<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 2208-1324 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Paseo Jun 8, 2020 10:48:00 AM

12 consejos para motivar a tu hija a estudiar

La mayoría de las buenas estudiantes no nacen así. Sí, la personalidad individual juega un papel relevante en la disposición de una niña para aprender y en lo que respecta a la educación. Pero la mayoría de las niñas que aprenden bien, en algún momento tuvieron que convertirse en buenas aprendices

Los siguientes son consejos efectivos que motivarán a tu hija a aprender y estudiar. Si los aplicas correctamente, podrás apreciar cómo tu hija se entusiasmará más por aprender.

1. Promueve una atmósfera de lectura

Algunas personas aseguran que leer es la clave del éxito en la vida. Sin duda podríamos acordar en que, como mínimo, es la clave del éxito en el aprendizaje. Las niñas que desarrollan amor hacia la lectura, desarrollan amor hacia el aprendizaje. Las niñas que se oponen a la lectura, se oponen al aprendizaje.

La lectura no sólo les ayuda a las niñas a adquirir un vocabulario más rico, sino que estimula a su cerebro a procesar conceptos y comunicación formal. Las estudiantes que leen bien experimentan una capacidad óptima para aprender en todas las materias, incluyendo matemáticas y ciencias.

Ayúdale a tu hija a desarrollar habilidades de lectura y un amor por la lectura al propiciar la lectura en su mundo. Léele con frecuencia. Invítala a leer en voz alta. Fija un momento de lectura familiar en que todos se enfoquen en la lectura durante 20 minutos al día. 

Contenido relacionado: 3 razones para leerle libros a tu hija antes de dormir

Una clave para generar buenas lectoras, es hacer que la lectura sea divertida, no frustrante. Si una niña decide que leer es aburrido o frustrante, no querrá leer y su capacidad para aprender disminuirá. Deja que tu hija escoja sus propios libros, apóyala al leer y dale actividades que hagan de la lectura un suceso divertido.

2. Permite que tu hija elija tanto como sea posible

Cuando una niña se siente controlada o, bien, fuera de control en lo que respecta a su educación, a menudo sienten apatía hacia el aprendizaje. Es importante guiarlas a través del proceso de aprendizaje, pero es igual de crucial permitir que ellas tengan el control de su propia experiencia de aprendizaje de vez en cuando. 

Cuando sea posible, bríndale a tu hija la oportunidad de decidir sobre sus opciones de aprendizaje. Una manera de conseguir esto es proporcionarles opciones a las niñas. Por ejemplo, si le asignan un proyecto de escritura con tema libre a tu hija, permita que ella elija el tema que quiera abordar, no intervengas en la decisión.

3. Fomenta la comunicación abierta y sincera.

Fomenta que tu hija exprese su opinión sobre lo que sucede con su educación. Propicia una atmósfera abierta en que se sienta cómoda expresando sus gustos o preocupaciones. Cuando las niñas sienten que su opinión no importa, o están estancadas, es probable que se desconecten del proceso de aprendizaje. 

4. Concéntrate en los intereses de tu hija

Cuando en el aprendizaje se involucra a las niñas en áreas y temas interesantes, éste se vuelve divertido y ellas participan más. Si realmente quieres ayudar a tu hija a convertirse en buena aprendiz, ínstala a explorar temas y conceptos que le fascinen

5. Introduce y alienta diferentes estilos de aprendizaje

Cada niña tiene preferencias y estilos de aprendizaje que se adaptan mejor a su forma de aprender. Algunas se acoplan a un estilo dominante de aprendizaje, mientras que otras prefieren aprender usando varios. No existe necesariamente uno solo que sea correcto o incorrecto, lo mismo con la combinación de estilos. 

