<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Oct 11, 2018 11:23:36 PM

¿Cómo comunicarte con un adolescente?

Una de las etapas más complicadas para poder comunicarnos con nuestros hijos es durante la adolescencia, y como padres nos puede costar mucho trabajo acercarnos a nuestros hijos. A veces, incluso los alejamos porque no entendemos realmente lo que es tener comunicación con ellos. Entonces, primero es importante que entiendas los mitos que hay alrededor de la buena comunicación, luego te daremos varias maneras de comunicarte con tu hijo, y finalmente te diremos cómo identificar si tu hijo se quiere comunicar contigo o se está alejando. Con todo esto, puedes crear una estrategia efectiva para ayudarlo mejor.

Mitos de la buena comunicación

Erróneamente se piensa que la buena comunicación tiene que ver con lo siguiente:

  1. Hablar
  2. Requiere de que se cuenten secretos
  3. No se presentan emociones negativas
  4. Logra que todos estén de acuerdo

Comunicarse nos llega a sonar como el método ideal para que nuestro hijo nos escuche completamente y para que todo se dé de la manera más positiva posible; pero al ser una época particularmente complicada, no debes esperar que todo sea fácil. Los adolescentes no suelen platicar con sus papás, y menos de las cosas privadas; además se presentarán muchas emociones negativas, y habrá muchos desacuerdos entre ambos.

Maneras de comunicarte con tu hijo

La convivencia es un gran facilitador de la buena comunicación. Desde ahí se dan varios estilos de interacción que podrás usar dependiendo de la situación:

  1. Conversación: definida como un intercambio de ideas y/o relato de experiencias entre dos o más miembros sobre diferentes temas. Aquí puedes hacerle preguntas, se pueden contar historias o experiencias, o puede ser que sólo se busque una actitud de escucha.
  2. Opinión: muchas veces se confunde con la orden. La opinión se usa cuando se quiere expresar la idea que se tiene sobre un objeto, persona o circunstancia. Usa esta interacción cuando quieres que tu hijo conozca otra forma de ver las cosas, pero aquí se debe respetar su decisión.
  3. Orden: es una instrucción que, al no ser obedecida, implica una consecuencia. En esta clase de interacción, no se busca que haya un acuerdo entre ambos, no es algo opcional, ya que sirve para que él modifique su conducta, por lo que no se plantea como opinión.
  4. Explicación: es una exposición de razones que dan cuenta de los actos. La explicación se da de la siguiente manera:
    1. Explica la primera vez que se da una orden.
    2. Explica al final de una experiencia
    3. Explica para formar un criterio.

Pide una explicación siempre y cuando le vayas a aplicar la consecuencia, porque si no, se puede dar pie a que tu hijo comience a mentir, también puedes considerar solicitar la explicación luego de que él haya pagado la consecuencia.

  1. Negociación: es un acuerdo entre dos o más personas en la que ambos presentan sus propias posturas y en la que se busca ganancia de todas las partes. Procura no negociar de rodillas, sino negociar para la próxima vez. Tú como padre, siempre debes generar las pautas de negociación y tomar la decisión final.

Pasos para la negociación:

  1. Decide si el tema es negociable
  2. Escúchalo y ofrécele pensarlo
  3. Accede a un punto intermedio de la propuesta
  4. Establece a partir de qué día iniciará el acuerdo y un tiempo de prueba para la negociación realizada

Consejos para entenderlo mejor

Los padres tendemos a ponernos en una postura de experto, que debemos aprender a dejar si es que quieres entender a tu hijo. Te recomendamos hacer varias cosas para escucharlo mejor:

  1. Aprende a preguntarle las cosas
  2. Usa un lenguaje tentativo
  3. No impongas la conversación
  4. Habla en primera persona y define tu postura desde la duda
  5. Reflexiona sobre lo que expresa tu hijo y reconoce su experiencia
  6. Desarrolla un interés genuino por entender
  7. Empatiza con la emoción, no la situación
  8. Valida la emoción

Cómo saber si tu hijo se quiere comunicar o se está alejando

Si tu hijo quiere hablar contigo, toma en cuenta lo siguiente:

  • Revisa si no puedes posponer lo que estás haciendo. Él debe de saber que le estas poniendo atención.
  • Si no puedes posponer lo que estás haciendo, busca ser muy cálido con él.
  • Evita las reacciones emocionales impulsivas y no te coloques como el centro de la circunstancia.
  • Escúchalo y date cuenta qué te genera lo que te dice.
  • Pregúntale cosas para entenderlo mejor y para que vea que lo estás escuchando.
  • No tengas prisa por decir lo que piensas y evita dar soluciones precipitadas.
  • Deja abierto el tema de conversación.

Debes tener cuidado si tu hijo está recurriendo a terceras personas y/o cuando la situación que sucedió, o de la que te enteraste, ameritaba una intervención adulta y te enteraste por otra persona. Estas son dos señales importantes de que él no confía en ti.

 

Categorías: Colegio Cedros Norte, Consejos para padres

Escrito por Colegio Cedros Norte