<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Oct 2, 2019 11:00:00 AM

Cómo educar un hijo para que consiga valorar a las personas

La empatía es una cualidad extraña pero fundamental: algo que casi todo el mundo quiere, pero pocos saben cómo darlo o recibirlo realmente. En un mundo donde se enfatiza la gratificación personal, la oferta, por decirlo así, se vuelve escasa pero abunda la demanda. Esta es buena razón para enseñar a la próxima generación lo que implica mostrar empatía por quienes nos rodean.

¿Qué es la empatía?

Muchas personas confunden simpatía y empatía, pero son dos valores distintos. La empatía no es sólo la capacidad de comprender los sentimientos de alguien, es más que eso. Más bien, conlleva valorar y respetar los sentimientos de otra persona. Significa tratar a los demás con amabilidad, dignidad y comprensión.

Contenido relacionado: 5 consejos para enseñarle empatía a tu hijo

Conviene que los niños aprecien a los adultos mostrar empatía

Mientras que algunos niños están dotados de corazones naturalmente amables, en la mayoría de casos, es necesario que los adultos que los rodean modelen un comportamiento empático. Los padres que muestran interés por los asuntos que les importan a sus hijos y responden a sus emociones de una manera positiva y afectuosa están enseñándoles la habilidad de la empatía.

Deben satisfacerse sus necesidades emocionales

Cuando los niños satisfacen sus necesidades emocionales, suceden dos cosas. Aprenden a satisfacer las de los demás y se orientan por aquello recibido, de lo que puede deducirse que son lo suficientemente seguros como para dar a los demás al sobrevenir una necesidad, pero primero requieren haber recibido. Un jarrón vacío no puede llenar ningún vaso.

Habla con los niños sobre las necesidades emocionales

A muchos adultos les resulta difícil hablar sobre cualquier cosa relacionada con emociones. En consecuencia, pasan sus vidas evadiendo este tema. Estas son personas que no saben cómo abordar las emociones de los demás y se sienten incómodas con cualquier situación que requiera una respuesta afectiva. A veces tienen miedo de las suyas propias porque nunca han aprendido a lidiar con ellas.

Es una excelente idea hablar con niños sobre emociones y cómo es que otras personas las sienten. Dale nombres a sus emociones (por ejemplo, celos, ira o amor) y enséñales lo normales que son. Háblales sobre cómo manejarlas de una manera positiva y señala situaciones en las que otros llegan a experimentarlas. Enséñales a respetar las emociones de los demás y muéstrales cómo actuar en una situación donde deban brindar alguna respuesta.

Contenido relacionado: 5 tips para potenciar la inteligencia emocional de tu hijo

Busca situaciones reales para practicar empatía

No hay nada como un ejemplo real para modelar lo que se está enseñando. Busca situaciones que afecten a cierta persona y habla con tus hijos sobre lo que ello significa para los involucrados y cómo es que podrían sentirse al respecto. Por ejemplo, si escuchas pasar a una ambulancia a toda velocidad, menciona qué sentirían los familiares de una persona enferma.

Educa a través de juegos

A los niños más pequeños, en particular, les encanta fingir que son alguien más u otra cosa. Puedes emplear estos momentos divertidos para enseñar empatía.

Haz que tus hijos jueguen el papel de otra persona, la cual podría ser el personaje de un libro o de la televisión, o incluso alguien que sepas que haya pasado por alguna experiencia significativa recientemente. Mientras representan la historia juntos, pídeles a tus hijos que se detengan e imaginen cómo podría haberse sentido tal personaje en un momento dado. Esto centrará su atención en las emociones que alguien podría experimentar cuando llegara a encontrarse en esa situación.

Desarrolla su brújula moral interior

Hacerles patente a tus hijos la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto desde edad temprana les brindará una sólida brújula moral que los guiará a tomar buenas decisiones. En circunstancias que requieran una decisión, ayúdalos a ver cómo nuestras elecciones y comportamiento afectan a los demás. Háblales acerca de cómo las malas acciones dañan a los demás y muéstrales el daño que causan.

Es una buena idea hablar con ellos sobre detalles relevantes, por ejemplo, cómo puede herir los sentimientos nombrar a un hermano con un adjetivo desagradable o negarse a jugar con él cuando amigos están de visita. Al ir edificando una base moral, comienza con poco y con lo básico.

Al criar a tus hijos para practicar la empatía, les estás regalando el don de dar. En un mundo donde se enfatiza velar por los propios intereses, las personas que dan son raras. Pero ellos disfrutan la mayor satisfacción de la vida, viven las vidas más significativas y mantienen las relaciones más gratificantes. Enseñarles empatía es una inversión que vale la pena para su futuro y para el mundo que habitarán.

En el Colegio Cedros Norte consideramos al alumno como el centro de toda nuestra actividad y es de gran importancia para nosotros lograr que se desarrolle integralmente no sólo en el aspecto académico, sino dentro de cuatro áreas personales: física, tecnológica, artística y espiritual, por lo que también fomentar la empatía es crucial dentro de nuestra visión. Conoce nuestro modelo educativo.

MODELO EDUCATIVO>

enseñar-empatia-ninos

También puede interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte

Escrito por Colegio Cedros Norte