<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Jan 22, 2019 5:05:19 PM

¿Por qué es importante que los niños aprendan filosofía desde pequeños?

Los niños son filósofos naturales. Seguramente conoces niños de tres años que constantemente hacen la pregunta "¿Por qué?". Sin embargo, ¿con qué frecuencia alentamos las preguntas que hacen los niños y realmente nos tomamos el tiempo para desarrollar más la discusión que sigue?

La mente joven que pregunta y exige la justificación de las normas aceptadas insinúa una búsqueda instintiva de significado. Esta búsqueda puede ser fomentada y canalizada en una dirección constructiva. Ahí es donde el estudio de la filosofía puede ayudar.

Los estudios han demostrado que los niños que estudian filosofía tienen más probabilidades de lograr mejores resultados académicos. También disfrutan de beneficios sociales adicionales, como una mejor autoestima y demostración de empatía por los demás. Sufren menos intimidación en el patio de la escuela y menos problemas de manejo del comportamiento.

Está comprobado científicamente

La filosofía es el tipo de materia que muchos de nosotros nunca tenemos la oportunidad de tomar sino hasta que alcanzamos la edad universitaria, pero investigaciones recientes sugieren que los jóvenes podrían beneficiarse de estar expuestos al estudio del conocimiento y otros asuntos de la existencia mucho antes.

Un estudio publicado en el Reino Unido el año pasado, encontró que los niños entre los 4 y 5 años que participaron en una serie de lecciones dedicadas a discutir conceptos filosóficos, no sólo aprendieron sobre el razonamiento y la naturaleza de la realidad: las clases ofrecieron ventajas académicas.

El experimento fue realizado por la Education Endowment Foundation (EEF), una organización benéfica independiente que busca cerrar la brecha entre el ingreso familiar y los logros educativos. El ensayo involucró a más de 3,000 estudiantes en 48 escuelas primarias en el Reino Unido, que tomaron lecciones semanales de un curso llamado Filosofía para niños.

Los niños que participaron terminaron con una mejora de sus habilidades matemáticas y de lectura en aproximadamente dos meses de curso, en comparación con los estudiantes que no estaban tomando las clases.

Lo sorprendente del mejoramiento es que las clases en sí mismas no se centraron en lograr este tipo de resultados. Más bien, el objetivo específico de las lecciones era desarrollar la confianza de los niños al llevarlos a hacer preguntas, construir argumentos y tener discusiones razonadas entre ellos. Las sesiones incluían diálogos y preguntas centradas en temas filosóficos, y exploraban conceptos como verdad, justicia, conocimiento, amistad y equidad.

Los tipos de preguntas que provocaron la reflexión que los estudiantes, y que contemplaron y discutieron, incluían: "¿se debe donar un corazón sano a una persona que no se ha cuidado por sí misma?"; "¿es correcto privar a alguien de su libertad?"; y "¿es aceptable que las personas usen sus símbolos religiosos en lugares de trabajo?"

Incluso los estudiantes menos aplicados vieron que sus habilidades de lectura mejoraban en cuatro meses, las habilidades matemáticas en tres meses y su capacidad de escritura progresó en sólo dos meses. Si consideramos que consiste en una sola lección de aproximadamente una hora de duración cada semana a lo largo de un año escolar, éstas son mejoras significativas. Aparte de las mejoras académicas, las observaciones positivas sobre el efecto general del experimento sugieren que la incorporación de una pequeña cantidad de filosofía en los planes de estudio de las escuelas podría valer la pena por el propio bien de los jóvenes estudiantes.

Beneficios de la filosofía en el salón de clases

El objetivo de enseñar la filosofía a niños desde que son pequeños es producir pensadores críticos, solidarios, creativos y colaborativos. Para ello, se fomentan discusiones dirigidas por los estudiantes, facilitadas por un maestro capacitado en filosofía.

De esta manera, se fomenta el respeto entre los estudiantes y el maestro, que discuten ideas juntos. Lo que entonces crea un ambiente seguro para que los participantes exploren las fortalezas y las debilidades desde diferentes perspectivas. Se anima a los estudiantes a ser pensadores autónomos y esto aumenta su confianza en sí mismos.

Se fomenta la empatía. Con la filosofía, las ideas de los demás se sopesan críticamente, no simplemente se argumenta en contra de ellas. Las habilidades de pensamiento perfeccionadas en el estudio de la filosofía son transferibles, relevantes para todas las demás asignaturas, así como para situaciones de la vida real. Habilidades que pueden (y deben) enseñarse en relación con muchas disciplinas, pero cuyo hogar original es la disciplina filosófica. La filosofía es ideal para fomentar la razonabilidad. El estudio de la filosofía enseña a los estudiantes a considerar la justificación de los argumentos, las razones que apoyan una posición y a buscar fundamentos alternativos.

La filosofía es algo con lo que todas las personas, incluso las más jóvenes, estamos en contacto, el buscar la verdad y el porqué de las cosas. En Cedros Norte Kindergarten buscamos enseñar a nuestros alumnos filosofía. Que les permitirá tener un mejor desenvolvimiento académico y lograr una educación de alto nivel, todo ello por medio de un taller para nuestros alumnos. Entra y lee más sobre este taller de filosofía.

 

TALLER DE FILOSOFÍA >

 

También puede interesarte:

• 9 formas de estimular la creatividad de tus hijos

• 8 juegos para mejorar la memoria, la concentración y el pensamiento de tu hijo

Filosofía

Categorías: Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte, Aprendizaje de niños

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES