<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Kindergarten Cedros Norte May 14, 2020 12:37:00 PM

5 factores clave para vivir en armonía con tu esposo y tus hijos pequeños

Al quedarte en casa todo el día con tus hijos es muy probable que tu atención tenga que dividirse en varias direcciones, lo que puede llevarte a sentirte incapaz de administrar el tiempo adecuadamente. Por ello, tu mejor opción será aprender a priorizar y a enfocarte en ciertas actividades, en vez de en otras.

Sin embargo, es posible que tus prioridades sean ligeramente diferentes a las de otros padres o a las de tu pareja. Estas cinco preguntas constituyen un buen punto de partida para que puedas concentrarte en lo que más importa.

1. ¿En qué me centraré y cómo me recuperaré hoy?

Todos los padres se encuentran bajo un tremendo estrés en este momento. No podrás ser el padre emocionalmente generoso que buscas ser a menos que trabajes con tus emociones y repongas tus reservas. ¡Ah, y duermas lo suficiente!

Haz una lluvia de ideas (en dos listas) de cosas que levanten tu estado de ánimo y te repongan: la primera, de actividades cuando tus hijos están contigo, y la segunda, de aquéllas que puedes hacer por cuenta propia. Asegúrate de incluir prácticas que te ayuden a controlar tus emociones y reduzcan tu tensión. 

Contenido relacionado: Cómo administrar mejor tu tiempo al cuidar a tu hijo durante la cuarentena

Por ejemplo, tal vez:

  • Planea una hora de "tiempo personal" para todos en la rutina familiar, de modo que puedas sentarte y centrarte sin que nadie te interrumpa.
  • Mientras tus hijos tienen tiempo de pantalla al final del día, escucha una meditación guiada.
  • Acuéstate temprano para que puedas dormir más. (¡Bueno para tu sistema inmunológico y para tu paciencia!)
  • Emplea un horario o rutina familiar. (A la mente humana le gusta saber qué esperar. De lo contrario, aumenta la ansiedad).
  • Levántate media hora antes tus hijos para tener tiempo de escribir en un diario mientras te tomas un té o un café (el diario servirá para regularte a ti misma y para generar un sentimiento de compasión hacia ti y los demás).

2. ¿Cómo me conectaré con cada uno de mis hijos hoy, para ayudarlos a sentirse seguros, tranquilos y apreciados?

Los niños absorben todo a su alrededor y lo sienten, pero no pueden articular lo que sienten, por lo que se quejan o hacen berrinche. Como padres, uno de nuestros deberes más importantes en este momento es ayudar a nuestros hijos a sentirse seguros. Ello también reducirá las disputas entre hermanos. 

Por ejemplo, tal vez:

  • Te puedes sentar con tu hijo mientras esté jugando, simplemente vertiendo tu amor en él y resistiendo la necesidad de enseñarle cualquier cosa. En cambio, di: "Me encanta verte jugar" y describe, ocasionalmente, lo que lo veas haciendo: "Veo que estás llenando el camioncito de basura con legos".
  • Cuando su hijo esté quejumbroso, recógelo y dile "¿Te quedaste sin abrazos? ¡Veamos qué podemos hacer al respecto! ¡Creo que tengo 30 besos y abrazos para ti!"
  • Empatiza con tu hijo cuando se queje, para que se sienta comprendido y un poco menos abrumado.
  • Responde a sus decepciones al aceptarlas, escucharlo y sentarte con él en lugar de tratar de disuadirlo. 

3. ¿Cómo sacaré a nuestra familia afuera, para que movamos nuestros cuerpos?

El ejercicio mejora el estado de ánimo, nos da energía y reduce las emociones (físicas incluso) de estrés y ansiedad. Incluso aunque sólo tengas un pequeño balcón y no puedas salir de tu departamento, puedes pasar el mayor tiempo posible ahí. Puedes salir, por ejemplo, una vez al día, siempre que uses una máscara

Contenido relacionado: Cómo ayudar a tus hijos pequeños a mantener una vida saludable en este periodo de contingencia

Por ejemplo, tal vez:

  1. En un balcón: haz burbujas, un picnic o jueguen con otros objetos de tu casa.
  2. En una banqueta: dibujen una rayuela o escriban mensajes de agradecimiento a los transeúntes.  
  3. Si tienes la suerte de tener un jardín: planta ahí. Si no, ¡planta semillas en macetas que coloques el borde de la ventana!
  4. Vayan al parque a jugar, siempre y cuando sea seguro hacerlo.  
  5. Hagan un rally o un combate con pistolas de agua afuera. 
  6. Anden en bicicleta juntos.

4. ¿Cómo haré reír a la familia hoy?


La risa reduce las hormonas del estrés que circulan por el cuerpo. También aumenta las hormonas de unión afectiva, por lo que uno se siente más seguro y más afectuoso con alguien con quien se ha estado riendo. Haz que los hermanos se rían juntos para reducir la competitividad, y haz que todos se rían juntos.

Por ejemplo, tal vez:

  • Lleven a cabo una sesión de baile familiar.
  • Conviértete en un monstruo aterrador, pero incompetente, y persigue a tus hijos.
  • Tengan un combate familiar de almohadas.
  • Jueguen a perseguirse y tratar de quitarse los calcetines.
  • Levanta a tu hijo y trota con él boca abajo, o balanceándolo para que se ría, luego tíralo en el sofá.

5. ¿Cómo modelaré un buen estado de ánimo bajo presión para mis hijos?

Tus hijos te han observado manejar esta pandemia y han recibido varias señales de ti. Afortunadamente, hoy cuentas con múltiples oportunidades para modelar lo que esperas que aprendan, al practicar habilidades para regularte a ti mismo y conservando un buen estado de ánimo.

Por ejemplo, tal vez:

  • Dejarás tu perfeccionismo y tratarás de ser más flexible, lo cual es marca distintiva de la resiliencia.
  • Detente, procura calmarte y respira, y luego inténtalo otra vez cuando te exasperes con tu hijo.
  • Cuando te sientas abrumado, recuerda tomar las cosas un día a la vez. 
  • Haz una pausa durante el día para colocar tu mano sobre tu corazón y respirar con bondad y seguridad. (Esto activa la parte tranquilizante del sistema nervioso y restaura los patrones más saludables de latidos cardíacos). 
  • Perdónate por no ser tan perfecto como te gustaría, y libérate de la culpa que sientes cuando permites que tus hijos tengan tiempo extra frente a la pantalla.

Agradécete, incluso aunque sólo hayas cumplido con dos preguntas hoy. Y en eso es en lo que debes enfocarte si es que hubiera una sexta pregunta: aprecia tus muchas bendiciones. ¿Cómo puedo recordar agradecer durante todo el día por lo que sí tengo? 

La labor de la mente es mantenernos a salvo, por lo que la mente siempre se preocupa por el futuro, siempre pensando que hace falta algo. Pero si podemos recordar practicar gratitud, alimentaremos al corazón. El corazón no nos da garantías sobre el futuro, pero vive aquí, en el momento presente.

Somos más que suficientes. Cuando elegimos estar agradecidos, abrimos la puerta a lo suficiente. Y si todo en lo que nos centramos es en apreciar y agradecer, descubriremos que ello es más que suficiente.

En nuestra Escuela para Padres buscamos reforzar la acción educativa de los padres aportándoles los mejores medios para que reflexionen y aprendan más sobre la vida familiar, el matrimonio y la etapa de desarrollo en que se encuentran cada uno de sus hijos. Conoce más:

Escuela para padres >

También podría interesarte:

Categorías: Kindergarten Cedros Norte, Consejos para padres