Los siete estilos de aprendizaje fundamentales son: visual, auditivo, verbal, físico, lógico (matemático), social y solitario

6. Comparte tu entusiasmo por aprender

El entusiasmo se transmite, especialmente cuando se aprenden cosas nuevas. Si tu hija aprecia que estás sinceramente entusiasmada por el aprendizaje, es probable que ella se emocione. Ya sea historia, ciencia, lectura o incluso matemáticas, ayúdala a descubrir que aprender es un viaje de descubrimientos emocionantes.

7. Haz que el aprendizaje sea divertido a través del juego

El uso del juego como herramienta educativa no sólo brinda oportunidades para que acontezca un aprendizaje más profundo y el desarrollo de habilidades secundarias, sino que motiva a las niñas a querer aprender. Al participar en juegos, su mente experimentará el placer de aprender un nuevo sistema

El aprendizaje basado en el juego también es una motivación efectiva para llevar a cabo trabajo en equipo. Los juegos son más atractivos. También existe el aspecto competitivo de jugar juegos. Las estudiantes tratan de competir o ganar, en nombre de ellas mismas o de su equipo

El aprendizaje basado en juegos es una excelente manera en que los padres pueden presentar nuevas ideas, gramática, conceptos y conocimientos de modo que las niñas se motiven a aprender.

8. Enfócate en lo que tu hija esté aprendiendo, no en su desempeño

En lugar de preguntarle a tu hija cómo le fue en su examen de matemáticas tan pronto como llegue a casa, pídele que te enseñe lo que ha aprendido en clase de matemáticas. Enfócate en lo que esté aprendiendo, en lugar de en cómo se encuentre desempeñándose. 

Si bien el rendimiento es importante, al centrarte en su experiencia de aprendizaje le comunicarás a tu hija que el verdadero aprendizaje importa más que las calificaciones de exámenes. Esto le brindará la oportunidad de consolidar lo aprendido, pues lo hará sin una presión que la distraiga del objetivo principal.

Contenido relacionado: 10 consejos para hacer que tu hija disfrute más ir a la escuela

9. Ayúdale a tu hija a mantenerse organizada

Al ayudarle a tu hija a organizar sus lecciones, libros y tareas le darás una razón para sentirse motivada a aprender. Las niñas pequeñas son típicamente desorganizadas, y ello también puede causarles confusión al abordar el estudio. Sé paciente, pero constante, al ayudarle a organizar útiles escolares y tareas. 

10. Reconoce y celebra sus logros

No importa cuán pequeña sea, es importante que reconozcas y celebres los logros de tu hija. No sugerimos que elogies la mediocridad, sino que valores sus logros para que ella se sienta valorada. Siempre emplea el refuerzo positivo como herramienta para promover su aprendizaje.

11. Céntrate en sus fortalezas

Centrarse en las fortalezas de una niña puede ser difícil si existen muchas dificultades académicas para ella. No obstante, hacerlo es vital para cualquier desarrollo y progreso tanto emocional como académico saludables. Es otra forma de refuerzo positivo que le dará motivos para seguir aprendiendo. 

12. Convierte cada día en una experiencia de aprendizaje

Convertir cada día en uno de aprendizaje puede parecer demasiado, pero en realidad no lo es, si se hace de la manera correcta. Siempre que te sea posible, anima a tu hija a explorar el mundo que la rodea, a formar conexiones y hazle preguntas. Esto la llevará a desarrollar una motivación interna para aprender.

Dado que la mayoría de veces, la motivación para estudiar y para aprender viene de fuera, los padres desempeñan un rol aún más importante que el de los maestros al estimular a sus hijas a sentir gusto por el estudio e inculcarles un espíritu de aprendizaje. Así, estos consejos te serán de gran ayuda para conseguirlo.

Si además de motivar a tu hija para que tenga más interés por el estudio, quieres conocer algunas técnicas efectivas para que sea más exitosa al estudiar, te compartimos el siguiente documento, que puedes descargar aquí:

5 claves para que tu hija tenga éxito en la escuela

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Paseo

Escrito por Colegio Paseo