<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Jan 23, 2020 1:48:00 PM

Cómo puedes ayudar a tu hijo a abandonar sus malos hábitos

 

A veces, podrías sentir que tu hijo ha conformado un repertorio completo de hábitos molestos a lo largo de los años, como estornudar sin cubrirse la nariz y la boca, tocar las posesiones de otras personas sin su permiso, hablar en voz alta (o incluso gritar) en público, u olvidar traer artículos a la escuela. 

Es un tanto ajeno, entonces, al hecho de que hay otros a su alrededor, de modo que casi parezca hallarse en un mundo propio. No es que deliberadamente se proponga molestarte, pero su comportamiento sí tiene tal efecto.

  • Decirlo delicadamente

El desafío que enfrentas será ayudarlo a abandonar estos malos hábitos sin dañar su autoestima. A ningún niño le gusta que le digan todo el tiempo que hace algo mal, o que las personas se irritan por su comportamiento. Él confía en ti para recibir asesoramiento y orientación sobre todo asunto, incluido su comportamiento, y parte de tu trabajo como padre implica guiarlo hacia un camino que apruebes.

Contenido relacionado: 7 consejos para educar a tus hijos

Tienes todo el derecho de hacerlo consciente sobre sus malos hábitos, pero lo que cuenta es cómo lo hagas. Piensa cómo te sentirías si tu pareja te dijera: "Creo que la forma en que comes tu comida es terrible". Lo más probable sería que te sintieras hostigado y molesto. 

Por otro lado, supón que tu pareja dijera: “Eres una persona muy elegante, por eso me sorprende que la forma en que comes no sea tan elegante como podría serlo. Quizás sólo necesites comer más despacio”. No te sentirías tan mal, aunque el comentario siga siendo una observación negativa sobre tus hábitos alimenticios.

Tu aguijón puede moderarse por dos aspectos. En primer lugar, el comentario negativo debe establecerse en un contexto de elogios, y en segundo lugar, el comentario debe contener una sugerencia de la posible solución. Así es como puedes abordar un mal hábito de manera constructiva. 

Elige tus palabras con cuidado para evitarle angustias innecesarias a tu hijo vulnerable. En lugar de comentar: "Estoy harto de tener que recordarte constantemente que te cubras la nariz y la boca cuando estornudas", podrías decir: "Sé que al estornudar puedes hacerlo cortésmente porque he visto que a veces lo haces. Quizás sólo debas acordarte cada vez que estornudes”.

Te sorprenderá lo mucho más receptivo que tu hijo será a los comentarios constructivos que a los comentarios negativos acerca de sus hábitos. Al emitir tu comentario en alguna forma de elogio y ofrecerle un curso de acción alternativo para mejorar la situación, aumentará la disposición de tu hijo a escucharte.

  • Un hábito a la vez

Incluso aunque tengas el enfoque más positivo para detener los hábitos molestos de tu hijo, mantén expectativas realistas de cambio. No intentes eliminar sus  costumbres indeseables de una vez por todas. Se sentirá totalmente abrumado y menospreciado si le presentas una lista de cosas que hacen que te irrites.

En cambio, elige un mal hábito para comenzar, tal vez el que más te ponga los nervios de punta o el que resulte más fácil cambiar. Habla sobre dicho hábito con tu hijo, explícale por qué te preocupa y proponle formas alternativas para que reaccione ante esa situación. Luego, dispénsale muchos elogios cuando finalmente logre lo que le has pedido.

Contenido relacionado: ¿Por qué ser asertivo y tranquilo hará que mejores la educación de tu hijo?

Recuerda que tu hijo quiere complacerte. Quiere que pienses que es genial y busca tu aprobación, así que úsala para aprovechar esta motivación y conseguir que cambie. También te será muy satisfactorio el saber que lo has ayudado a deshacerse de sus malos hábitos, sin que se formen barreras entre ustedes dos. 

El Centro de Educación Familiar del Colegio Cedros Norte está enfocado en impartirles cursos, formación doctrinal y conferencias a nuestros padres de familia para que puedan perfeccionarse en la crianza de sus hijos, conocer mejores métodos para llevar a cabo la educación en el hogar y alentar la integración familiar. Conoce más:

ESCUELA PARA PADRES >

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte, consejos

Escrito por Colegio Cedros Norte