<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte May 21, 2021 4:30:00 PM

¿Cómo ocurre el proceso de toma de decisiones en el cerebro de un adolescente?

Una relación afectuosa entre padres e hijos desempeña un papel importante en el crecimiento saludable del cerebro de los adolescentes. Durante la adolescencia, la forma peculiar en que se desarrolla el cerebro influye en los pensamientos, comportamientos y decisiones.

Nuestra comprensión acerca de la toma de decisiones en las personas adolescentes puede comenzar mejor con descubrir cómo es que cambian los cerebros durante este período. Al saber cómo madura y crece su cerebro, los padres obtendrán información sobre cómo optimizar su influencia.

Los padres apoyan la toma de decisiones en los adolescentes

Durante la adolescencia, los cerebros experimentan un crecimiento continuo y diferentes secciones del cerebro se desarrollan a distintos ritmos. Los centros emocionales del cerebro, en la parte media y anterior, se desarrollan primero.

Tal vez hayas oído hablar de la amígdala o el hipocampo antes; éstas son las áreas del cerebro que juegan un papel importante en cómo las personas se sienten y reaccionan al entorno.

Por otro lado, la parte frontal del cerebro, la corteza prefrontal, participa en el razonamiento y la ponderación de decisiones. Los centros emocionales de los adolescentes maduran antes que sus centros de toma de decisiones.

En otras palabras, los cerebros de los adolescentes están programados para concebir respuestas emocionales fuertemente desarrolladas, incluso cuando la parte del cerebro que las interpreta y calma todavía se encuentra desarrollándose de forma activa.

Los padres pueden apoyarlos al comprender que su estado emocional es parte del proceso de crecimiento. Cuando parezca que están tomando una decisión precipitada, deben actuar como una voz de compasión y de razonamiento prácticos: ayudarlos a considerar la lógica de las elecciones sin menospreciar sus emociones.

 

Contenido relacionado: Cómo enseñarles resolución de problemas a los adolescentes

El centro de recompensa del cerebro

El centro de recompensa del cerebro también se halla más activo durante la adolescencia. Cuando asumimos un riesgo exitoso, experimentamos algo divertido o ganamos en un juego, nuestro centro de recompensas se activa y libera dopamina.

La dopamina pertenece a un tipo de sustancias en el cerebro que se llaman neurotransmisores y afectan nuestro estado de ánimo y nuestra percepción consciente. La dopamina promueve una sensación agradable que tenemos en varias situaciones, desde al ver videos divertidos hasta al invitar a alguien a salir.

En los adultos, tales centros de recompensa están equilibrados por la corteza prefrontal, lo que nos impide correr riesgos con la esperanza de obtener esa liberación de dopamina.

Pero en los adolescentes, la corteza prefrontal no está completamente desarrollada, por lo que no pueden anular tan rápido los comportamientos de riesgo con ayuda de la lógica. Esto significa que los adolescentes, de cierta manera, están programados para buscar mayores recompensas, así como experiencias nuevas y estimulantes.

Con un sistema emocional más sensible y un centro de toma de decisiones que aún está en crecimiento, los adolescentes a veces toman decisiones que pueden poner en riesgo su bienestar, lo cual es especialmente cierto en situaciones de carga emocional.

Asumir riesgos es parte del desarrollo adolescente

Los padres pueden apoyar a los adolescentes al reconocer que asumir riesgos es una parte necesaria e importante de su desarrollo personal. Pero si parece que sus hijos adolescentes están tomando riesgos inadecuados o decisiones apresuradas, los padres deben actuar como la voz de la razón.

Deben ayudarlos a sopesar los pros y los contras de sus acciones y apoyarlos a pensar en las consecuencias de sus acciones. Parte del papel de los padres es proporcionar control y equilibrio a medida que los cerebros de los adolescentes continúan madurando y mientras aprenden lecciones valiosas de la vida.

Es clave que mantengan la calma mientras los guían. El objetivo es crear un entorno en el que ellos puedan pensar las cosas con calma. Cuando se encuentran en un estado de calma, su capacidad para tomar decisiones es impresionante.

Contenido relacionado: 9 maneras de enseñar a tus hijos a tomar decisiones sabias

Cuando están en un estado "caliente" o "reactivo", les resulta mucho más difícil involucrar a la parte lógica de su cerebro. Esto es cierto para todos nosotros, pero lo es particularmente para los adolescentes.

Los adolescentes son superaprendices: constantemente establecen nuevas conexiones entre la información que reciben y recopilan nueva a medida que aprenden.

Los adolescentes son propensos a asumir riesgos

¡La adolescencia es el momento para que los jóvenes se establezcan dentro de sus comunidades y se vuelvan independientes! Estos son años para que den pasos cruciales en entornos sociales, escolares y familiares, a pesar de que sea posible que no siempre tengan éxito.

Aún así, será probable, en caso de darlos, que desarrollen una mejor apreciación de sus fortalezas y descubran dónde existe un margen de mejora. Puede serles valioso tomar riesgos seguros entre compañeros mientras exploran su independencia.

¡El centro de recompensa del cerebro adolescente se encuentra sumamente activo debido a estos riesgos! Como resultado, los adolescentes poseen el impulso natural de intentar cosas nuevas y explorar lo que el mundo tiene que ofrecer.

Los padres deben permitirles asumir riesgos a la par de fijarles límites para asegurarse de que no se pongan en peligro ni ellos ni su moralidad. También podemos alentarlos a distanciarse de sus compañeros antes de tomar decisiones importantes.

Los compañeros activan el centro de recompensa del cerebro, por lo que cierta distancia de los amigos puede darles más tiempo para pensar.

Diferencias individuales y toma de riesgos

Conforme los padres guían a sus hijos a través de los giros de la adolescencia, es importante que comprendan que las diferencias individuales explican gran parte de cómo es que toman decisiones.

Algunos adolescentes correrán más riesgos y pueden seguir buscándolos durante la vida adulta. Otros pueden preferir una ruta más cautelosa. Las diferencias entre personas a veces suelen decirnos más sobre los patrones en decisiones personales que las diferencias entre grupos de edad.

Considera quién es su hijo adolescente como individuo. Y ten en cuenta que todos los adolescentes necesitan un momento extra para que la central lógica de su cerebro se ponga en funcionamiento.


Sabemos que la adolescencia es un período de cambio y nuevas dificultades para nuestros alumnos, por eso en el Colegio Cedros Norte enfatizamos su responsabilidad y su aprendizaje en la toma de decisiones. Descarga nuestro modelo educativo:

Modelo educativo del Colegio Cedros Norte

También podría interesarte:

Categorías: Colegio Cedros Norte, adolescentes

Escrito por Colegio Cedros Norte