<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Nov 27, 2019 6:40:05 AM

Relación entre la empatía en la familia y la buena crianza

Si tuvieras que elegir entre enseñarle empatía a tu hijo o ayudarlo a estudiar para un examen de matemáticas de mañana, ¿cuál elegirías? Si tuvieras que elegir entre criar a un niño amable o asegurarte de que está completamente preparado para su torneo de baloncesto de la próxima semana, ¿cuál elegirías?

Por supuesto, los padres no deberían tener que elegir entre cultivar empatía y promover las actividades y logros cotidianos de un niño. Sin embargo, a menudo dicha elección ocurre inconscientemente a medida que las familias se centran en los éxitos del día a día en lugar de en capacidades interiores básicas que fomentan el triunfo en la vida y la felicidad duradera.

Contenido relacionado: 5 consejos para enseñarle empatía a tu hijo

Adquirida a través del apego emocional hacia otros seres humanos, la empatía es nuestra capacidad para reconocer, sentir y responder a las necesidades y el sufrimiento de otras personas.

¿Por qué la empatía es crítica para el desarrollo de tu hijo? ¿Cómo pueden conducir los padres a los niños hacia una vida solidaria? Este artículo explora las respuestas a tales preguntas y proporciona formas prácticas y comprobadas de contribuir al bienestar social y emocional de tu hijo al fomentar empatía, compasión, gratitud y amabilidad.

1. Estimula una relación afectuosa.

Para poder desarrollar la capacidad de sentir empatía por los demás, un niño debe sentirse visto, escuchado y comprendido. Los miembros de la familia que conocen, aprecian y respetan a un niño, más allá de logros externos, lo ayudan a sentirse emocionalmente apegado a personas que se preocupan por él. Este tipo de relaciones amorosas aumentan la capacidad del niño para cuidar de los demás.

2. Escucha para entender.

La escucha activa es una práctica que estimula que padres y niños crezcan a través de la mutua comprensión. Las tres habilidades más frecuentemente asociadas con buena escucha son: 1) Respetar a la otra persona, 2) Escuchar más de lo que se habla y 3) Siempre buscar comprensión.

3. Enseña una mentalidad de crecimiento.

Hazle saber a tu hijo que la empatía no es un rasgo fijo, más bien se adquiere con el tiempo. La empatía puede aumentarse con la práctica al igual que los músculos con el ejercicio. Cuanto más se practique, mejor se entenderán los pensamientos y sentimientos de los demás.

4. Repiensa cómo los niños aprenden amabilidad.

No sorprende que los adultos se sientan bien consigo cuando les muestran amabilidad a sus hijos. Las buenas acciones no sólo nos hacen sentir mejor, sino que las personas amables y compasivas a menudo tienen más éxito. Dicho esto, no hacemos felices a los niños permitiéndoles sólo recibirlas. Aumentamos su felicidad y enriquecemos sus amistades al enseñarles a ser generosos.

Contenido relacionado: Cómo educar a un hijo para que consiga valorar a las personas

5. Infunde compasión en casa.

Considerada como una gran virtud humana, la compasión es una actitud emocional profundamente empática. Nos permite conectarnos con el sufrimiento ajeno, al actuar brindando consuelo a quienes nos rodean. Las familias pueden infundir compasión al: 1) Brindar oportunidades para practicarla, 2) Ayudar a los niños a comprender la ira, y 3) Enseñar a los niños a autorregular emociones.

6. Muéstrale a los niños por qué es bueno dar

Las familias que muestran compasión, amabilidad, servicio, trabajo en equipo y lo importante que es llevarse bien con otros, logran educar con empatía. La escuela es un lugar ideal para que los niños progresen a través de tres etapas, a medida que asuman un rol social, éstas son: (1) Siendo ciudadanos responsables, (2) Mejorando sus comunidades, y (3) Contribuyendo a resolver problemas sociales.

7. Exponlos a diferentes opiniones y visiones del mundo.

Cuando se estimula la curiosidad acerca de cómo individuos y grupos de personas perciben el mundo de manera distinta, se expanden los límites intelectuales y emocionales de los niños: llegan a comprender varias perspectivas. Cuando se les desafía a explorar prejuicios, encontrar puntos en común y extraer significado de situaciones ajenas, los niños desarrollan mayor capacidad de empatía.

Contenido relacionado: Cómo enseñar a nuestros hijos a ser tolerantes

8. Fomenta el civismo.

Criar a los niños para que se conviertan en ciudadanos activos no es algo que suceda casualmente. Ocurre cuando los niños 1) se conectan las necesidades de otros, 2) confrontan dilemas morales, 3) reflexionan sobre sus valores, 4) notan la interconexión en problemas sociales y 5) crean identidades cívicas positivas. El apoyo de los adultos en ello es un ingrediente esencial.

9. Lidera con empatía.

Los valores familiares constituyen reflejos de quiénes somos y cómo asumimos la paternidad. Cuando los padres lideran con empatía, gratitud y amabilidad, los niños aprenden a hacer lo mismo. Aprende a articular y expresar los valores familiares para que los niños los entiendan y aprendan de ellos.

La empatía es un cualidad que los niños poseerán para toda la vida. En definitiva, la familia es el fundamento esencial para cualquier persona la aprenda y la cultive. Por lo que si se busca que un niño se comporte y conduzca a través de la misma, los padres deberán criar a su hijo centrando su atención en promoverla en sus hijos. Esto, a la larga, conllevará enormes beneficios para su futuro y su felicidad.

En el Colegio Cedros Norte disponemos de un Centro de Educación Familiar, en el que les brindamos el mejor apoyo a nuestros padres de familia con el fin de que puedan perfeccionar la educación de sus hijos en el hogar y, asimismo, ellos llegar a ser mejores seres humanos. Agenda una cita con nosotros y conoce a detalle todas las ventajas que te ofrecemos:

Haz tu cita AQUÍ >

empatia-familia

También podría interesarte:

 

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte

Escrito por Colegio Cedros Norte