<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Oct 12, 2020 9:03:00 AM

8 ventajas de que tu hijo aprenda a tocar un instrumento musical

Aprender a tocar un instrumento musical conlleva muchos beneficios para el desarrollo de los niños. Sin embargo, tales beneficios no provienen únicamente de sentarse en clase y seguir la corriente: los niños tienen que participar activamente.

Si estás considerando inscribir a tu hijo en lecciones de música, aquí exponemos 8 ventajas que podrás esperar:

1. Se aprende a ser paciente

Tocar un instrumento implica perseverar durante horas, días y, posiblemente, años de práctica. Los niños deben tener paciencia para alcanzar las metas que se han fijado.

El violín es un instrumento que puede enseñar paciencia, pues se requiere de práctica para sostener el arco adecuadamente y hacer que las cuerdas suenen. Si te decides por buscar un violín, recuerda que vienen en varios tamaños, así que elige uno al que pueda ajustarse tu hijo.

2. Genera un sentido de responsabilidad

La mayoría de instrumentos requieren de mantenimiento para lucir y sonar como nuevos, lo que les da a los niños algo de responsabilidad. Los niños también aprenderán a adecuarse a un horario de práctica, en casa o asistiendo a lecciones.

Por ejemplo, si tu hijo muestra interés por tocar la flauta, tendrá la responsabilidad de limpiarla regularmente con una vara y un paño.

3. Fomenta la autoestima

Aprender un instrumento les brinda a los niños un medio para practicar, atender comentarios, hacer ajustes y apreciar cambios positivos. A medida que mejoren, sentirán más confianza en ellos mismos y tendrán una autoestima más fuerte.

El piano es un gran ejemplo de ello, pues suele usarse para tocar interpretaciones. Si tu hijo se interesa por tocar el piano, considera qué modelo funcionará mejor en el hogar.

Mientras que los pianos de cola y de media cola suenan de manera similar, los pianos más pequeños son menos voluminosos y tienden a sonar más nítido.

4. Mejora las habilidades de lectura

Para tocar instrumentos, los niños tienen que aprender a leer partituras, lo que requiere de identificar notas en los pentagramas y asociarlas con los tonos del instrumento.

Conforme se desarrollen sus habilidades, comenzarán a leer y a tocar con mayor fluidez. Los niños que tocan la trompeta, con sólo tres pistones para controlar el flujo de aire y generar notas, tienen que leer la música mientras realizan combinaciones en las teclas para crear notas específicas.

5. Incrementa la coordinación

Al tocar un instrumento, el cerebro de un niño debe trabajar rápida y eficientemente. Los niños deben concentrarse en leer música y convertir las notas en movimientos. Como resultado, los niños llegan a mejorar la coordinación ojo-mano de manera considerable.

El trombón es buen ejemplo: en lugar de teclas o cuerdas, el tubo deslizante debe llevarse a la posición correcta, en el momento adecuado, para que dé la nota indicada.

6. Promueve las habilidades matemáticas

Tocar un instrumento es una actividad creativa y, a menudo, estimula la sensibilidad artística de los niños. Pero la música también tiene paralelismos con las matemáticas, ya que les permite pensar críticamente y desarrollar sus habilidades para resolver problemas.

Los niños tienen que contar, comprender los ritmos, escuchar escalas y jugar con el ritmo, todo lo cual se mide en números. La batería es un excelente ejemplo, ya que la sincronización es crucial para producir los sonidos correctos y generar un tempo coherente. Los kits son caros, tu hijo podrá empezar con un set de iniciación.

Contenido relacionado: ¿Cómo potenciar las inteligencias múltiples de tus hijos?

7. Estimula la autoexpresión

Los niños que aprenden a tocar algún instrumento alimentan su creatividad y su habilidad para tomar decisiones, lo cual estimula la autoexpresión. La música es una de las formas a través de las cuales los niños pueden expresar emociones de las que podrían sentirse incapaces de transmitir.

Por ejemplo, se dice que el saxofón es un instrumento de jazz conocido por tocar las fibras del corazón. Al aprender a tocar un instrumento, los niños pueden transmitir sus emociones de una manera saludable y productiva.

8. Aumenta la capacidad de memoria

A medida que envejecemos, es común olvidar detalles. Pero los niños podrán mejorar sus habilidades de memoria desde una edad temprana al aprender a tocar un instrumento.

La música les enseña a los niños a crear, almacenar y recuperar recuerdos de manera eficaz, se asemeja a un ejercicio para el cerebro. Considera inscribir a tu hijo en lecciones de guitarra. Deberá memorizar qué cuerdas corresponden a qué notas y cómo tocar acordes con posiciones específicas de las manos.

En última instancia, será conveniente que el instrumento que tú y tu hijo elijan dependa de varios factores. No sólo de la experiencia, sino también lo que él disfrute. ¿Siente interés por la guitarra? ¿Le gusta el sonido del oboe? Empiecen por encontrar un instrumento que despierte su interés de manera natural.

El modelo educativo del Colegio Cedros Norte busca que nuestros alumnos se perfeccionen en todos los ámbitos de la persona, incluyendo el físico, el tecnológico, el artístico y el espiritual. Los alentamos a tocar un instrumento musical, a través de clases de excelencia, para que desarrollen su sensibilidad y su creatividad:

Modelo educativo del Colegio Cedros Norte

También podría interesarte:

Categorías: Colegio Cedros Norte, Actividades extraescolares

Escrito por Colegio Cedros Norte