<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Sep 5, 2018 11:00:00 AM

La relación entre el cariño paternal y la felicidad de tu hijo

Vivimos en una época donde la vida se mueve demasiado rápido, apenas y nos damos cuenta de que tenemos que cuidar nuestras relaciones, porque estamos muy preocupados en el cómo hacer que nuestros pequeños sean exitosos y tengan todas las habilidades para triunfar en un mundo que cambia cada vez más rápido.

Es así que, como padres, tendemos a pensar que la mejor manera de criar a un hijo tiene que ver con impulsarlo a hacer muchas actividades, hacer muy bien su tarea, tener las mejores calificaciones, y tener muchas habilidades que le puedan servir en el futuro. Pero nos terminamos olvidando de que la base de todo es el cariño y el amor que sentimos por ellos.

Contenido relacionado: 4 consejos para educar mejor a tu hijo

Nuevos estudios en UCLA, muestran que una amorosa figura paterna o materna puede modificar circuitos neuronales en los niños pequeños, que pueden influenciar la salud. Ayuda por las siguientes razones:

  1. El amor incondicional ayuda a los niños pequeños a desarrollar un mayor bienestar mental, ya que mejora salud emocional, y libera el estrés.

En este estudio se revela que cuando no hay cariño y preocupación por parte de los padres, en los niños se genera más estrés ya que los padres ponen más presión sobre ellos, sin que se pueda equilibrar con el cariño y el amor. Esto crea riesgos de salud en los niños, como mayores niveles de colesterol, problemas cardiovasculares y mayor presión sanguínea; lo cual no sucede cuando los niños sienten amor incondicional y afecto por parte de sus padres.

Gracias a este estudio, se demuestra que los niños deben de estar en un ambiente cálido y amable, que los hagan sentirse a salvo y no presionados por los padres.

  1. El amor incondicional hace que los niños tengan mejor salud física.

Un estudio de la Universidad McGill en Montreal mostró que los niños que tienen padres mucho más autoritarios, que se enfocan en el éxito y no tanto en el afecto, son más propensos a la obesidad que los niños con padres afectuosos. La razón de esto es que los padres demandantes tienden a imponer reglas a sus hijos, sin explicar el por qué de la regla; mientras que los padres autoritarios, pero más afectuosos, tienden a disciplinar a los niños explicándoles las reglas, por lo que los niños dejan de tener malos hábitos.

  1. El amor incondicional incrementa el desarrollo neurológico y la memoria.

Los niños que son tratados por sus padres con afecto desde pequeños, tienen un mejor desarrollo neurológico, de acuerdo a un estudio de la universidad de Washington en St. Louis. Parece ser que los niños con madres afectuosas, tienen mejor memoria, capacidad de aprendizaje y mejor respuesta al estrés.

  1. El amor incondicional crea un lazo mucho más fuerte entre padre e hijo.

Un estudio de la universidad de Missouri-Columbia, mostró que los niños y las madres tenían un lazo más fuerte si se mostraba más afecto. En este estudio, los niños mostraban emociones más positivas cuando sus mamás los corregían y les ofrecían consejo para mejorar sus actitudes.

Los niños necesitan sentir ese amor, y lo hacen de forma intuitiva, ya que se dan cuenta del modo en el que sus padres les dicen las cosas, y dependiendo de si sienten un regaño o consejo, que es dado con cariño o con frialdad, será su respuesta. Cuando el niño siente calidez desde un regaño, no tendrá una mala respuesta hacia ello.

  1. El amor incondicional hace que tu hijo tenga menos miedo y se sienta más seguro en el ambiente.

Cuando los padres se enfocan completamente en el éxito y los resultados de su hijo; entonces él se siente con miedo de fallar, por lo que no se motiva en la escuela a aprender, y no logra ver la importancia en la educación. De este modo, el niño termina quedándose en una zona de confort, sin ganas de probar cosas nuevas, y pasatiempos diferentes, por lo que no se desarrollan tanto.

En el Cedros Norte Kindergarten sabemos la importancia de la relación de los padres con el desarrollo académico de sus hijos, por lo que contamos con una escuela para padres, en la cual se busca reforzar la acción educativa de los padres, ya que son los primeros formadores de sus hijos y por tanto tienen la primera responsabilidad de estimular su educación, los profesores son mediadores en este estímulo y la orientación de los alumnos. Entra y conoce más de nuestra escuela para padres de familia.

PADRES DE FAMILIA

 

También puede interesarte: 

• 4 maneras de ayudar a los niños a procesar sus emociones

• Ser un buen padre sin decir "no"

 

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES