<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Feb 10, 2020 9:27:00 PM

La importancia de los libros ilustrados para niños

Probablemente no te resulte novedoso que leerle a los niños comporta una gran cantidad de beneficios, tales como promover su comprensión del lenguaje y ayudarlos a alfabetizarse.

Según ciertas estadísticas, (en EU) el 62% de padres con niños de 3 a 5 años le leen a sus hijos casi todos los días, y la mayoría de niños dice que les gusta o les encanta este momento especial. Si bien la lectura para niños en edad preescolar les aporta beneficios contundentes y quizás obvios, hay evidencia de que leerle a los bebés también es importante, incluso a recién nacidos.

¿Por qué leerles a los niños y también a los bebés?

Muchos pediatras sugieren que los padres comiencen a leerles a los bebés tan pronto como puedan. Dicha recomendación se basa en investigaciones clásicas, éstas muestran que los niños a que se les habla más, tienen ventajas en la escuela.

La diferencia clave parece estar en la cantidad de palabras que se les comparten a los niños. Esta ventaja se hace evidente cuando los niños llegan a cumplir dos años. Si los padres les hablan más a sus bebés de 18 meses, entenderán y producirán más palabras cuando cumpla los 2 años de edad.

No sólo esto, sino que leerles en voz alta a los niños también los expone a palabras nuevas y diferentes que los padres no usan regularmente en el habla cotidiana. En este sentido, los estudios han demostrado que puede predecirse la cantidad de palabras que los bebés entienden de acuerdo a cuánto se les lea.

Además de estos beneficios, también se sabe que los bebés son capaces de aprender contenido específico de los libros. De hecho, investigadores incluso han descubierto que muchos bebés se aprenden el ritmo de libros específicos de cuentos desde el tercer trimestre del embarazo.

Poco después de su primer cunpleaños, los bebés pueden comenzar a aprender palabras a través de los cuentos. Después de escuchar el nombre de algunos objetos en un libro ilustrado, los bebés de 15 a 18 meses pueden relacionarlo con un objeto real o hasta con ilustraciones. Más tarde, los bebés también comprenden acerca de acciones por medio de los libros.

Algunos ejemplos

En un estudio, investigadores les presentaron a bebés de 18 a 30 meses un libro que exponía cómo juntar varios objetos para hacer uno nuevo. Después de haberlo visto, los bebés supieron cómo ensamblar con éxito varias partes de un sonajero e imitar movimientos en concreto, lo que es evidencia de que memorizan palabras y acciones a partir de interacciones cortas y simples con libros ilustrados.

Contenido relacionado: 8 juegos para niños que mejoran la memoria, la concentración y las habilidades de pensamiento

Además de palabras y acciones, en edad preescolar los niños son capaces de obtener información sofisticada de estos libros. Por ejemplo, un estudio informó que niños aprendieron sobre el camuflaje en animales de un libro de cuentos. En el estudio, a los niños de 3 y 4 años se les leyó una historia sobre cómo el camuflaje en los animales puede ayudarlos a esconderse de depredadores peligrosos.

Más tarde, cuando se les preguntó a qué animales se podría comer un pájaro hambriento, los niños dedujeron que los lagartos camuflados de color marrón se ocultarían del pájaro, mientras que su amigos de colores brillantes serían más propensos a ser comidos.

Los niños un poco mayores incluso pueden aprender sobre selección natural y evolución de un simple libro de cuentos. En un estudio, a niños de 5 y 6 años se les presentaron animales ficticios llamados “pilosios” que desarrollaron narices flacas. A lo largo del libro, se les proporcionó a los niños una descripción detallada sobre cómo los “pilosios” cambiaron lentamente a lo largo de muchas generaciones.

Después de la lectura del libro, los niños más pequeños y mayores aprendieron que la adaptación implica un proceso extendido que resulta en diferentes tasas de supervivencia y reproducción. Incluso pudieron recordar esta información 3 meses después y aplicarla a nuevas especies animales.

No pierdas la oportunidad de compartir libros ilustrados con su hijo.

En general, los libros de cuentos simples tienen el poder de enseñarles a los bebés y a los niños nuevas palabras, acciones y conceptos aún más complejos como lo son el camuflaje y la evolución. Ten en cuenta que estos libros fueron diseñados para leerse como libros de cuentos y las interacciones de los niños con estos libros fueron breves. Sin embargo, aun así aprendieron de ellos.

Además del aprendizaje implícito, leerles a bebés y niños también puede tener otros beneficios. La voz de una madre es familiar y reconfortante, incluso para los recién nacidos, por lo que leer un libro todas las noches puede fomentar una rutina de sueño tranquila y constante.

Leer libros de cuentos también puede estimular un interés temprano por la lectura, antes de que los niños alcancen la edad escolar. Quizás lo más importante, al leer juntos, los padres pasan tiempo con sus hijos haciendo algo que ambos disfrutan e implica ventajas educativas y personales adicionales que podrían perdurar por años.

Contenido relacionado: 6 maneras de propiciar el gusto por el aprendizaje en tu hijo

¿Quieres obtener los mejores consejos y recomendaciones para cuidar a tu bebé o educar a tu hijo pequeño? Accede al blog de Cedros Norte Kindergarten y encuentra una variedad de artículos sobre estos temas y otros relacionados. Entra al siguiente enlace:

BLOG >

cuentos-ilustrados-ninos

También podría interesarte:

5 consejos para que tu hijo domine la escritura

5 síntomas de que tu hijo puede tener problemas de lenguaje

Categorías: Kindergarten Cedros Norte

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES