<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Apr 16, 2020 3:02:00 PM

Cómo ayudar a tus hijos pequeños a mantener una vida saludable en este periodo de contingencia

Lo que muchos solíamos pensar que era una rutina monótona se ha convertido en algo cuyo beneficio podemos reconocer ahora que nuestro ritmo de vida ha cambiado drásticamente

Hemos apreciado una y otra vez, en estos momentos, que se nos recomienda mantener cierto sentido de rutina. Por ello aún debemos vestirnos por la mañana. También, por ello, es una buena idea que nuestros hijos realicen sus tareas escolares, comenzando aproximadamente a la misma hora todos los días. Porque la rutina nos ayuda a aprovechar al máximo el día.

Contenido relacionado: Guía para generar hábitos de estudio en tu hijo

Este artículo trata sobre cómo podemos usar nuestro ritmo diario para que la familia se conecte de manera significativa y pueda convivir en paz. Se destacan específicamente 4 puntos distintos, cada uno de los cuales nos brinda oportunidades únicas para ser más atentos con nuestros hijos: al comer juntos, al viajar en coche, al acostarnos y al levantarnos.

  • A la hora de comer nos es posible sostener una conversación más orientadora. Podemos jugar el papel de maestros.
  • El tiempo en que conducimos en el auto nos permite cultivar el diálogo informal. Podemos jugar el papel de amigos.
  • La hora de acostarse es un momento para conversaciones más íntimas. Podemos jugar el papel de consejeros.
  • La hora de la mañana es el mejor momento para ofrecer palabras de aliento. Podemos jugar el papel de entrenadores.

Entonces, ¿cómo debemos abordar esto cuando nuestro ritmo cotidiano se ha alterado significativamente? ¿Cómo podemos aprovechar estos momentos al máximo? Aquí hay algunos consejos.

Hora de comer

Es probable que muchas familias nunca han pasado tanto tiempo en charla de sobremesa como en este momento. ¡Aprecia las ventajas!

Siendo que la hora de la comida se presta para diálogos más formales y para reflexionar, úsala para evaluar varios aspectos del día.

  • ¿Cómo nos hemos desempeñado al tratar de lograr lo que debemos hacer?
  • ¿Qué hicimos el día de hoy? ¿En qué podemos mejorar?
  • ¿Qué podemos cambiar para sentirnos mejor?
  • ¿Qué deberíamos comenzar a hacer? ¿Dejar de hacer? ¿Continuar haciendo?
  • ¿Qué funciona en nuestra rutina diaria y qué no?
  • ¿Cuándo y por qué solemos ser intolerantes? ¿En qué momentos nos sentimos de mejor ánimo?

Momento de viajar en el coche

Con la mayor parte de actividades canceladas, el tiempo que usamos para conducir se ha reducido drásticamente. Pero esto no significa que aún no puedas salir a conducir acompañada de tu hijo, o cambiar este momento por un breve paseo en su vecindario. Aprovéchenlo para respirar profundamente, en los sentidos literal y metafórico, como familia.

Si salir de la casa no es una opción viable, programa varios minutos cada día para resolver un rompecabezas, jugar un juego de cartas o ver videos divertidos en YouTube con tu pequeño. Ésta será una oportunidad para descomprimirse del estrés de nuestra realidad actual, convivir en armonía y recordar que la risa siempre es buena medicina.

Hora de acostarse

Puede ser que, para padres e hijos, la hora de acostarse nunca haya sido tan importante como en estos días. Llegar a la hora de acostarse después de que el día haya transcurrido es una victoria, ahora más que nunca. ¿Por qué no dejar que tus hijos estén conscientes de eso?

Mientras los acurruques o les des las buenas noches, hazles saber lo orgullosa que te sientes de de la familia y de ellos. Comunícate emocionalmente con ellos: ¿cómo se sienten? ¿Asustados, frustrados, o abrumados, o quizá ninguna de las anteriores?

Contenido relacionado: 8 maneras de ayudar a tu hijo a superar miedos

A los niños tal vez les ayude descubrir cuáles son sus sentimientos y cómo podrían manifestarse en sus cuerpos y en su comportamiento. Acaricia su espalda y recuérdales cosas positivas, sin importar lo que pueda pasar. Recuérdales que Dios los ama y que está cerca, y que por más difícil que se muestre esta situación, tendremos el valor para vencer cualquier obstáculo.

Hora de la mañana

La idea de enfrentar otro día en casa bajo las presentes circunstancias es suficiente para desalentarnos un poco. No obstante, es por eso que nuestro papel como padres y como guías, ofreciendo palabras de aliento, es tan crucial.

Modela una buena actitud. Da una charla motivadora. Bosqueja un sentido de estructura para lo que les deparará el día. Enumera una lista de cosas a lograr ese día. Cepillarse los dientes y vestirse cuentan como puntos de la lista.

Considera que uno de los regalos inesperados de esta temporada es el tiempo que tenemos para convivir juntos. Pero como en todo, incluso a veces lo bueno puede resultar demasiado. Entonces, ¿por qué no buscar maneras de aprovechar los momentos al máximo? Aunque hacerlo implique un desafío.

Habrá días en que nos sentiremos contentos de haber llegado al momento de dormir. Días en que no sabremos cómo resolver algunas cuestiones. Días en que estaremos satisfechos con nuestro desempeño. Días en que nos dará alegría estar junto a nuestra familia. Suceda lo que suceda, esto está bien, pues nos hace humanos.

En el Colegio Cedros Kindergarten nuestra prioridad es el bienestar y el desarrollo de nuestros alumnos, por eso tenemos la esperanza de seguir formándolos después de este periodo de contingencia. Nuestro modelo educativo les proporciona los programas y las competencias para que ellos sean personas felices y de excelencia. Descárgalo aquí:

Descarga el documento >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten, Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres