<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Sep 10, 2020 6:42:56 PM

¿Por qué es importante leerle a tu bebé?

Probablemente estés consciente de que es importante que le leas a tu bebé. Quizá también hayas escuchado que comenzar antes es mejor. 

Aunque tal vez enfrentes algunos inconvenientes. ¿Te sientes algo bobo al leerle en voz alta a un bebé? ¿O no puedes averiguar cómo evitar que tu bebé se coma las esquinas del libro o se mantenga quieto y escuche? 

Aunque parezca que los bebés son demasiado pequeños para disfrutar que les lean, aprenden cosas nuevas a cada momento, incluso cuando les lees.

¿Por qué leerles a los bebés?

Leerles a los bebés desde que cuentan con tan sólo 4 meses de edad aumenta las posibilidades de que los padres les sigan leyendo a medida que crezcan. 

Comenzar desde temprano es importante porque los fundamentos de las habilidades lingüísticas se desarrollan en el cerebro de los bebés antes de que puedan hablar. Cuantas más palabras escuche tu bebé, más palabras aprenderá con el tiempo.

Lectura por edades y etapas

A continuación te presentamos algunas pautas generales sobre qué tipos de libros son adecuados para los bebés desde que nacen hasta que cumplen 3 años. También detallamos consejos imprescindibles para que los padres aprendan a compartirles libros a sus pequeños hijos. 

Permítele a tu hijo encariñarse con los libros a su modo. De acuerdo con su edad, fomenta sus habilidades con el lenguaje (incluso después de los 3 años).

Desde el nacimiento hasta los 6 meses

Tipos de libros: Inicia leyéndole libros de cartón grueso, de tela suave o, en general, que estimulen su tacto (o hasta libros de vinilo o plástico para el baño).

Consejos para los padres: Aunque parezca que tu bebé es muy pequeño para entender, disfruta tanto de tu compañía como de los sonidos de tu voz y de tus palabras. 

Te percatarás de que tu bebe empezará a reconocer el momento de lectura al manifestar tranquilidad, al abrir los ojos en grande o al sonreir y dar pataditas para mostrar entusiasmo. 

Los bebés también querrán explorar libros a través de sus sentidos, agarrando y masticando los libros. Es posible que no presten atención a toda la historia, así que toma un descanso cuando se aburran.

De los 6 a los 9 meses

Tipos de libros: Léele historias breves y sencillas con ilustraciones coloridas; los libros de cartón son perfectos en este período.

Contenido relacionado: La importancia de los libros ilustrados para niños

Consejos para padres: Los bebés pueden comenzar a explorar libros mirándolos, tocándolos (abriéndolos/cerrándolos) y mordiéndolos con la boca. A los 9 meses, les será posible preferir o reconocer ciertas historias o imágenes. 

No importa que tu bebé continué mordisqueando ocasionalmente los libros. Durante los primeros años este es un comportamiento normal y nos indica que quieren explorar los libros.

De los 9 a los 18 meses

Tipos de libros: Léele libros de cartón con historias sencillas. Las historias con rimas y frases que se repitan también captarán la atención de tu pequeño. A los niños de esta edad les encantan las historias con imágenes de otros bebés y de objetos familiares, como animales.

Consejos para los padres: Puede ser que tu hijo ya tenga una historia favorita que te pida todo el tiempo. A partir de los 12 meses, podrás empezar a hacerle preguntas fáciles sobre las imágenes, como: "¿Dónde está la luna?".  Observa si tu bebé señala o hace gestos.

De los 18 a los 24 meses

Tipos de libros: Intenta leer historias más largas (tal vez con libros cuyas páginas sean de papel, sólo supervisa) o con tramas más complejas. El humor es un gran atractivo a esta edad, al igual que las rimas bobas.

Consejos para los padres: No te preocupes si tu hijo se distrae cuando le leas: los niños de esta edad necesitan moverse mucho. Si le sigues leyendo, seguirá escuchándote y es posible que vuelva a conectarse con la lectura y escuche todavía más. 

Busca formas de conectarlo con la historia, puedes pedirle a tu hijo que salte como el conejo del libro. Tu bebé también podría etiquetar objetos con sonidos o palabras simples, por ejemplo, exclamando "¡muu!" cuando vea la imagen de una vaca. 

Con los niños más conversadores, acostúmbrate a hacer pausas antes de leer una línea o una frase llamativa, para que veas si tu hijo es capaz de completar la última palabra. 

Aprovecha su creciente independencia y dale el "trabajo" de pasar las páginas. Mientras leas, pausa para discutir lo que está sucediendo en las imágenes y hazle preguntas sobre el libro como: "¿Quién se está escondiendo detrás del árbol?". 

Tal interacción le servirá al bebé para que desarrolle habilidades de pensamiento y de lenguaje.

Contenido relacionado: Cómo facilitarles el aprendizaje del lenguaje a niños pequeños

De los 24 a los 36 meses

Tipos de libros: Tu hijo podría estar ya listo para libros con páginas normales y con una trama más complicada (será mucho mejor si tienen humor, rimas y buenas ilustraciones). 

Los libros de no ficción, como sobre vehículos de construcción, animales o estaciones del año, oficios o profesiones, también les resultan interesantes a los niños pequeños que sienten curiosidad por descubrir cómo funciona el mundo.

Consejos para los padres: A esta edad, puedes hacerle preguntas un poco más difíciles a tu hijo, como: "¿Cómo crees que se sienta el niño?" o "¿Qué crees que sucederá después?".

Haz conexiones entre el libro y la vida de tu hijo al preguntarle cosas como “El niño de esta historia estaba jugando en su casa cuando llovía. ¿Qué hacías tú cuando llovía?” A los 3 años, quizá incluso pueda contarte la historia basándose en lo que suceda en las imágenes. 

No te sorprendas si tu pequeño quiera que le leas el mismo libro una y otra vez. A los niños pequeños les encanta la repetición y no se cansarán de un mismo libro o cuento, ni siquiera aunque sea la séptima vez que se lo leas.

Finalmente, recuerda que contar historias puede suceder en cualquier momento. Inténtalo a la hora de comer, al cambiarle el pañal, en el auto o justo antes de que se acueste (ahora podrás contarle una historia sobre su propio día).

¡Cada uno de estos momentos es una oportunidad para que te conectes mejor con tu hijo y para que lo ayudes a desarrollar sus habilidades de lenguaje y de alfabetización!

Descubre lo que el programa de Babies at Home que incorporamos en Cedros Norte Kindergarten puede aportarle a tu pequeño. Deja tus datos y conoce todo lo que tú y tu bebé podrán aprender desde la seguridad del hogar.

Babies at Home >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Programas para bebés