<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1069148873240546&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 5361 6181 Regresa al SITIO > Haz una CITA >
Publicado por Colegio Cedros Norte Mar 20, 2020 11:39:00 AM

5 consejos para promover en tus hijos una alimentación sana durante esta cuarentena

Al comer junta la familia, los niños aprenden a elegir alimentos saludables, a comunicarse con los demás y a emplear modales en la mesa. Por esto, uno debe empezar a promover una alimentación sana en sus hijos tan pronto como pueda. Esto es algo que tu hijo aprenderá, sobre todo, al comer contigo y con la familia.


Aquí hay cinco elementos que tomar en consideración para que los niños aprendan a llevar una buena alimentación a la hora de comer en familia:

1. Invita a todos a sentarse juntos.

Si le insistes a tu hijo a que se sienten con la familia a comer, comenzará a aprenderse las reglas de la comida. Así es cómo tú puedes aprovechar estos momentos al máximo

  • Da el ejemplo. Deja que tus hijos te vean probar diferentes alimentos y modela buenos hábitos alimenticios. Por ejemplo, come verduras si quieres que tu hijo las pruebe. Come balanceado y enséñale a tu hijo a comer así. De paso, puedes modelar buen comportamiento social. Permite que tus hijos aprendan a responder preguntas en la mesa sin interrumpir.

Contenido relacionado: Cómo puedes ayudar a tu hijo a abandonar sus malos hábitos


  • Limita las comidas a un período de tiempo razonable. Comer no debería tomarles más de 30 minutos. Si es necesario, incluso puedes configurar un temporizador para reforzar el límite de tiempo.
    2. Deja que los niños elijan entre lo que está sobre la mesa.

Es bueno dejar que los niños, incluso los más exigentes, elijan entre lo que está sobre la mesa. Está bien si eligen sólo una o dos cosas.

De cualquier modo, no eres un cocinera que prepara alimentos a gusto. Toma una decisión sobre lo que servirás y cúmplelo. Si tu hijo no quiere comerse toda o parte de la comida, no le hagas algo diferente.

Otros consejos:

  • Acepta que los niños devorarán gustosamente algunas comidas y dejarán otras intactas. Fomenta la regla de los dos bocados: que tu hijo pruebe por lo menos dos bocados de un alimento, después, no hostigues más a tu hijo. No existen días perfectos en este proceso, pero si ofreces una variedad de alimentos de manera rutinaria, tu hijo obtendrá la nutrición que necesita.
  • No esperes que tus hijos coman tanto como tú. El tamaño de sus porciones es proporcional a su edad y tamaño corporal. Una porción de carne para un adulto es aproximadamente del tamaño de la palma de su mano, mientras que, respectivamente, una porción de carne para un niño es más o menos del tamaño de la palma de su pequeña mano.

3. Sigue intentando con un alimento si no has tenido éxito

Los niños pueden necesitar de que se les sirva un alimento de 10 a 20 veces antes de que decidan comerlo. Pueden requerirse otros 10 a 20 intentos antes de determinar si les gusta.

Esto significa que debes ofrecerle brócoli a tu hijo de 20 a 40 veces antes de que concluya algo al respecto.

Entonces, si tu hijo rechaza algo, se aconseja que lo intentes nuevamente en unas pocas semanas.

Otros consejos:

  • Permíteles a los niños elegir qué verdura se servirá en la cena ocasionalmente. El que hayan ayudado a preparar la verdura favorecerá su disposición a comerla. Si no has logrado que tu hijo se acostumbre a cierta verdura, al darle esta oportunidad será mucho más probable que lo intente.
  • Intenta combinar alimentos nuevos con otros que les gusten a los niños para que se sientan más cómodos. Es importante usar una variedad de colores y texturas, especialmente en frutas y verduras. Un niño que no ve con frecuencia vegetales verdes se convertirá en un adulto que nunca comerá vegetales verdes.

4. No obligues a tu hijo a terminarse la cena para que se coma el postre.

Muchos padres insisten en que los niños se terminen toda la comida para darles el postre. Ahora, aunque no exista una cantidad mágica de cuánto necesitan comer los niños para ganarse el postre, deben haber hecho un intento razonable por probar la comida.

5. No prohíbas las golosinas.

Quizás tu hijo tenga sobrepeso. Puedes sentirte tentado a hacer que algunos alimentos se hallen completamente fuera de los límites, pero los alimentos "prohibidos" son un atractivo para los niños y tienden a comerlos en exceso cada vez que les es posible.

Contenido relacionado: Guía para ayudar a tu hijo a disminuir el consumo de comida chatarra

En cambio, adopta un enfoque equilibrado al alentar que coman golosinas más saludables y porciones más pequeñas de ellas. Nuevamente, aquí es donde el ejemplo es importante. Así, está bien tomar helado, pero todos deberán comer la porción para niños y considerar comprar yogurt congelado con chocolate negro en lugar de helado de chocochispas y crema batida.

Halla una manera de incorporar estos alimentos, así sea en ocasiones poco comunes, y tus hijos adquirirán un enfoque más saludable.

Accede al blog del Colegio Cedros Norte y aprecia la gran variedad de artículos con que contamos para que puedas guiarte y apoyar a tus hijos en diversos ámbitos, promuevas la integridad familiar o aprendas sobre habilidades potenciales suyas. Entra aquí:

Blog >

También podría interesarte:

Categorías: Consejos para padres, Colegio Cedros Norte, consejos

Escrito por Colegio Cedros Norte