<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Jul 13, 2020 11:49:00 AM

¿Qué es la crianza positiva y cómo puedes aplicarla?

Muchas personas suponen que la crianza positiva no opone consecuencias ante las malas decisiones o disciplina ante los malos comportamientos. Aquéllos que no están familiarizados con ella a menudo asumen que es un tipo de educación complaciente y permisiva.

Por el contrario, sin embargo, la crianza positiva es cualquier cosa menos ligera. La crianza positiva les aporta a los niños estándares realistas al utilizar expectativas claras y al empoderarlos para que se conviertan en personas resilientes y capaces.

Está basada parcialmente en el trabajo del reconocido psicólogo Alfred Adler, y los padres de todo el mundo la han utilizado con éxito.

La crianza positiva simplemente anima a los padres a ser a la vez compasivos y firmes. Fue tal objetivo, lo que llevó a Jane Nelsen a desarrollar la metodología de disciplina positiva utilizada por padres alrededor del mundo.

Contenido relacionado: Cómo influye el amor de los padres en el desarrollo infantil

Esta idea innovadora se convirtió en el fundamento de la crianza positiva. Es a partir de esta directriz que la mayoría de los expertos en crianza positiva pueden ponerse de acuerdo sobre los mismos tres principios.

Principio 1: El objetivo principal de un niño es adquirir pertenencia y significado

Una vez que un niño ha sido vestido, alimentado y alojado, sus próximos dos deseos en cuanto necesidades fundamentales son: pertenecer y tener significado.

¿Qué implica pertenecer?

Pertenecer es la sensación de ser querido y estar conectado. Los humanos son criaturas sociales. Para un niño, pertenecer implica sentirse emocionalmente conectado con las personas importantes en su vida y sentirse seguro acerca de cómo encaja en su familia.

El sentido de pertenencia de un niño a menudo se convulsiona cuando ocurren grandes cambios en su vida y en su familia. Estos tipos de cambios pueden dar lugar a un comportamiento regresivo, pero si comprende de dónde proviene dicho comportamiento, podrá abordarlo de manera efectiva.

¿Qué implica el significado?

El significado es la sensación de ser capaz y ser necesario. Un niño necesita saber que puede marcar la diferencia en una familia al ofrecer contribuciones significativas. Además, debe poder ejercer su poder personal sobre su mundo. Recuerda eso, dulce amigo. Poder.

Todo ser humano tiene una necesidad básica de poder y de libre albedrío para elegir cómo ejercerlo. Si los niños no pueden ejercer su libre albedrío de manera positiva, utilizarán formas negativas para obtener el control que anhelan: al negarse a cooperar, al contestar groseramente, al provocar de modo intencional a sus padres.

Principio 2: Todo comportamiento se orienta a ciertos objetivos

¿Recuerdas la negativa de tu hijo para hacer su tarea? ¿O su decisión de no escucharte? ¿Qué tal tu batalla épica con un pequeño a la hora de comer? Esos comportamientos no ocurren por azar.

Si tu hijo puede articular los motivos detrás de su elección, el mal comportamiento es sencillamente un esfuerzo por adquirir pertenencia y significado. Una vez que comprendamos que este comportamiento equivale a síntomas y no al problema real, podremos abordar la raíz de manera que arroje resultados.

No es que tu estilo de crianza sea el incorrecto, per se, sino que no encara la raíz del problema. Ha colocado, por así decirlo, una venda en la superficie de un problema profundamente arraigado que podría ocasionar una hemorragia en cualquier momento.

Principio 3: Un niño que se porta mal es un niño desanimado

Piensa en esto por un momento.

Un niño que se porta mal NO es un niño malo.

Un niño que se porta mal NO es un niño desafiante.

Un niño que se porta mal NO es un niño incontrolable.

Un niño que se porta mal NO es un niño malo.

Un niño que se porta mal simplemente se halla desanimado.

En este contexto, “desanimado” implica que no se han satisfecho las necesidades de pertenencia y significado del niño. Cuando tu hijo se niega a escuchar, es su forma de decirte: "No siento que pertenezca o no tengo suficiente control sobre mi vida y esta es la única forma en que puedo mostrar cómo me siento".

Cuando tu hijo se porta mal, considéralo como un grito de ayuda; comprende que algo no es correcto para él. Desafortunadamente, los niños, si no encuentran una forma positiva de satisfacer sus necesidades emocionales, lo harán exhibiendo comportamientos negativos.

Si el sentimiento de desánimo de un niño continúa durante un período prolongado de tiempo, observarás que repetirá el mal comportamiento común. Con el tiempo, el niño comenzará a creer que tal comportamiento le granjeará la atención que desea o le dará la sensación de control que busca.

Sin embargo, cuando modificamos nuestro pensamiento y reconocemos el mal comportamiento como señal de que algo no cuadra bien en lugar de verlo como una falla de nuestra parte o una deficiencia en nuestro hijo, apreciaremos una mejora casi instantánea en su comportamiento.

Contenido relacionado: Cómo mejorar el comportamiento de tu hijo con la psicología infantil

¿Funciona la crianza positiva?

Una de las mayores diferencias entre la crianza positiva y la mayoría de los otros métodos de educación infantil es que la crianza positiva es proactiva - usa herramientas estratégicas en lugar de reaccionar ante el comportamiento. No obstante, la mayoría de adultos mantienen una postura reactiva ante ella. 

La crianza positiva de los hijos ayuda a los padres a prepararse proactivamente y a evitar futuros comportamientos indeseables al satisfacer primero necesidades emocionales. Piensa en que tu hijo tiene 2 cubetas. La primera está etiquetada con "pertenecia", la segunda con "significado".

Estas son tus opciones, con unos cuantos ejemplos:

  1. Puedes llenar la cubeta de pertenencia de tu hijo al pasar tiempo indiviso con él todos los días u obtendrá tu atención lloriqueando y haciendo berrinche.
  2. Puedes llenar la cubeta de significado de tu hijo ofreciéndole opciones a lo largo del día e involucrándolo en decisiones significativas o ejercerá su poder respondiéndote groseramente o negándose a bañarse.
  3. Puedes llenar la cubeta de pertenencia de tu hijo demostrándole que es amado y que juega un papel importante en la familia o actuará de manera impotente y te rogará que lo ayudes a vestirse todas las mañanas.
  4. Puedes llenar la cubeta de significado de tu hijo al empoderarlo para que coopere en el hogar y complete tareas apropiadas para su edad o se quejará y negociará contigo por cada asunto pequeño.

La crianza positiva anima a los padres a llenar las “cubetas de pertenencia y significado” de sus hijos cotidianamente. Al hacer esto, los padres minimizarán las situaciones en que se sientan presionados por reaccionar. 

Incluso cuando se satisfagan las necesidades de los niños, se comportarán mal de vez en cuando. Se cansarán demasiado o carecerán del control de impulsos para manejar emociones intensas, pero con el tiempo esas instancias disminuirán.

Los padres que se valen de técnicas de crianza positiva disfrutan de buenos resultados porque invierten menos tiempo en reaccionar y más en disfrutar de su paternidad.

En Cedros Norte Kindergarten consideramos a la familia como la base de nuestro sistema educativo, lo cual nos ayuda a lograr nuestras metas, y promovemos una educación integral a nivel de excelencia mundial. Conoce más sobre quiénes somos:

Nosotros >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres, Aprendizaje de niños