<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte May 1, 2020 12:37:00 PM

Tips para armonizar la familia en casa durante la cuarentena

Las medidas actuales de aislamiento social, como resultado de la pandemia de COVID-19, han confinado a las personas en casa, con la proximidad de la familia. La vida para padres se ha tornado muy diferente ahora que no compartimos cargas con parientes, amigos y profesionales fuera de la familia inmediata.

El éxito en la educación de los hijos requerirá que nos adaptemos a las nuevas circunstancias, reemplazando algunas de las prácticas actuales con métodos más en sintonía con la vida en esta proximidad. Esto podría parecer incómodo al principio, ya que puede ir en contra de algunas creencias de moda. 

Contenido relacionado: 6 tips para que tus hijos conserven el buen ánimo durante la presente contingencia

Como una forma de ayudar en este proceso, reemplazamos cuatro reglas comunes que los padres aplican con una nueva regla más apropiada para generar armonía en el hogar.

 

  • Los padres deben ponerse primero ahora

Las prácticas de crianza de hoy en día colocan a los niños antes que a los padres en muchos aspectos de la vida. No hay nada de malo en querer lo mejor para nuestros hijos, pero debemos cuestionarnos si está en juego la calidad de vida de los padres.

La mayoría de los padres conocer la importancia del cuidado personal pero no lo ponen en práctica. Ahora, como padre, debes convertirte en una prioridad y atender tu propia salud física y mental y tu felicidad.

Practica los hábitos de cuidado que suelen fomentarse en los niños: come bien, duerme bien, haz ejercicio, descansa regularmente y asegúrate de hacer algo diario que te brinde alegría. Se requiere de una gran generosidad para ser padre. Encontrar formas de darnos prioridad en realidad puede hacernos mejores en ello.

 

  • Concéntrense en el bien mayor

El surgimiento de familias más pequeñas ha cambiado el enfoque de criar a varios hijos a la vez a criar a cada niño individualmente. La propensión a centrarnos en las necesidades individuales a menudo se da a expensas del bien familiar, lo cual es evidente cuando sobrevienen tiempos difíciles.

Cuando los niños viven en estrecha proximidad durante largos períodos, es esencial que consideren las necesidades de los demás, así como las suyas. “¿Cómo impacta mi comportamiento en los demás? ¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo aliviar la carga?”: deben convertirse en propósitos de todo miembro de la familia.

Contenido relacionado: Descubre cómo también desde casa se puede trabajar en equipo

 

  •  Los niños deben asumir responsabilidad

La responsabilidad de resolver la mayoría de los problemas en la familia recae en los padres, incluso aunque a los niños les corresponda hacerlo. La tendencia de los padres a asumir la responsabilidad de lo que son esencialmente problemas de niños es agotadora y conduce a emociones de culpa cuando los niños son infelices. 

Las medidas actuales de aislamiento social han evidenciado que es imposible para un padre resolver todos los problemas de un niño. En estos momentos, los padres deben aprender a apartarse un poco, y emerger sólo cuando sepan que los niños han intentado resolver sus propios problemas sin lograrlo.

 

  • Ganarnos la cooperación de los hijos

La mayoría de las técnicas actuales de educación de niños y adolescentes se basan en cumplir órdenes. "¿Cómo puedo lograr que mis hijos hagan esto?" Esta frase aún domina gran parte de la narrativa educativa de los padres, lo que refleja viejas prácticas, de cuando los niños eran observados sin ser escuchados.

El lenguaje de cumplimiento ("¡Quiero que hagas esto!") todavía tiene un lugar en la vida familiar, aunque sea pequeño. Sin embargo, el lenguaje de cooperación ("Necesito que se haga esto"), en todas sus formas, representa este cambio esencial en la mentalidad que se requiere bajo las circunstancias actuales.

Las nuevas circunstancias en las que nos encontramos debido al COVID-19, a pesar de mostrarse desalentadoras a primera vista, nos ofrecen una oportunidad para sopesar viejos hábitos, principios y reglas en todas las áreas de la vida, incluida la crianza de los hijos. 

La naturaleza humana nos inclina a sentirnos cómodos con viejas costumbres, incluso aunque no nos funcionen. A veces se necesita de una crisis, como la que estamos experimentando, para considerar viejos hábitos, principios y reglas y juzgar si son adecuados. Si no lo son, será hora de crear un nuevo libro de reglas.

La Escuela para Padres del Colegio Cedros Norte le da los recursos y el apoyo necesario a nuestros padres de familia para que puedan educar mejor a sus hijos, fomentar la unidad familiar y, en general, ser mejores seres humanos. Conoce más aquí:

 

 Escuela para padres >

 

También podría interesarte:

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte

Escrito por Colegio Cedros Norte