<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Jan 27, 2020 3:01:00 PM

Educación socioemocional de tu bebé: en qué se basa y cómo impulsarla

 

Las relaciones afectivas les confieren una sensación de comodidad, seguridad y confianza a los niños pequeños. Las conexiones enriquecedoras les enseñan a formar amistades, comunicar sus emociones y enfrentarse a desafíos. Las relaciones de apoyo con padres y adultos también los ayudan a desarrollar confianza, compasión y un sentido de lo correcto y lo incorrecto.

Cuando los niños son aún muy pequeños comienzan a desarrollar un sentido de autoconciencia. Este nuevo conocimiento resulta útil para que comprendan que otras personas tienen pensamientos y emociones diferentes a los suyos. Al darse cuenta de esto, los niños empiezan a cultivar empatía. También se interesan cada vez más por sus compañeros.

Desarrollo de habilidades en los niños pequeños.

Los niños pequeños aprenden mejor cuando se les deja jugar, explorar y seguir sus intereses. Adquieren nuevas habilidades cuando se les aporta la ayuda suficiente para que puedan dominar desafíos sin frustrarse de más. 

  • Ayuda a tu hijo a convertirse en un solucionador de problemas. Dale a tu hijo algo de tiempo para que resuelva un problema por su cuenta. Cuando comience a frustrarse, bríndale el respaldo que necesita para dominar un desafío. Por ejemplo, puedes alinear su pies con los zapatos correctos, y hacer que se apoye mientras desliza un pie para que se ponga uno.
  • Elogia el proceso, no sólo el resultado. Un objetivo es que los niños se sientan bien con sus esfuerzos, no sólo con el resultado. Cuando notes los esfuerzos de tu hijo, hazle saber lo importante que es ser persistente y seguir intentándolo.

Resolución de conflictos de manera saludable y apropiada.

Probablemente hayas notado que los niños pequeños quieren las cosas justo cuando las piden. Tienen poco autocontrol, lo que significa que no son buenos para esperar y también tienen dificultades para dejar de actuar conforme con sus deseos. Esto implica que, en cuanto a desarrollo, les cuesta trabajo seguir reglas, especialmente las que tienen que ver con compartir.

  • Bríndale tu apoyo a los niños que juegan en grupo. Muéstrales cómo compartir. Puedes configurar un temporizador de cocina para recordarles visualmente cuánto tiempo deben esperar su turno. Consuela a los niños que tienen problemas para esperar. Mientras tanto, procura que se involucren en otra actividad.
  • Jueguen juegos por turnos. Intenta que se turnen para sostener una pelota, que pasen un objeto en un círculo de niños o que jueguen juntos en el agua o la arena. Actividades como estas resultan útiles para que practiquen el arte de compartir.
  • Distrae a tu hijo o redirige su atención. Haz esto para reducir o evitar conflictos. Los niños pequeños aún no son capaces de resolver conflictos a través del diálogo.

Sensación de seguridad y protección.

El mundo puede ser aterrador e impredecible para los niños pequeños.  Tu niño se siente seguro cuando lo alientas a explorar de manera controlada y le ofreces el apoyo y la tranquilidad necesarias. Las rutinas y transiciones también sirven para esto, pues hacen del día una serie de momentos predecibles y ordenados.

Contenido relacionado: 6 consejos para criar a un niño seguro de sí mismo

  • Vuélvete una "base de operaciones" segura. Observa cómo tu hijo se aleja de ti, mira hacia atrás como para "registrar" y luego continúa su aventura. Cuando sienta que ha ido demasiado lejos, regresará a ti para tranquilizarse. Al volverte un compañero de apoyo para tu niño curioso, lo estimularás a aprender, crecer y adquirir confianza.
  • Establece rutinas y transiciones. Saber qué esperar ayuda a los niños pequeños a sentirse seguros, tranquilos y en control de su mundo. Trata de mantener las rutinas diarias dentro de un mismo orden y, más o menos, a la misma hora cada día, y avisa cuando llegue una transición. Así, tu hijo se anticipará, se preparará y afrontará el cambio.

Contenido relacionado: 8 maneras de ayudar a tu hijo a superar miedos

Cultura de la familia

La cultura de un niño es una parte importante de quién es y de cómo se identifica. La conexión que tiene con su cultura le da forma a su identidad y autoestima de una manera saludable y positiva.

  • Asesora a los cuidadores de tu hijo. Enséñales a sus cuidadores las palabras que usa tu familia para personas importantes (madre, padre, abuelos) y objetos (biberón, cobija, chupete, etc.).
  • Elige libros y música que reflejen la cultura de su hogar. Éstos se convertirán rápidamente en una parte querida de las rutinas: a la hora de acostarse, a la hora del baño o simplemente cuando conduzcas el coche.

Tienes la capacidad de conseguir que tu pequeño hijo vaya creciendo y se desarrolle óptimamente, no sólo a nivel físico, sino también emocional y de que aprenda a relacionarse con otras personas de manera respetuosa y empática. Sólo debes tomar las medidas adecuadas para que pueda aprender lo mejor de ti y ponerlo en práctica desde una edad muy temprana.

En Cedros Norte Kindergarten les ofrecemos a nuestros padres de familia atención especializada de modo que podamos ayudarlos en el proyecto educativo de sus hijos, por medio de un programa de preceptoría. Asimismo, contamos con una Escuela para Padres, cuyo objetivo es que puedan mejorar en su crianza y como seres humanos. Conoce más:

 

Escuela para padres >

 

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES