia emocional parece ser un predictor clave de la capacidad en las niñas para establecer relaciones adecuadas con sus compañeras, llevarse bien en casa, desarrollar una concepción equilibrada de la vida y alcanzar su potencial académico en la escuela. El término abarca las siguientes cinco características y habilidades:

1. Autoconciencia: conocer las emociones, reconocer los sentimientos a medida que ocurren y discernir entre los mismos.

2. Control del estado de ánimo: manejar las emociones de modo que sean se adapten a la situación presente y pueda reaccionarse adecuadamente.

3. Motivación personal: encauzar los sentimientos y dirigirse hacia una meta, a pesar de duda, inercia o impulsividad.

4. Empatía: reconocer emociones en los demás y distinguir señales verbales y no verbales.

5. Manejo de relaciones: interacción interpersonal, resolución de conflictos y negociaciones.

Lo más probable es que una hija desafiante tenga niveles de inteligencia emocional más bajos de lo normal, lo cual es una gran razón por la que la vida sea un tanto complicada para ella. En resumen, esta situación limita la capacidad de una niña para emplear dos habilidades clave al momento de afrontar conflictos: calmarse y resolver problemas.

Por lo tanto, muchas de las cosas que tu hija "elige" no hacer (por ejemplo, ser más consciente de sí misma, ser considerada con los demás y controlar sus impulsos) en realidad pueden ser actos que le cueste trabajo llevar a cabo. Cuanto más comprendas la inmadurez emocional y las limitaciones de tu hija, más podrás comenzar a trabajar en su lugar en vez de batallar con ella.

Aquí hay tres formas de ayudar a tu hija a aprender a ser más inteligente emocionalmente:

Enséñale a darse cuenta de cuando está estresada

El primer paso para reducir el estrés consiste en reconocer cómo éste se siente. Comparte cómo es que llega a sentirse el cuerpo cuando uno está bajo estrés y pregúntale a tu hija qué le sucede.

Podrías hacerle preguntas como: "¿Cómo sientes el cuerpo cuando te estresas? ¿Están constreñidos o doloridos tus músculos o tu estómago? ¿Están tensas tus manos? ¿Tu respiración es rápida? Enseñarle a tu hija cómo volverse consciente de su respuesta física al estrés le ayudará a regular la tensión cuando esta ocurra.

Ayúdale a tu hija a identificar su respuesta al estrés

Todos reaccionamos de manera diferente al estrés. Si tu hija tiende a enojarse o agitarse bajo estrés, responderá mejor a las actividades de alivio tranquilizantes. Si tiende a deprimirse o retraerse, lo mejor serán actividades de alivio estimulantes.

Contenido relacionado: 5 consejos para enseñar a tu hija a manejar la frustración y la ira

Si ella tiende a quedarse paralizada, acelerándose en algún modo a la par que aletargándose en otro, requerirá de ciertas actividades para aliviar su estrés, será efectivo que le dé afecto y atención a mascotas, lo que pueda aportarle consuelo y estimulación.

Anima a tu hija a usar técnicas que a ella le funcionen

La mejor manera de reducir el estrés rápidamente es involucrando uno o más de los sentidos: vista, sonido, olfato, gusto y tacto. Cada persona responde de manera diferente a la información sensorial, por lo que necesitarás encontrar cosas que le resulten relajantes o, bien, estimulantes.

Por ejemplo, si tu hija es una persona visual, podrá aliviar su estrés al rodearse de imágenes bellas o coloridas. Si responde más al sonido, puedes usar una campanilla de viento, una pieza musical melodiosa, o el sonido de una fuente de agua para reducir eficazmente sus niveles de estrés.

Existen diversas maneras y métodos para que tu hija desarrolle la madurez emocional que necesita, y es a través de la práctica que conseguirá tener avances significativos e incrementar su habilidad para manejar adecuadamente sus emociones, pero será clave que reciba el afecto y apoyo constantes de sus padres.

Contenido relacionado: ¿Afectividad? ¿Para qué?

En el Centro de Educación Familiar del Colegio Paseo, los padres de familia podrán recibir los mejores consejos y contar con el apoyo más adecuado para poder educar a sus hijas con excelentes valores y métodos que les propiciarán grandes beneficios, así como conocer maneras de fomentar la integridad familiar. Conoce más de nuestro Centro de Educación Familiar.

ESCUELA PARA PADRES >

madurez-ninas

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo Esmeralda