<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte Jun 16, 2020 1:37:17 PM

7 secretos para criar niños felices

Todos deseamos lo mismo para nuestros hijos. Queremos que crezcan para amar y ser amados, que persigan sus sueños, que encuentren el éxito. Sin embargo, sobre todo, deseamos que sean felices. Pero, ¿cuánto control tenemos sobre la felicidad de nuestros hijos?

Podría existir una propensión genética a la depresión, pero nuestros genes son maleables y pueden activarse o desactivarse según el entorno. La investigación muestra claramente que los niños felices y optimistas crecen en hogares felices y optimistas, sin importar su composición genética.

¿Qué puedes hacer para cultivar un hogar donde florezca la felicidad de tu hijo? Sigue leyendo para conocer siete estrategias que te ayudarán a fortalecer la capacidad de tu hijo para experimentar alegría.

Contenido relacionado: Lo que tu hijo necesita para su felicidad según la pirámide de Maslow

  • Fomenta las conexiones emocionales

La forma más segura de promover el bienestar emocional de tu hijo es fomentando que se sienta conectado contigo, con otros miembros de la familia, con amigos, con vecinos, e incluso con mascotas. Acarícialo tanto como te sea posible; responde con empatía a sus gritos; léele en voz alta; coman, acurrúquense y rían juntos.

A la par, bríndale oportunidades para que él también forme conexiones afectivas con los demás. Las conexiones sociales contribuyen de manera esencial a la felicidad. Y ello no sólo implica la calidad, sino también la cantidad de lazos: cuantas más conexiones haga tu hijo, mejor.

  • No intentes hacer feliz (de más) a tu hijo

Parece contraintuitivo, pero lo mejor que puedes hacer por la felicidad de tu hijo a largo plazo es dejar de intentar mantenerlo feliz a corto plazo. Si metemos a nuestros hijos dentro de una burbuja y les concedemos todos sus deseos, eso es lo que esperarán, pero el mundo real no funciona de tal manera.

Para evitar esta sobreprotección, reconoce que no eres responsable de la felicidad de tu hijo. Los niños que nunca aprenden a lidiar con emociones negativas corren el peligro de ser sobrecogidos por ellas al alcanzar la adolescencia y adultez.

Una vez que aceptes que no puedes obligar a tu hijo a sentir alegría te verás menos inclinado a tratar de “arreglar” sus emociones, podrás dar un paso atrás y permitirle desarrollar las habilidades de adaptación y resiliencia que necesitará para recuperarse de los reveses inevitables de la vida.

  • Nutre su felicidad

Aunque no podemos controlar del todo la felicidad de nuestros hijos, somos responsables de la nuestra. Y dado que los niños absorben todo de nosotros, uno de las mejores consejos para procurar su bienestar emocional es atender el nuestro: despejar tiempo para descansar, relajarnos y realizar lo que disfrutamos. 

  • Elogia aspectos significativos

No es sorprendente que en varios estudios se relacionen la autoestima y la felicidad. Nuestros hijos no pueden tener la una sin la otra. Es algo que sabemos intuitivamente, y nos convierte a muchos de nosotros en porristas entusiastas.

El peligro es que si los niños sólo escuchan elogios fáciles, dependerán de la aprobación para sentirse bien. Elogiar rasgos específicos (inteligencia, belleza, atletismo) también puede socavar su confianza más tarde, pues crecerán pensando que se les valora por algo fuera de su control y potencialmente fugaz.

Si elogias a tu hija principalmente por ser bonita, por ejemplo, ¿qué sucederá cuando envejezca y pierda su belleza? La investigación muestra que los niños elogiados en particular por ser brillantes se vuelven intelectualmente tímidos, temiendo que serán vistos como menos inteligentes y menos valiosos al fracasar.

Sin embargo, el antídoto no conlleva suprimir los elogios, sino redirigirlos. Elogia el esfuerzo en lugar de los resultados. Elogia la creatividad, el trabajo duro y la persistencia, más que cualquier logro en sí.

Contenido relacionado: Cómo premiar a los niños pequeños mediante elogios

El objetivo consiste en propiciar en tu hijo una "mentalidad de crecimiento", es decir, la idea de que las personas triunfan a través de la práctica, más que a través del talento. Los estudios demuestran que a los niños con mentalidad de crecimiento les va mejor porque no les preocupa lo que la gente piensa de ellos si fracasan.

  • Da cabida al éxito y al fracaso

Por supuesto, si realmente quieres reforzar la autoestima de tu hijo, concéntrate menos en cumplidos y más en aportarle oportunidades significativas para que aprenda nuevas habilidades. El dominio de una habilidad, no el elogio, es lo que verdaderamente genera autoestima.

Si bien puede ser difícil ver a nuestros hijos batallar, nunca conocerán la emoción que existe en dominar una habilidad a menos que se arriesguen al fracaso. Para ello sirve la práctica. Y al dominar varias habilidades mediante la misma, desarrollarán la actitud positiva que les permitirá abordar desafíos futuros con optimismo.

  • Concede responsabilidades 

La felicidad depende en gran medida de la impresión de que lo que hacemos importa y es valorado por los demás. Sin esto, tememos la posibilidad de ser excluidos del grupo. Y la investigación muestra que los seres humanos tememos la exclusión de sobremanera.

Por lo tanto, cuanto más puedas transmitirle a tu hijo que contribuye de una manera única a la familia, más reforzada tendrá la autoestima. Siempre que reconozcas su contribución a la familia, se consolidará su sentido de pertenencia y su confianza, dos requisitos para una felicidad duradera.

  • Practiquen gratitud habitualmente

Finalmente, los estudios vinculan el sentimiento de gratitud con el bienestar emocional. Una forma de fomentar la gratitud en los niños es pidiéndole a cada miembro de la familia que se tome tiempo a diario para mencionar, por turnos, algo por lo que se sienta agradecido. Lo importante es convertirlo en un ritual regular. 

Recuerda que aunque puedes poner en práctica muchos de estos consejos, la responsabilidad de hacer que tu hijo se sienta alegre en todo momento no es tuya. Por lo que haz lo que esté en tus manos solamente por procurar, sobre todo, sentar las bases para que tenga una vida plena así como confianza en sí mismo.

La misión de Cedros Norte Kindergarten consiste en proporcionarles a nuestros alumnos una formación integral, en que consideramos a la familia como base de la educación, de tal modo promovemos su felicidad y que influyan de manera positiva en la sociedad. Conoce más sobre quiénes somos:

Nosotros >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres