<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Feb 3, 2020 6:24:00 PM

Cómo premiar a los niños pequeños mediante elogios

El elogio es el mejor tipo de recompensa porque no conlleva comprar o dar clics en línea, no cuesta nada. Y más importante, será más significativo para tu hijo que comprarle un juguete o algún regalo, lo que puede implicar que debes “sobornar” a tu hijo.

Por supuesto, concederles otros tipos de recompensas a niños cooperativos, como más tiempo para disfrutar de un videojuego, un juguete nuevo, dulces o helados, no es algo necesariamente inapropiado o incorrecto. En algunas situaciones, puede ser una forma efectiva de alentar el comportamiento positivo en niños desafiantes.

Contenido relacionado: Tips de disciplina positiva para criar a niños pequeños

Las personas de todas las edades anhelan la aprobación de sus padres. Como padre, representas una persona poderosa para tu hijo. Siempre lo has sido y siempre lo serás.

Cómo elogiar a tu hijo

Ahora que sabes cuán efectivo puede resultar un elogio como recompensa hacia el comportamiento positivo de tu hijo, asegúrate de que tu elogio sea significativo. Al hacerlo, es fundamental tener en cuenta los siguientes puntos:

La sinceridad cuenta. Aunque los niños desafiantes se consideran a sí mismos como iguales, también tienen sentimientos de vergüenza. A la mayoría de niños desafiantes se les dificulta creer que sus padres los elogian, pues piensan que son poco sinceros. Al emplear el poder de la comprensión, podrás ser sincero y ver más fácilmente a tu hijo de una manera mucho más positiva.

El darte cuenta de que que él no eligió su inmadurez emocional y comportamientos desafiantes te ayudará a mostrarte comprensivo. De hecho, todo lo que debes hacer es ser honesto y hablar desde el corazón. Dile algo como: "Estoy orgulloso de ti por no haberte tardado en venir".

Sé específico. Tu elogio también será percibido como más sincero y poderoso cuando lo hagas específico. Decirle a tu hijo por qué lo elogias en concreto lo ayudará a percatarse exactamente de lo que está haciendo tan bien.

Un comentario como: "Te agradezco por decir por favor y gracias" le dará a conocer a tu hijo qué comportamientos positivos está aplicando. Esto es más efectivo que sólo indicarle: "Tuviste buenos modales hoy". Decir: "Realmente me agradó que hayas recogido los juguetes y te hayas ido temprano a dormir", es más específico que: "Me gustó que hayas sido ordenado".

Contenido relacionado: Cómo mejorar el comportamiento de tu hijo con la psicología infantil

Menos es más. Para evitar que tu hijo piense que no estás siendo sincero, hazle un comentario positivo y luego deja de hablar de ello. Entre más simple mejor: "Fuiste muy paciente y servicial en la tienda hoy". No disminuyas el impacto de tu elogio al hablar y hablar de ello. Si tu hijo se encoge de hombros como si no le importara, no te dejes engañar. No busques tratar de convencerlo.

Contrasta sus acciones. Es importante que le hagas saber a tu hijo qué hizo de manera diferente de antes y por qué fue útil. Puedes comentarle: “Gracias por retirar tus libros de la mesa sin que te lo haya pedido. Realmente me fue útil para limpiar la cocina ”. O: "En verdad aprecio cómo pudiste mantenerte en silencio mientras yo hablaba por teléfono".

Cuanto antes mejor. Trata de elogiar a tu hijo lo antes posible al detectar la acción correcta. Cuanto mayor sea el retraso, menor será el impacto en motivar comportamientos más deseables. Naturalmente, algunos momentos podrán pasarse de largo. Mas aún podrás compartirle: “Quería decirte que me di cuenta de cómo compartiste tus juguetes. Fuiste muy considerado.

Mantente variado y aleatorio. Evita señalar lo mismo cada vez que elogies a tu hijo. Cuanto más variados sean tus elogios, más cautivadores serán. Piensa en lo siguiente por un minuto. Cuando alguien te saluda a diario con el mismo tono y actitud, dejarás de prestarle tanta atención.

Sin embargo, si la persona actúa más animada o te hace preguntas, es posible que te sintonices más con ella. Si le dices a tu hijo: "Bien hecho", cada vez que haga algo bueno, el cumplido comenzará a perder sentido. Pensará que estás en piloto automático, y tendrá razón. Variar tus comentarios motivará a tu hijo a seguir percibiendo tus elogios como honestos y sinceros.

No te detengas. Algunos padres temen que al elogiar demasiado, sus hijos se rebelarán contra ellos. Mientras hables desde el corazón y no exageres, nunca llegarán a ser bastantes los elogios hacia cualquier actitud positiva de tu hijo.

Recuerda que siempre puedes complementar los elogios con premios materiales, pero los elogios nunca dejarán de ser los mejores obsequios para premiar a tus hijos y, sobre todo, para que puedan entender qué comportamientos deben conservar y cuáles modificar.

Conoce lo que nuestra Escuela para Padres les aporta a los padres de familia de nuestro colegio. Por medio de ésta, les brindamos medios para orientarse y reflexionar sobre la vida familiar, el matrimonio y el desarrollo óptimo de sus hijos pequeños. Infórmate mejor aquí:

ESCUELA PARA PADRES >

elogios-ninos

También podría interesarte:

9 formas para no criar a un niño sobreprotegido

¿Cómo enseñar a tu hijo a ser responsable?

Categorías: Kindergarten, Consejos para padres

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES