<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Oct 16, 2019 11:06:00 AM

Cómo fijar reglas en casa sin tener que usar castigos

No podemos negar que las reglas de convivencia son indispensables cuando queremos lograr que la coexistencia entre personas sea lo más pacífica posible y, como tales, son principios adoptados para dirigir la conducta. Permiten lo correcto y prohíben lo que no lo es. Las reglas existen en prácticamente todos lados y, por vivir en sociedad, estamos constantemente sujetos a ellas.

Es muy probable que, por costumbre, pensemos que incumplirlas tiene como consecuencia un castigo. Así ha sido siempre y muchos de nosotros las cumplimos para evitarlo. Si bien es cierto que las leyes, que en términos generales, son reglas a las que nos tenemos que ajustar, las reglas que imponemos en casa no necesariamente deben serlo. Aquí te explicamos cómo.

Contenido relacionado: Límites en la educación: errores y consecuencias

Antes de adentrarnos en cómo sustituirlos, es necesario entender las dos principales razones por las que no es bueno aplicar castigos:

1. Los castigos no enseñan comportamientos

Al contrario de lo que antes se creía, se ha demostrado que reprimir a los niños no consigue que tengan el comportamiento deseado, sino que únicamente interrumpe de momento aquél que no se desea. Castigar a un niño por no hacer su tarea no le enseña a hacerla.

2. Los castigos tienen efectos secundarios negativos

El niño, en lugar de hacer lo que queremos que haga, muy probablemente se sienta intimidado por la persona o situación que le haya provocado el castigo, por lo que buscará distanciarse de aquello para evitar ser reprendido.

Qué hacer en lugar de aplicar castigos

Ciertos estudios sustentan que existen otras formas de hacer que los niños sigan las reglas sin que se vuelva necesario castigarlos, de entre las cuales destacan:

1. Premia el comportamiento adecuado

Reconoce cuando tus hijos hagan algo bien y procura que sepan que lo hicieron. Una pequeña recompensa de vez en cuando, por ejemplo, al limpiar su recámara una vez a la semana durante un mes, siempre cae muy bien y refuerza el comportamiento adecuado.

No es necesario que las recompensas sean muy grandes o constantes. Muchas veces una felicitación y un abrazo son suficientes para que los niños sepan que se han portado bien.

2. Explica el comportamiento inadecuado

Al explicarle a tus hijos por qué no deben hacer algo incorrecto, o por qué cierta regla es importante, los exhortas a razonar y a distinguir lo bueno de lo malo. Pedirles que imaginen qué sucedería si llegaran a romper una regla puede ser buen ejercicio para que piensen en las consecuencias que implican sus actos, y así consigas disuadirlos sin levantar la voz o recurrir a un castigo.

Contenido relacionado: ¿Por qué ser asertivo y tranquilo hará que mejores la educación de tu hijo?

3. Si el castigo es absolutamente necesario, que no involucre golpes.

En lugar de mandar a tu hijo a un rincón durante media hora, inténtalo por 5 minutos mientras supera las emociones que siente al ser castigado. Luego intenta hablar con él para explicarle por qué recibió un castigo y convencerlo de que esto no se repita.

Otro castigo leve que resulta eficaz para darles a entender a los niños que cierto comportamiento no está bien, consiste en retirarles el permiso de hacer una actividad divertida por el resto de ese día, como jugar videojuegos o ver televisión, según la gravedad de la falta.

Sea cual sea la regla incumplida, las investigaciones nos sugieren que no es necesario que un niño reciba un castigo de extendida duración, o golpes, para evitar que tal actitud se repita. Es mejor trabajar en conjunto y premiar el comportamiento deseable para generar en ellos buenos hábitos, pero, en especial, a través del ejemplo.

En Cedros Norte, creemos en la atención personalizada, por lo que todos nuestros alumnos tienen asignado a un preceptor que trabajará en conjunto con la familia del alumno en un plan individual de formación. 

                                PRECEPTORÍA >

También puede interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte

Escrito por Colegio Cedros Norte