<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Oct 8, 2018 10:05:25 PM

Me muevo, luego......aprendo

Importancia del desarrollo motor en la primera infancia

¿Hay algo más encantador que arrullar a un bebé? Sucede que cuando lo abrazamos, inmediatamente empezamos a movernos con un suave movimiento de balanceo, el cual da paz y serenidad al él y a ti, pero al bebé le proporciona algo más, algo que marcará de manera muy positiva el inicio en su desarrollo integral.

El desarrollo psicomotor del bebé, es decir, el desarrollo del movimiento, juega un papel relevante en la futura adquisición de habilidades básicas de aprendizaje en la primera infancia; habilidades que, bien desarrolladas, marcarán la diferencia. Tal es el caso del “gateo”.

Entre los seis y los diez meses, los bebés inician con el gateo. Es importante entender que cada niño y niña se desarrollan a un ritmo propio, por lo que no debes de presionarlo ni presionarte, dale su tiempo, debemos respetar el ritmo de aprendizaje y desarrollo de cada bebé, cada pequeñito es único, unos gatean antes que otros, y de hecho las niñas suelen hacerlo antes que los niños, incluso caminan a edades más tempranas; así que no lo presiones, el desarrollo es un proceso evolutivo, no una competencia.

El gateo favorece la relación entre los hemisferios cerebrales, encargados de todas las funciones que realizamos, por ejemplo, prepara la vista y la mano para aprender a leer y escribir. Por otra parte, no es simplemente el movimiento que le permite a nuestro bebé trasladarse de un lugar a otro, esta habilidad va mucho más allá, la conexión con el desarrollo físico e intelectual lo convierten en un factor clave, que marca el desarrollo de aprendizajes futuros.

El gateo conecta los hemisferios cerebrales y crea conexiones neuronales necesarias para la maduración de las diferentes funciones cognitivas; también desarrolla el patrón cruzado, función neurológica que hace posible el desplazamiento, manteniendo el equilibrio. En tercer lugar, el gateo es el paso previo a la caminata, al gatear se tonifican y fortalecen los músculos que permitirán que tu bebé mantenga la columna perfectamente recta cuando esté maduro para poder ponerse de pie y esté listo para iniciar la caminata. Además, esto fortalece las articulaciones de las muñecas, los hombros, la columna y la cadera, para que tu pequeño sea capaz de trabajar con la fuerza de gravedad.

El gateo permite la adecuada maduración de los ojos, al ayudar a que tu bebé enfoque cosas a corta distancia, y su coordinación con la mano, al ayudarlo a ubicar la mano o la rodilla para el desplazamiento.

Es muy bueno que le ofrezcas juguetes divertidos para darle una mayor motivación al querer alcanzar un objeto. Esta actividad ayuda a establecer la predominancia lateral, ya que, al trabajar con ambos hemisferios cerebrales  y operar con el dominante, tu bebé trabajara con ambos brazos y poco a poco irá definiendo la dominancia lateral, ya sea zurdo o diestro.

Esta actividad también favorece al desarrollo sensorial, como la vista y el desarrollo táctil ya que percibe diferentes texturas. Es muy bueno permitir al bebé que se desplace por diferentes superficies, siempre y cuando estén perfectamente limpias. El desarrollo auditivo lo puedes trabajar haciendo sonidos o poniéndole música a su derecha o a su izquierda mientras gatea, logrando que gire la cabeza.

Existen varios ejercicios y juegos que puedes practicar con él para estimular el gateo y su evolución motora, por ejemplo, cuando lo cambias de ropa, lo bañas, o le cambias el pañal, extiende y flexiona sus piernas como si estuviera pedaleando en una bicicleta, dándole así la fuerza y tono muscular necesario para el gateo. Es muy importante colocar al bebé de rodillas y ayudarlo a apoyar las manos hacia adelante; une tus muñecas y realiza pequeños empujoncitos en sus pies, luego puedes dirigir hacia adelante sus piernitas para que realice el movimiento sincrónico con las manos.

Es importante mencionar que algunos bebés no logran el gateo, o se les dificulta lograrlo, pero no te preocupes por esto, consulta a tu pediatra o a tu coach de estimulación temprana, quienes te darán técnicas apropiadas para lograr un buen desarrollo motor en tu pequeño.

El buen desarrollo integral de tu bebé en los primeros años será fundamental para el resto de su vida y todo lo que hoy haces por él marcará la diferencia, ¡todo  lo que haces por él, es un acto de amor!

 affection, baby, baby girl

Aurora Márquez M.

Directora Cedros Norte Kindergarten

Categorías: Aprendizaje de niños, Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES