<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Mar 17, 2021 9:00:00 AM

5 problemas escolares comunes en la preparatoria y sus soluciones

Un sello distintivo de los adolescentes, lo queramos o no, es su tendencia a excluir a los padres de casi toda intervención posible. Dado que es poco probable que los adolescentes expresen sus problemas con claridad, en este artículo trataremos de hacerlo por ellos.

A continuación, encontrarás 5 de los problemas más comunes, relacionados con la escuela, a que se enfrentan los jóvenes de preparatoria y soluciones fáciles para ellos.

Contenido relacionado: 7 consejos para ayudar a que tu hijo supere los problemas escolares en la adolescencia

 

1. A menudo no comprenden lo que leen

Dado que la calidad de la redacción está conectada con la capacidad para comprender los textos, es importante que los alumnos desarrollen una buena comprensión de lectura. Esto es más relevante para las novelas y los libros de texto, que muchas veces tienen un contenido más intrincado.

La lectura escolar también suele relacionarse con contextos e ideas más amplios. Los medios en línea, en cambio, normalmente se componen de fragmentos de sonido y de párrafos más cortos. Aunque los adolescentes son buenos para ojear textos rápido, ello no significa que comprendan trabajos más extensos.

Consejo: Para que se familiarice con la comprensión, involucra de fondo a tu hijo con cualquier cosa que esté leyendo: un libro que esté leyendo por cuenta propia, uno para la escuela o algo en internet. Pídele que describa al personaje, pregúntale si te recomienda el libro y por qué, o que resuma los eventos de la clase de historia.

2. No saben cómo estudiar adecuadamente

Estudiar conlleva un proceso. Primero se toman apuntes o notas, después repasan con regularidad, y posteriormente se esbozan o se recuerdan en voz alta. Es una práctica que requiere mucho tiempo y que puede parecerles obsoleta o tediosa a quienes están acostumbrados a ignorar el núcleo de la información.

Consejo: Si tu hijo no está sacando buenas calificaciones en los exámenes, sugiérele que le dedique media hora a revisar sus apuntes o el material de estudio todas las noches. Hay muchos recursos en el internet que contienen resúmenes didácticos del contenido de las materias o exámenes de práctica.

Contenido relacionado: La importancia de la educación personalizada durante la preparatoria

 

3. Redactar es difícil (no sólo para los estudiantes de preparatoria)

La redacción de ensayos no es una actividad primordialmente intuitiva. Al igual que con el estudio, lleva mucho tiempo y tiene múltiples etapas: generar ideas, encontrar fuentes para respaldar esas ideas, formularlas en párrafos ordenados que sean claros y unirlos en un todo coherente. ¡Ni mencionar el proceso de revisión!

Consejo: Si a tu hijo le han dejado una tarea de redacción, pídele que la describa en sus propias palabras. A menudo, el desafío de escribir comienza con la falta de comprensión de las instrucciones. Ya que las haya comprendido mejor, discute posibles ideas con él y anótalas (a manera de ejemplo), luego envíalo a redactar.

4. Les resulta más complicado entender algunas materias

Las matemáticas y las ciencias se valen de sus propios lenguajes, diferentes a los demás. Puede ser difícil para los estudiantes asimilar conceptos abstractos de geometría o cálculo, y más cuando llegan a faltar a clase.

Consejo: Ver videos en línea (en Youtube, por ejemplo) es bastante útil. Pueden aclarar mejor el material de matemáticas y ciencias. Resolver un problema en pantalla mientras es desglosado puede fomentar la memoria de tu hijo. Además, tendrá la opción de volver a verlos o pausarlos.

5. Necesitan ayuda para administrar su tiempo

¿Quién no batalla con esto? Aunque tu hijo tenga un planificador, quizás no entienda cómo una práctica de fútbol podría afectar su desempeño. Tal vez no haya considerado que un examen parcial es distinto de un cuestionario y, por lo tanto, requerirá dedicarle más tiempo y más esfuerzo.

Consejo: Modela tal habilidad para tu hijo. Enséñale a distribuir y apuntar el tiempo que consuma cada una de sus actividades, incluida la escuela. Haz que se concentre en la cantidad de tiempo en lugar de en la cantidad de tareas. Dile que despeje períodos de media hora diaria para estudiar la semana previa a su examen.

Estos 5 aspectos son difíciles para muchos adolescentes, independientemente de su inteligencia o de sus capacidades.

Incluso aunque tu hijo no te pida ayuda con la escuela y no le guste que intervengas en sus actividades, la próxima vez que lo veas lidiando con una de estas dificultades, ofrécele alguno de estos consejos o recursos.

Cedros Norte te comparte una guía con 5 claves para que tu hijo tenga éxito en el estudio en casa. Haz click en el siguiente enlace y descárgala:

DESCARGA EL DOCUMENTO >

También podría interesarte:

 

Categorías: Colegio Cedros Norte, Preparatoria

Escrito por Colegio Cedros Norte