<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Mar 6, 2020 10:56:00 AM

6 formas en que los padres pueden ayudar a sus hijos a mejorar su desempeño académico

 

Como padre, representas el primero y el más importante maestro de tu hijo. Existen muchas formas en que los padres pueden apoyar el aprendizaje de sus hijos en el hogar y a lo largo de todo el año escolar. 

Aquí te presentamos seis ideas para que comiences a hacerlo:

 

  1. Elabora un plan y síguelo.

Establece un "momento de silencio" específico todos los días para tarea o lectura general. Involucra a tu hijo en establecer las reglas para esto. Pídele a tu hijo que idee 3 reglas, por ejemplo:

 

  • Reunir todos los materiales necesarios antes de comenzar.
  • No hablar ni perder el tiempo durante el momento de silencio.
  • Completar todo el trabajo antes de detenerse.

 

Escribe las reglas en papel y pégalas en un lugar a la vista. Es más probable que los niños sigan las reglas que ayudaron determinar.

Contenido relacionado: Conoce las estrategias de aprendizaje más útiles para los niños

Algunos estudiantes de primaria emplean 20 a 30 minutos por día para este propósito. Los estudiantes de secundaria y preparatoria pueden requerir de al menos 30 a 45 minutos para el tiempo de estudio diario. Algunas escuelas piden que los estudiantes se tomen al menos 15 minutos por materia a diario. Averigua con los maestros cuánto tiempo esperan que los alumnos inviertan en la tarea.

La tarea, incluso aunque sea rutinaria, no debe considerarse opcional, como tampoco lo es un encargo o proyecto en tu lugar de trabajo.

 

2. Vuélvete una animadora.

A algunos niños les va mal en la escuela porque piensan que no son importantes. Para que un niño se sienta bien respecto del aprendizaje, primero debe sentirse bien consigo mismo. Anima a tu hijo al elogiarlo por sus esfuerzos. Muestra interés por su trabajo escolar.

 

3. No permitas que tu hijo se excuse.

Evita que tu hijo se excuse. Incluso aunque creas que tu hijo se sentirá mejor, nunca le digas este tipo de cosas: "Algunas personas simplemente no tienen cabeza para las matemáticas". Tu hijo puede pensar que lo crees incapaz de manejar la tarea. El éxito en un trabajo futuro requerirá que tu hijo se esfuerce tanto como pueda. No ayudarás a tu hijo si le das la oportunidad de poner excusas cuando le convenga.

 

4. Promueve el estado de ánimo adecuado.

Haz de tu hogar un lugar donde le sea fácil a tu hijo aprender. Mantén libros, revistas, catálogos y materiales de escritura al alcance de la mano. Asegúrate de que disponga de un lugar para estudiar. Esto podría ser en su habitación, en la cocina o en otro lugar donde la iluminación sea buena y el ambiente silencioso. Quédate lo suficientemente cerca para responder las preguntas que tenga.

Si tu hijo debe completarla en un lugar fuera de casa, procura conversar con él sobre dónde es mejor estudiar y sobre cómo se hace la tarea. Pídele que elija un espacio tranquilo y bien iluminado. Una vez que tu hijo esté en casa, revisa su tarea para cerciorarte de que esté completa. Responde cualquier pregunta que tenga sobre su trabajo.

El ejemplo que le dés le causará más impresión que tus palabras. Cuanto más interesado te muestres por su tarea y cuanto más te observe tu hijo aprendiendo, más entusiasmado se sentirá de aprender. Procura que tu hijo te vea leyendo. Limita la cantidad de televisión que veas.

Fija un límite para que tu hijo no vea más de 10 horas de televisión por semana. Sugiere programas que tengan vínculos útiles con el trabajo escolar, como programas sobre historia, computadoras o vida animal. Discute estos programas con tu hijo. Ayúdalo a discernir la conexión que guarda con su trabajo escolar.

 

5. No resuelvas todos los problemas

Tu hijo debe enfrentar las consecuencias de su desempeño. Si bien debes participar asegurándote de que tu hijo termine su tarea, no adquieras toda la carga de su trabajo. No resuelvas la división larga, escriba el ensayo o elabores el proyecto de ciencias. Si te involucras demasiado en la tarea debido a que la consideras demasiado difícil, visita al maestro del niño y compártele tu preocupación.

 

6. Fomenta el crecimiento independiente

Finalmente, un niño debe hacerse cargo de su propio aprendizaje. Esto significa que debes dejar de intervenir cuando tu hijo busque pasatiempos y comience a leer para su disfrute personal.

Una forma de fomentar el crecimiento independiente es mantener el "momento de silencio" diario incluso durante vacaciones y fines de semana. Presentarle a tu hijo posibles pasatiempos, incluso algo tan simple como leer puntajes de fútbol en la sección de deportes del periódico, es una buena manera de hacer que el aprendizaje sin tarea se vuelva divertido.

Habla con tu hijo y descubre cuáles son sus preocupaciones. Si te enteras de que tu hijo se siente ignorado o "molestado" en el aula, aborda al funcionario escolar correspondiente. Si no puedes despejar tiempo para visitarlo en persona, llámale a los maestros o adjunta notas a la tarea que tu hijo lleve a la escuela.

Contenido relacionado: 7 síntomas de que tu hijo tiene problemas escolares

Si te interesa obtener más consejos para que tu hijo pueda desempeñarse exitosamente en la escuela, adquiere el siguiente descargable que contiene 5 claves para que pueda lograr sus objetivos académicos:

 

New call-to-action

 

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte

Escrito por Colegio Cedros Norte