<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Jan 22, 2020 2:47:00 PM

Tips de disciplina positiva para criar a niños pequeños

 

Cada niño es diferente. Algunos niños tienen emociones más intensas o son más sensibles, otros, en cambio, son fáciles de llevar. También algunos niños avanzan a pasos agigantados a través de los hitos del desarrollo, otros llegan a alcanzarlos eventualmente.

En general, puedes esperar estos comportamientos en un niño pequeño:

  • Hacen berrinches
  • Muestran emociones fuertes
  • Reclaman todo como suyo (incluso aunque no sea de ellos)
  • Quieren hacerlo todo por su cuenta
  • Todavía desean ser mimados
  • Creen que son grandes y se sienten tristes, frustrados o molestos cuando se dan cuenta de que no lo son.
  • Se les dificulta compartir, esperar, tomar turnos, controlar los impulsos, etc.
  • Tienen dificultad con las transiciones
  • Presentan cambios en los hábitos alimenticios y de sueño

Como la mayoría de tácticas en la crianza de los hijos, no existe un procedimiento de 3 pasos para frenar todo el comportamiento no deseado. Muchos padres recurren a "soluciones rápidas", como a tiempos de espera o a ignorarlos.

Tu hijo requiere de tu ayuda para regular sus emociones intensas, y para hacerlo, necesitas una variedad de estrategias, consejos y trucos.

Estos 10 tips funcionan en conjunto para que le brindes apoyo, aliento y seguridad a tu hijo durante este período de crecimiento y desarrollo:

  • Empatiza: puede que no te importe que esté sucio su plato favorito, pero a tu hijo sí. Ponte en su lugar y dale a conocer que comprendes sus inquietudes (incluso aunque no estés de acuerdo). “¡Realmente esperabas que te sirviera en tu plato azul hoy! Sé que es tu favorito”.
  • Limita el uso de “no”: guarda la palabra “no” para situaciones peligrosas o realmente serias. En vez, redirígelo, "Esas plumas son de mamá, mejor busquemos algunos crayones". O bien, convierte un "no" en un "sí con condición" al decir: "Saldremos, pero después de que te cambiemos el pañal".

Contenido relacionado: Ser un buen padre sin decir "no"

  • Indícale observaciones:  los niños pequeños aprenden haciendo. En lugar de advertirle sobre las consecuencias de errar en las "actividades de aprendizaje", hablále de lo que haya sucedido. "¡Wow, todos los bloques se cayeron de la canasta cuando la tiraste!" O "¡Sacaste todos los libros del estante!", (luego, enséñale bien).
  • Enséñale: condúcete como guía para mejorar su comportamiento y tómate tiempo para practicar nuevas formas de manejar situaciones difíciles. “Ambos quieren la pelota. Voy a rodar mi pelota hacia ti. ¿Puedes rodarla de regreso hacia mí?” Desempeña un juego de imitar junto con él, usa sus juguetes, cuéntale una historia, haz un dibujo, etc.
  • Juega y diviértelo: saca a relucir tu niño interior al aportarle alegría, risas y boberías a su día. Finge voz de robot para hacer una solicitud, persíguelo por la habitación caminando como gorila o ponte un par de pantalones en la cabeza. Busca maneras de convertir cosas aburridas o mundanas en un juego.

Contenido relacionado: Por qué los niños aprenden jugando

  • Ayúdalo a expresarse: es posible que tu hijo no pueda verbalizar sus pensamientos o emociones de una manera racional y lógica (o coherente). Modela formas alternativas para que exprese alguna necesidad: "Tu zapato está muy apretado" o "Necesitas un abrazo más antes del bye bye".
  • Fija límites: dale seguridad a tu hijo para que se sienta a salvo al aclararle algunos límites, tal y como, “debes ser cuidadoso, es mejor no correr en la calle”, o “no por estar enojado debemos golpear a los demás”. Espera que se resista un poco, pero mantente constante y empatiza con él.
  • Reduce el ritmo: los niños pequeños se mueven a su propio ritmo. (¡A veces, esto requerirá de mucha paciencia de tu parte!) Busca maneras de adaptarte a su ritmo natural. En lugar de obligarlo siempre a "darse prisa", despeja tiempo extra para que pueda detenerse a observar cada bicho de camino al coche.
  • Cambia el entorno:  emplea portones para bebés, cerraduras para la alacena y limita el acceso a objetos frágiles o inseguros. Permítele a tu hijo alcanzar cosas apropiadas para su edad con ganchos o taburetes bajos. ¡Y dispón de áreas de la casa o comunidad donde pueda ser ruidoso, desordenado o enérgico!
  • Fomenta su independencia: ¡Tu hijo es capaz de mucho más de lo que crees! Tu primer instinto podría ser intervenir y siempre ayudar, pero los niños aprenden demasiado a través del esfuerzo y el desafío. Bríndale a tu hijo oportunidades para que apoye con ciertas tareas o intenta algo diferente antes de intervenir.

Muy pronto tu hijo o hija dejará de llamar "chu-chús" a los trenes y "miaus" a los gatos. Dejará de pedirte que lo empujes en el columpio o que la ayudes a alimentar sus muñecas. A pesar de que no puedas imaginártelo ahora, mientras estás parada en tu cocina y tu niño llora porque no tiene su jugo... en realidad, podrías ser que llegaras a echar de menos estos días.

Accede al blog de Cedros Norte Kindergarten para encontrar más consejos sobre la mejor crianza posible para tu bebé o niño pequeño. Hallarás una gran variedad de artículos sobre diversos temas relacionados con el cuidado de bebés y la educación de niños. Entra a este enlace:

Blog >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES