<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Nov 27, 2019 6:38:15 AM

Cómo calmar el llanto de tu bebé

Los bebés lloran por todo tipo de razones. A veces es fácil calmarlos: todo lo que se requiere es alimentarlos, hacerlos eructar, cambiarlos de pañal o tranquilizarlos con la voz y un toque suave. Pero hay ocasiones en que puede resultar más difícil, sin importar lo que hagas, mas no pierdas la esperanza.

Primero, trata de identificar el tipo de llanto del bebé y descarta causas obvias (como un pañal sucio o una barriga vacía) junto con cualquier síntoma de enfermedad que pueda justificar una llamada al médico, como fiebre, secreción nasal, u otros signos de molestia. ¿Aún lidias con un bebé quejumbroso? Prueba estas 7 técnicas que ayudarán a despejar su llanto y lo harán sentir mejor.

Contenido relacionado: 10 detalles que debes saber sobre tu recién nacido

1. Envuelve a tu bebé

Envuelve a tu bebé con una manta para que se sienta cómodo y seguro. Los expertos creen que esta protección alivia a los bebés porque genera una sensación que se asemeja a estar en el útero. Muchos padres han concluido que esta técnica ayuda a sus bebés a calmarse y a dormir más tiempo.

Algunos bebés prefieren que sus brazos se queden fuera de la manta protectora, ya sea porque se tranquilizan al chuparse el dedo o tan sólo porque les gusta sentirse libres. Puedes dejar fácilmente sus brazos fuera de la envoltura al colocarlo con el borde superior de la manta a nivel de la axila en lugar de a nivel de la barbilla.

2. Fomenta la succión

Los bebés, a menudo, se alivian con cualquier tipo de succión, que aunque no llene sus estómagos, calmará sus nervios. Si tu bebé está llorando, ayúdalo a encontrar su pulgar o su puño, o simplemente ofrécele uno de tus dedos de momento. Los chupones también pueden funcionar, aunque es mejor esperar hasta que la lactancia materna deje de ser necesaria antes de introducir uno.

3. Usa un portabebés

Colocar a tu hijito en un portabebés y caminar tranquilamente es una buena manera para calmarlo. Los bebés disfrutan la sensación de cercanía y el ritmo de los pasos. El portabebés también es conveniente porque tus manos permanecerán libres para que realices otras tareas. Haz que tu bebé se halle de frente a tu cuerpo durante los primeros tres meses, pues debe tener apoyo para la cabeza.

Contenido relacionado: Descubre los beneficios del programa Danza con tu bebé

También puedes emplear un fular, que es particularmente útil para amamantar mientras te desplazas (ya después puede la retención puede volverse lateral). Si tu bebé se resiste a estar en un portabebés o fular al principio, no te des por vencida aún. Con frecuencia, los bebés se acostumbran y disfrutan ser transportados así.

4. Cántale una canción

Tu bebé no tendrá idea si cantas fuera de tono o con uno perfecto. Lo que sí sabrá es que cada vez que le cantan o hablan suave, tú eres la que estás allí con él. Así que la próxima vez que esté de mal humor o llorando, cántale una canción de cuna, una balada cursi de los 80 o cualquier canción que te venga a la mente. Él se consolará sólo por el sonido de tu voz.

5. Consiéntelo con un baño

Si tu bebé tiende a calmarse a la hora del baño, llena la bañera con agua tibia y conviértela en una parte habitual de su rutina de relajación. Incluso puedes intentar manejar un poco de aromaterapia. Como beneficio adicional, agregar algunas gotas de un jabón con manzanilla al agua también podría ayudarlo a calmarse. Sólo recuerda que algunos bebés se estimulan de más con los baños.

6. Dale masaje

Masajear a tu bebé puede ser un ritual relajante para ambos, y es un excelente modo de calmar el llanto de tu pequeño. Puedes experimentar con lociones o aceites especiales de masaje para bebés, aunque ninguno es indispensable. Aplica un toque suave, pero asegúrate de que sea lo suficientemente firme como para que no le haga cosquillas.

  • Golpea su pecho desde el centro hacia afuera y haz pequeños círculos sobre su estómago, alrededor de su ombligo.
  • Gira suavemente sus brazos y piernas entre tus manos, turnándote con cada miembrecito, o alterna tus manos en movimiento de "ordeñar" mientras acaricias cada miembro desde la base hasta la extremidad.
  • Despliega sus puños y frota sus palmas y sus dedos.
  • Masajea las plantas de sus pies y también extiende los dedos de sus pies.
  • Si no le importa, intenta ponerlo boca abajo y dale golpecitos en la espalda de lado a lado, y luego de arriba y hacia abajo.

7. Entreténlo

Incluso los bebés pueden aburrirse, y si lo hacen, podrían ponerse nerviosos. Para entretener a tu pequeño, intenta narrar tus acciones, y estimúlalo con ruidos tontos y expresiones animadas. También puedes mostrarle cómo sus juguetes hacen ruido y se mueven. A algunos bebés les encantará escucharte leer un simple libro de rimas, mientras que otros se reirán si pones canciones y bailas con ellas.

Como puedes darte cuenta, hay varias razones para que no desesperes cuando tu bebé rompa en llanto, ya que puedes emplear varias técnicas para intentar tranquilizarlo en tales momentos de apuro. Pero, ante todo, deberás practicar con tu paciencia, pues esto es lo que tú y tú bebé más necesitan por ahora.

Si te interesa obtener más consejos sobre cómo cuidar a tu bebé recién nacido y, de paso, enterarte de cuánto conocimiento tienes acerca de los cuidados adecuados para tu pequeño, entra al siguiente enlace y descarga este test. Descubrirás qué tanto sabes sobre ello:

TEST-CÓMO CUIDAR A UN RECIÉN NACIDO >

tranquilizar-bebe-llanto

También podría interesarte:

5 consejos para ayudar a que tu hijo duerma en su propia habitación

Danza con bebés - Apego Seguro

 

 

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ÚLTIMAS PUBLICACIONES