<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Oct 2, 2018 12:24:22 AM

Ser un buen padre sin decir "no"

Ser padres implica un balance entre el educar a los hijos con dulzura y amor, y también educarlos para afrontar el mundo real. Debes de pensar en el modo como les hablas, los hábitos que les inculcas, la higiene que les enseñas, y la comida que les das.

Hay que analizar muchas cosas para que nuestros hijos crezcan felices y con las habilidades necesarias para vivir bien en las condiciones que los rodean.

Un aspecto muy importante en la educación es el lograr que ellos te escuchen, y así puedan aprender de las distintas situaciones; y para lograr esto, a veces hay que hacer cosas que no parecerían muy intuitivas; pero confía en lo que te diremos en este artículo.

Es importante que entiendas que lo mejor en la educación de los hijos es no decirle “no”, “no lo hagas” y “detente”.

¡Entiendo! Suena muy contra intuitivo; y de hecho sí es relevante que tus hijos crezcan escuchando que no pueden hacer ciertas cosas. Sin embargo, lo que hay que entender, es que debes acostumbrarte a decirles “no”, sin usar esa palabra. ¿Por qué? Muy fácil, porque ellos te escuchan más.

En el modo en que estamos hechos, es que nos enfocamos en la estructura de la oración que escuchamos. A veces escuchamos el inicio, casi siempre la última parte de la oración; pero muy pocas veces escuchamos la parte de en medio, a menos que la persona que nos está hablando, tenga toda nuestra atención. Y, honestamente, ¿qué niño pequeño nos da siempre toda su atención?

Además, importa que les demos instrucciones claras a nuestros hijos. Porque cuando le dices a un niño que no haga algo, hay mil cosas que pueden entender; por lo que tienes que enseñarles el camino que quieres que sigan.

Entonces ¿cómo lograr que tus hijos te escuchen mejor y realmente sepan cómo actuar?

Intenta evitar palabras negativas; por ejemplo, si estás ocupado en el teléfono, en vez de decirle a tu hijo “no puedo hablar ahorita”; mejor dile “ahorita estoy en el teléfono, puedo ayudarte en un rato”. De este modo, si no te está prestando mucha atención, puede ser que escuche “ahorita”, “teléfono”, “en un rato”.

O si tu hijo está en medio de la calle, en vez de gritarle “¡No vayas a la calle!” mejor dile “ven acá por favor” o “quítate de ahí”.

Aquí te doy varios ejemplos:

 

“No digas eso”

“Por favor elige otra palabra”

“Deja de quejarte y de llorar”

“Por favor usa palabras”

“No puedo escucharte”

“Por favor habla más alto”

“No te voy a comprar eso”

“En vez de eso, que tal si nosotros _____ “

“No te enojes”

“Está bien que te sientas así, pero ________”

“Eso no es para ti”

“Eso es de ella/él; puedo ofrecerte _______?”

“No podemos jugar” / “Hay que dejar de jugar”

“Tal vez podemos jugar después” / “Nos tenemos que ir”

El usar frases positivas ayuda mucho a que tus hijos tengan muy claros los límites; más que si usaras la palabra “no”.

Es importante entender que no se busca evitar negarles cosas a los hijos; es necesario que ellos sepan que hay cosas malas para ellos; pero es cuestión de cómo le indicas a tu hijo “no”. Es mejor decirles cómo deben de actuar, en vez de decirles qué no deben de hacer.

 

También puede interesarte:

• 4 consejos para educar mejor a tu hijo

pexels-photo-459905

Categorías: Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES